El “Gobierno del cambio” se convierte en lugar de encuentro para una casta de privilegiados

Uno de los argumentos más empleados hace ahora un año por socialistas y populares era que el PNV necesitaba ir a la oposición, que llevaba muchos años en el poder y que un sinfin de cargos públicos estaban supuestamente relacionados directa o indirectamente con Sabin Etxea.

PSE y PP proponían que para airear esas instituciones debía llevarse a cabo la eliminación de muchos cargos de designación, relacionados, según ellos, con el Partido Nacionalista Vasco. Hubo muchos electores crédulos que dieron crédito a aquellos bonitos cantos de sirena del cambio en la forma de hacer política, incluso creyeron a Patxi López cuando juró y perjuró que no pactaría ni se apoyaría en los votos de Basagoiti.

La decepción para esos votantes llegó la misma noche electoral, en la que incrédulos asistieron al incumplimiento de la primera promesa del hijo de Lalo. El de Portugalete no podía creer que hubiera sido vapuleado en las urnas por Ibarretxe y el PNV. Era su última oportunidad, y lo sabía, así es que hizo uso de aquel comodín que suponían los votos del PP. Esa fue el primero de los incumplimientos, a partir de ahí un suma y sigue constante.

El PSE no sólo ha reducido el número de altos cargos sino que los mantiene y en algunos casos los ha aumentado. Los paracaidistas de las Casa del Pueblo están aterrizando en manada, y las designaciones se hacen sin ningún tipo de rubor y sin tener en cuenta el escaso o nulo perfil o preparación para desempeñar los cargos, siendo los afortunados familiares directos de altos cargos del PSE o incluso de consejeros en activo del nuevo gobierno vasco socialista, por ej.: la hija de Rodolfo Ares; la esposa de José Antonio Pastor; la mujer del alcalde de Portugalete y lehendakari en la sombra, Mikel Torres; o el viceconsejero de Transportes que ha colocado a su marido como Director de Euskalmet… el listado es inacabable (fuente: http://www.escoin.net/node/994) y día a día aumenta. Lejos de cumplir su promesa electoral de reducción del número de cargos públicos, los socialistas está colocando a sus allegados en aquellas poltronas que tanto criticaron, pero que se ha demostrado que tanto deseaban.

Para los que sospechan de la Política y de sus actores, pero que creyeron en aquella “necesidad del cambio” en Ajuria Enea, la esperanza estaba en que Basagoiti y el PP afearan la actitud de los socialistas. Incluso hemos llegado a oír al presidente de los populares vascos decir que el PSE estaba incumpliendo los términos de sus acuerdos, y que debían eliminar algunas sociedades públicas así como a sus cargos de designación política.

Esta semana hemos comprendido el porqué de la falta de insistencia de Basagoiti a López para que recondujeran el acuerdo sobre esos términos. ¿Qué va a poder reclamar Basagoiti si resulta que su hermana, como consejera de una empresa audiovisual de Madrid, se va a beneficiar de una inversión de 3,5 millones de euros realizada por el Gobierno de Patxi López, a través de la SPRI?

Conclusión: “Al final todo queda en casa“.

Anuncios

Las rabietas de Tontxu: ¡El BEC está en Barakaldo!

Parece ser que el Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, está enfadado. De manera sorpresiva ha aflorado en él un sentimiento de orgullo y pertenencia a la ciudad que “extrañamente gestiona” desde el año 2003. El detonante ha sido la celebración en el BEC de Barakaldo de la final de la Copa del Rey de baloncesto. Según el primer edil, toda la publicidad y toda la referencia mediática al evento lo situaba en Bilbao. Y eso es algo que no aguanta un “barakaldes de pro” como Tontxu.

