Tontxu Rodríguez compra voluntades y votos con chocolate y bizcochos

Con todo lo que está cayendo en Barakaldo a nadie se le escapa el nerviosismo que se vive y respira entre los miembros del equipo de Gobierno socialista. A raíz de las numerosas y preocupantes noticias publicadas sobre la cuestionada gestión desempeñada por el regidor socialista, la imagen de Tontxu Rodríguez está tocada y se asocia a la duda y la sospecha.

¿Cómo han reaccionado el Alcalde y su partido? Por una parte han ninguneado a los partidos de la oposición y al resto de la opinión pública, puesto que se han negado a dar ninguna explicación ni aclaración. Han guardado un mutismo sepulcral, sólo roto para arremeter con insultos y amenazas al PNV barakaldes al que le acusan de todas las desgracias de Tontxu (olvidan que el informe sobre los que los nacionalistas piden aclaraciones ha sido emitido por el TVCP, órgano controlado en estos momentos por el PSE y el PP). Por otra, han intentado poner en marcha una salvaje y costosa campaña de marketing político para intentar recuperar esa buena imagen que hasta ahora había sido uno de los puntos fuertes del alcalde Rodríguez.

Habrá que esperar poco más de un año para saber si Tontxu y los socialistas consiguen recuperar la confianza de los barakaldeses. Mientras tanto, el equipo de gobierno se ha echado a las calles a gastar ingentes cantidades de dinero para intentar comprar la voluntad y los votos de los barakaldeses. Se comenta que Tontxu está tan desesperado y nerviososo que incluso se ha lanzado a visitar de manera indiscriminada y convulsiva los equipamientos de la ciudad en donde se reúnen los mayores de Barakaldo, a los que agasaja con el que se ha convertido en el comodín de los socialistas barakaldeses: el chocolate con bizcochos.

A esa dádiva gastronómica se le añade la puesta en marcha de costosas campañas publicitarias, como la que estos días han puesto en marcha con el nombre “Tú haces Barakaldo-Zuk Barakaldo egiten duzu”, que va a suponer un astronómico gasto para las arcas barakaldesas. Además, esta semana se ha conocido a través del blog barakaldodigital que los responsables socialistas han pagado 150.000 € al periódico El Correo en diferentes campañas (así se entiende la labor protectora del rotativo con el PSE de Barakaldo y con el controvertido y cuestionado Alcalde).

Con la disculpa de dar protagonismo a los barakaldeses y a la ciudad, quien recoge los frutos de esas campañas es Tontxu, a quien nada parece importar las dificultades que atraviesas los más de 7.300 vecinos parados. Los barakaldeses de bien lo que queremos es tener la certeza de que no se malgaste el dinero público, y que el que se paga se hace con las suficientes garantías legales. Algo que de momento no sabemos si se produce porque a las dudas de los partidos de la oposición se unen las del propio Tribunal Vasco de Cuentas, que ha puesto en entredicho la gestión de Tontxu.

Anuncios

“… el Ayuntamiento de Barakaldo es un nido de socialistas corruptos…”

Foto: DEIA

Son las palabras del propio Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez. El responsable socialista realizó estas declaraciones a lo largo de una nueva semana convulsa en la actualidad política del Ayuntamiento fabril, y señaló que los nacionalistas de Barakaldo pretendían extender entre los barakaldeses esa idea. Según Tontxu Rodríguez, todo lo que viene sucediendo en Barakaldo en los últimos meses forma parte de una “campaña de acoso y derribo” ideada y puesta en marcha por el PNV de la localidad. Según Tontxu, quieren hacer creer a los barakaldeses que están gobernados por unos “chorizos”.

Lo cierto es que el responsable municipal sigue sin dar ni una sola explicación a las muchísimas y graves dudas que han surgido sobre la gestión que el PSE está llevando a cabo en la localidad. El caso CIS, conocido ya en Barakaldo como el “CISco”, la supuesta adjudicación de viviendas de protección destinadas a realojos de algunos vecinos y que curiosamente fueron adjudicadas a familiares y personas cercanas al PSE, las extrañas noticias en torno al padre de un concejal del PSE que se habría beneficiado de algunos servicios sociales, las contrataciones verbales de un gran número de eventos protocolarios abonados a la actual Directora de Turismo de Gobierno Vasco, Isabel Muela… Dudas y más dudas, mientras cada vez se van conociendo nuevos y más preocupantes casos sospechosos en torno a la gestión del Ayuntamiento de Barakaldo.

En la familia socialista se están revolviendo ante lo que ocurre en Barakaldo, así destacados líderes de opinión como el diputado Josu Montalbán realizaban la pasada semana un llamamiento al primer edil barakaldes para que aclarara y explicara todas las dudas en la gestión. Para que la cosa no va Tontxu, que sigue callado y sin arrojar luz a lo que está sucediendo, y tan sólo ha hablado para arremeter contra todos aquellos que están pidiendo aclaraciones. Un listado cada vez más amplio: PNV, PP, IU y la izquierda abertzale, así como el líder de Alternatiba, Oskar Matute, ahora vecino de acogimiento de Barakaldo, y en donde ha denunciado que impera el amiguismo en torno al PSE.

Los vecinos de Barakaldo estábamos esperando un tirón de orejas de la ejecutiva vizcaína del PSE a Tontxu y su equipo. Pero lejos de producirse, esta semana el Alcalde de Barakaldo ha recibido su apoyo. Tienen que saber en el PSE de Bizkaia que con su aval a la gestión la gestión de Tontxu, están echando por tierra y ninguneando al Tribunal Vasco de Cuentas. Esto es sumamente grave, puesto que ese respaldo sería entendible si las criticas recibidas por los socialistas barakaldeses hubieran procedido sólo de la oposición, pero no olvidemos que lo grave en este asunto es que ha sido el TVCP quien ha cuestionado a Tontxu y los suyos. Simplemente preocupante y da que pensar.

