PSOE o el uso de la mentira como estrategia política

Sun Tzu en su conocida obra el “Arte de la Guerra” escribió: “El engaño es la base de la guerra“. Parece que los ideólogos que diseñan los mensajes y discursos de los líderes socialistas aplican esta máxima a su estrategia política, ya que han convertido la mentira en discurso oficial, y la hemeroteca es testigo de este proceder. José Luis Rodríguez Zapatero, “ZP”, y sus ministros son un claro ejemplo de esta forma de actuar. Han llegado a dominar la mentira a la perfección y sin rubor. A continuación se hace un repaso de algunas Declaraciones socialistas para la Historia.

Tanto en teoría política como en filosofía, se han alzado voces que abominan de la mentira, o tratan de vincularla con una cierta atmósfera social o con ideologías específicas. El chileno Gramsci ha sentenciado que “la mentira y la falsificación, sólo producen castillos en el aire que otras mentiras y otras falsificaciones harán decaer“.

Los líderes socialistas deberían tener en cuenta que “si un general hace planes inútiles, todo el mundo se cansa“, y que también “si los hombres murmuran entre sí, quiere decir que ya no confían en su general” (Sun Tzu).

Gramsci, que alguien debería tomar en cuenta en el actual entorno chileno: “La mentira y la falsificación, sólo producen castillos en el aire que otras mentiras y otras falsificaciones harán decaer” (Per la veritá). Es decir, también en teoría política como en filosofía, se han levantado voces que abominan de la mentira, o tratan de vincularla con una cierta atmósfera social o con ideologías específicas, las que por ejemplo, encabritan al fascismo o a las modernas “clases políticas.
Anuncios