El primer edil ha arremetido contra todo y ha culpabilizado a los demás de que la opinión pública siga situando el BEC en Bilbao en lugar de Barakaldo.
Sobre el acontecimiento deportivo, ha llegado a decir que el evento sólo ha supuesto molestias para los barakaldeses (eliminación de plazas de aparcamiento, controles preventivos policiales…), además de que ha tenido que gastar 90.000 € de las arcas municipales en conceptos de refuerzos de guardias de los agentes de la Policía municipal y de otros empleados municipales…

Lo que realmente ha molestado al Sr. Alcalde de Barakaldo es que ha perdido el protagonismo mediático que está acostumbrado a conseguir a golpe de chequera municipal. Aún así lo ha intentado y salió a la palestra pública en plan plañidera, haciendo alarde de un interés por su pueblo que ni ha tenido ni tiene.

En cuanto a los problemas generados a los vecinos, ¿qué son 90.000 € para Tontxu? Eso se lo gasta nuestro alcalde en un di-da en inserciones publicitarias en los medios que dan cobertura a su curiosa forma de gestionar el dinero de los barakaldeses. Lo fácil es culpabilizar a los demás de que Barakaldo no sea conocido. ¡Qué distinto sería si el dineral municipal que gasta mensualmente en potenciar su figura, su persona y las siglas se su partido lo dedicara a dar a conocer nuestra ciudad!

Esperemos que el Alcalde de Barakaldo haya aprendido la lección y desista de sus deseos de que juegue la selección española de fútbol en Barakaldo. ¿O acaso los problemas que podría generar ese encuentro en Barakaldo no importan? Quizás sea que Tontxu sea más de fútbol que de baloncesto.

EAJ-PNV de Barakaldo: la gestión eficaz desde la oposición.

En este blog introdujimos en su momento un post en el que se denunciaba la decisión impuesta por Osakidetza contra los vecinos de Rontegi a los que en diciembre pasado se les cambió de médico y ambulatorio, obligándoles a acudir del ambulatorio de Zaballa al de Urban.

Esa decisión fue adoptada por el Gobierno Vasco mientras se contruía en el barrio de Rontegi el nuevo centro de salud. En aquella ocasión destacamos la implicación del PNV de Barakaldo, y de su portavoz Amaia del Campo, quienes pusieron en marcha una serie de iniciativas (recogida de 686 firmas en 8 horas); presentación de una moción en el Ayuntamiento de Barakaldo; solicitud de una reunión, en compañía de los vecinos, con el consejero de Sanidad; y, por último, la presentación de una iniciativa en el Parlamento Vasco, en la que se solicitaba que Osakidetza diera marcha atrás.

La Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento Vasco se ha reunido hoy y ha tratado este asunto. Todos los grupos políticos, excepto los socialistas, como ya hicieran en el Ayuntamiento de Barakaldo, han apoyado las reivindicaciones de EAJ-PNV.

Por lo tanto, sólo queda ver el talante democrático del Gobierno de Patxi López, y si respetarán la decisión de la mayoría de los miembros de la comisión que han solicitado que Osakidetza de marcha atrás al traslado impuesto de ambulatorio. EAJ-PNV de Barakaldo ha demostrado otra forma de hacer política: la gestión eficaz desde la oposición.

Conjuro contra el contagio en Euskadi de la fiebre Hispaniae

El Carnaval es tradicionalmente época de desfase. Tras las caretas, disfraces y maquillajes se rompen los tabúes y hasta los más serios se desinhiben. Tradicionalmente se ha acusado al Partido Nacionalista Vasco de ser un partido antigüo, recio en sus formas y anquilosado en el pasado. Pero los hechos vienen a desmontar esas imputaciones.

Primero fue el propio Lehendakari Ibarretxe el que durante la campaña de las pasadas elecciones autonómicas apareció caracterizado de Mr. Spock en un acto oganizado por EGI, las juventudes nacionalistas. La caracterización centró numerosos análisis políticos que vinieron en coincidir en la idoneidad de la estrategia jeltzale.

No menos fotos, vídeos y títulares han suscitado el disfraz de Asterix y Obelix, con el que los políticos vizcaínos de EAJ-PNV recibieron el pasado fin de semana el Carnaval (estas imágenes se pueden visionar en la sección de vídeos de la columna de la derecha). Bajo ese disfraz los políticos  de Sabin Etxea realizaron un conjuro contra el que denominaron virus de la “fiebre Hispaniae“.