Va a resultar que la Justicia sí es ciega en Barakaldo

Dicen que la Justicia debe ser ciega para tratar a todos por igual. El principio en sí mismo es loable, y la imagen que representa esa supuesta equidad se completa, además de con una venda en los ojos, con una balanza nivelada que no se debe decantar hacia ninguno de sus lados.

Así se supone que debería ser la Justicia, pero muchos barakaldeses comenzamos a pensar que la Justicia se venda los ojos porque no quiere ver lo que tiene delante y así no darse por enterada. Lo que está aconteciendo en Barakaldo clama al cielo. Noticias un día sí y otro también que hablan de supuestas irregularidades en la gestión municipal. Informaciones periodísticas que desmienten y prueban una y otra vez que el alcalde Tontxu Rodríguez y su equipo no dicen la verdad a la ciudadanía.

Los partidos de la oposición, independientemente de sus siglas e ideología, están haciendo frente común para conseguir aclarar la forma en que el PSE gasta el dinero de todos los barakaldeses. El último anuncio en este sentido, lo realizó ayer el PNV, quien a través de su portavoz, Amaia del Campo, anunció que iba a pedir al Fiscal del Tribunal de Cuentas del Estado, dependiente del Fiscal General del Estado, que analizara el informe elaborado por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas y que inicie las actuacioens legales oportunas. Dicho informe ha sido una tremenda bofetada para el PSE de Barakaldo y para Tontxu Rodríguez, quien ha llegado ha firmar facturas, que han sido puestas en entredicho por el TVCP, por un valor superior a los 900 millones de pesetas.

Muchos de nuestros vecinos se preguntan a qué espera la Justicia para actuar de oficio. No sólo por el informe del TVCP, sino también por otras gravísimas informaciones que han venido apareciendo en los últimos meses, sin ir más lejos la publicada ayer, según la cual el PSE de Barakaldo supuestamente habría filtrado el pliego de condiciones que habrían de regir el concurso para la gestión de los Centros de Día de Barakaldo, nueve meses antes de que éste se hiciera público.

Esperemos que la Justicia se quite de una vez por todas la venda y mire atentamente a lo que está aconteciendo en Barakaldo. Los barakaldeses y la democracia se lo agradeceremos y seguiremos creyendo en ella. Sólo de esa forma estaremos seguros que la balanza sigue nivelada.

El calvario de Tontxu Rodríguez

Recién finalizada la Semana Santa llega el momento de regresar a la realidad. Hace una semana el Alcalde de Barakaldo y los miembros del PSE seguramente estaban suspirando para que llegaran los ansiados días de fiesta. Por esas fechas, la actualidad informativa de Barakaldo se centraba en el demoledor informe emitido por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, que ponía en entredicho la gestión de los Centros de Día de la localidad fabril y sobre todo la forma en que el alcalde socialista venía validando ciertos pagos de esos equipamientos.

A Tontxu y a los suyos el parón de las vacaciones de Pascua les “vinieron que ni pintado”. Alguien mal pensado podría llegar a pensar que la publicación del informe en esas fechas no habría sido casual, puesto que con los días de fiesta de por medio y la gente pensando en desconectar y recargar las pilas antes de las todavía lejanas vacaciones estivales, los daños que una noticia tan grave podían ser más o menos calculados y resueltos.

Todo transcurría como hasta ahora: reacción de los partidos de la oposición repitiendo aquello de “ya lo avisamos”; o con el anuncio de iniciativas municipales intentando conseguir explicaciones y aclaraciones del primer edil (que, por cierto y como es costumbre, sólo intento ofrecer de una manera raquítica e inconexa a través de algunos medios de comunicación afines); la publicación de diferentes informaciones por parte del periódico Deia…

La única novedad para los que seguimos la evolución de la actualidad informativa que acontece en Barakaldo, y ésta si que ha sido desconcertante y a todas claras inesperada para Tontxu y el PSE, ha sido la entrada en el juego del periódico El Correo. Hasta ahora este rotativo se ha dedicado a ignorar, y de esta forma dar cobertura a las versiones ofrecidas desde el equipo de Gobierno socialista, pero parece que la gravedad de los acontecimientos, avalados no ya por la oposición en el Ayuntamiento, sino por el propio TVCP, controlado en la actualidad por el PSE y el PP, han llevado a que este periódico haya publicado varias informaciones relacionadas con el contenido del informe del órgano fiscalizador. Esperemos que ése haya sido el motivo de su entrada en el juego y no las disputas con su competidor, el diario Deia, que hasta ahora había sido el único en denunciar públicamente la actuación de los mandatarios barakaldeses.

Tras las vacaciones se dice que la gente regresa con las fuerzas renovadas. Esperemos que por la salud democrática de Barakaldo los responsables de medios de comunicación como Deia o El Correo no olviden la gravedad de lo que está aconteciendo en nuestra ciudad y que no nos abandonen. Es el consuelo que nos queda a los barakaldeses, ya que asistimos con desesperanza a ver como la Justicia parece hacer oídos sordos a los trapicheos que supuestamente están ocurriendo en nuestro Ayuntamiento y que ya no sólo son vox populi a nivel de pueblo sino que el propio TVCP los ha denunciado.