La Izquierda Abertzale anuncia que junto al PSE de Barakaldo son “la nueva mayoría”

Esa es la clarificadora definición que de la situación realizó el pasado viernes el histórico de la Izquierda Abertzale de Barakaldo, Txiki Castaños. Tras unir sus votos a los de Tontxu Rodríguez y el PSE en el Consejo del Barakaldo Antzokia, Txiki anunció eufórico: “Somos la nueva mayoría”.

De momento esa mayoría ha impuesto sus votos para modificar los estatutos del Teatro y de esa forma sacar adelante las propuestas que les plazcan y echar por tierras las del resto de los grupos. ¿Quién se lo iba a decir a los seguidores de la izquierda abertzale que sus representantes en Barakaldo iban a eliminar de un plumazo el sistema de mayorías que defienden a capa y a espada y que, incluso llegaron a votar en contra de mejorar, en este caso blindar, las condiciones laborales de la plantilla de trabajadores del equipamiento cultural?

Parece que este es el nuevo escenario que se vivirá a partir de ahora en Barakaldo. ¿Será que los radicales están buscando el favor de los socialistas para poder estar presentes en las elecciones municipales de 2011? Este escenario no es tan descabellado, ya que en 2007 ya presentaron candidatura, y eso que la lista la encabezaba el histórico Txiki, que antaño fuera concejal de HB. Entonces ni al PSE ni al PP les interesó ilegalizar la candidatura de ANV, ya que de esa forma se aseguraban que el voto abertzale de Barakaldo se repartía. Si entonces tomaron esa decisión sin ningún tipo de rubor, qué no harán los socialistas en esta ocasión, cuando son conscientes que su partido no atraviesa los mejores momentos debido a la imagen deteriorada por los casos de falta de transparencia en la gestión de Tontxu Rodríguez.  El clima de chanchullo que se respira en Barakaldo les puede pasar factura en beneficio de la candidatura de EAJ-PNV, con Amaia del Campo al frente.

De momento, “el favor con favor se paga” nos va a costar a los barakaldeses 194.000 € (cantidadque la sentencia estipulaba en concepto de indemnización en caso de que no se readmitiera al gerente del Barakaldo Antzokia, el antiguo secretario general de los socialistas barakaldeses, Gonzalo Centeno). PSE y la Izquierda Abertzale han decidido que el Ayuntamiento de Barakaldo abone esa cantidad. Y eso, cuando el fallo judicial no deja ningún lugar a dudas de que el despido, propiciado con los votos de socialistas y abertzales radicales, fue improcedente . Han preferido seguir adelante con la cruzada contra el gerente sin tener en cuenta la cantidad de necesidades de muchas familias barakaldesas azotadas por la crisis que podrían verse cubiertas con esos casi 200.000 €. ¿En Barakaldo crisis, qué crisis?