Sin entrar en el contenido de la información, a parte de para acaparar títulares y volver a ganar la partida de la originalidad en el pulso de la comunicación política, ha servido para demostrar que EAJ-PNV es un partido más moderno de lo que muchos creen o de lo que a muchos les gustaría. Los líderes jeltzales demuestran que empiezan a dominar el humor político.

Los expertos vienen demostrando en los últimos años el poder comunicativo del humor político. Los líderes del Partido Nacionalista Vasco han sabido explotar las capacidades del humor para transmitir y obtener información política por nuevas vías alternativas al discurso informativo tradicional. A través de su caracterización pudimos conocer de un vistazo la opinión de los políticos de Sabin Etxea sobre los asuntos de la actualidad vasca. El humor basado en el relato informativo sirve para mostrar y responder críticamente de un modo peculiar, a través de la invención, a los aspectos conflictivos y polémicos que presenta la realidad social y política.

La importancia del lenguaje en la comunicación política

Anda circulando por la red una serie de vídeos (http://www.youtube.com/watch?v=jHjZDIjHpWk   y   http://www.youtube.com/watch?v=j2ArjNg50ws), que dejan en evidencia la falta de seriedad y de respeto de los líderes socialistas a la hora de afrontar temas de máximo interés para los vascos y las vascas. En esas imágenes el personaje, nada más y nada menos que el presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, defiende durante dos intervenciones en el Parlamento Vasco la “flexibilidad” de los socialistas a la hora de abordar asuntos como las competencias pendientes del Estatuto Vasco o su posicionamiento respecto a la entrada del Estado español en la OTAN.

Sin ningún tipo de rubor, y coreado por las risas de sus compañeros de partido que avalan y ratifican sus declaraciones, deja claro que son capaces de pasar del blanco al negro, siempre que la situación lo requiera. Esto en si mismo no es grave, porque rectificar es de sabios. Sí lo es el hecho de que sus argumentaciones se desprende que son capaces de decir que algo es negro, aunque sepan fehacientemente que es blanco. En definitiva, que no tienen ningún problema en mentir y en desdecirse cuando la situación o el contexto lo requiera.

Este tipo de actitudes y estilos políticos provocan que hoy en día exista una tendencia simplicadora que identifica el lenguaje político con la mentira, la ambigüedad,  la opacidad. Cuando los políticos lanzan sus discursos lo hacen con el objetivo de llegar a todos los ciudadanos, por eso muchas veces incurren en el uso de un lenguaje coloquial o incluso vulgar, que claramente queda en evidencia en las imágenes de los vídeos. 

El Sr. Egiguren y sus compañeros de partido debieran leer “Retórica“, la obra en la que Aristóteles establecía que un discurso con buen estilo debería caracterizarse por la claridad, la propiedad y la invención. En las desafortunadas imágenes, el presidente de los socialistas vascos evidencia que ni es claro ni mucho menos es capaz de inventarse un argumento que justifique el “donde dije digo, digo…”.

Ante la visión de las imágenes la sensación que al espectador le queda es que “los socialistas no son de fiar”.

Osakidetza: un barco a la deriva, a punto de hundirse

Tradicionalmente Osakidetza había sido considerada uno de los buques insignia del Gobierno Vasco. A lo largo de los años, la gestión que se realizó desde el Servicio Vasco de Salud le hizo ganarse el título de referente de calidad, no sólo a nivel del Estado español sino de los países europeos más avanzados.

En la actualidad las luces de alarma paracen haberse encendido, y las voces más críticas no sólo ponen en cuestión el actual sistema sino que lo abocan irremediablemente a un fracaso cercano. La actual dirección de Osakidetza no está haciendo nada por solucionar unos problemas que empiezan a enquistarse, y que son sufridos tanto por los pacientes como por los propios trabajadores, que han acusado al consejero de Sanidad y al Gobierno de López de llevar a cabo una “política cicatera en materia de personal“.

La muestra de la sobresaturación del sistema la tenemos en las cifras ofrecidas recientemente desde ELA: “La actividad en los quirófanos ha aumentado veinte puntos desde el año 1998; las hospitalizaciones lo han hecho en una docena de puntos; y las consultas en más de quince. Y el número de consultas por médico ha pasado de 4.718 a 4.974 en ese mismo período… Hay siete hospitales menos y la cifra de camas ha descendido en 286“.

A nadie se le escapa que con esas cifras la calidad del servicio ofertado por Osakidetza se está viendo resentida irremediablemente, siendo los pacientes los principales paganos. Tal y como asevera Carmen Flores, presidenta de la asociación El Defensor del Paciente, los usuarios han de aguantar interminables listas de espera para ser atendidos en las consultas de algunos especialistas o colapsos en las urgencias de los hospitales. Esta es la tónica habitual con la que tenemos que lidiar los pacientes de un Servicio Vasco de Salud que en otra época era referente enviadiado por enfermos y personal sanitario de otras comunidades autónomas, y que en la actualidad pasa desapercibido.

Todos estos problemas son negados por la actual dirección de Osakidetza, que se entretiene hablando de flores y pájaros. Parece que el Lehendakari López y el consejero Bengoa prefieren estar ajenos a los problemas de las vascas y los vascos, y se entretienen hablando de un “pacto social en la Sanidad“. Los expertos responden pidiendo seriedad y no palabras vacías.

No sabemos si en ésta, como en la mayoría de las políticas del nuevo Gobierno Vasco, tendremos que aplicar aquello que el Lehendakari y su ejecutivo ni está ni se le espera. Lo cierto es que las únicas medidas adoptadas hasta ahora, además de no ser más que para la galería y el titular de prensa, son preocupantes. Por ejempo, Osakidetza ha fichado al ex consejero socialista de Sanidad (1987-1991). Es preocupante que esta persona sea uno de los nueve elegidos para elaborar recomendaciones y establecer un código de valores para “el buen gobierno y la buena gestión” en Osakidetza. Y es preocupante porque durante su mandato se produjo el mayor escándalo de la historia del Gobierno Vasco, cuando durante las oposiciones de 1990 se realizó un cambiazo de exámenes que afectó a 50.000 opositores que tuvieron que repetir las prueblas para poder optar a una plaza de trabajo en el Servicio Vasco de Salud. ¿Quién va a controlar al controlador?

PSOE o el uso de la mentira como estrategia política

Sun Tzu en su conocida obra el “Arte de la Guerra” escribió: “El engaño es la base de la guerra“. Parece que los ideólogos que diseñan los mensajes y discursos de los líderes socialistas aplican esta máxima a su estrategia política, ya que han convertido la mentira en discurso oficial, y la hemeroteca es testigo de este proceder. José Luis Rodríguez Zapatero, “ZP”, y sus ministros son un claro ejemplo de esta forma de actuar. Han llegado a dominar la mentira a la perfección y sin rubor. A continuación se hace un repaso de algunas Declaraciones socialistas para la Historia.

Tanto en teoría política como en filosofía, se han alzado voces que abominan de la mentira, o tratan de vincularla con una cierta atmósfera social o con ideologías específicas. El chileno Gramsci ha sentenciado que “la mentira y la falsificación, sólo producen castillos en el aire que otras mentiras y otras falsificaciones harán decaer“.

Los líderes socialistas deberían tener en cuenta que “si un general hace planes inútiles, todo el mundo se cansa“, y que también “si los hombres murmuran entre sí, quiere decir que ya no confían en su general” (Sun Tzu).

Gramsci, que alguien debería tomar en cuenta en el actual entorno chileno: “La mentira y la falsificación, sólo producen castillos en el aire que otras mentiras y otras falsificaciones harán decaer” (Per la veritá). Es decir, también en teoría política como en filosofía, se han levantado voces que abominan de la mentira, o tratan de vincularla con una cierta atmósfera social o con ideologías específicas, las que por ejemplo, encabritan al fascismo o a las modernas “clases políticas.