Cuando los bolsillos de cristal están empañados…

El líder de los socialistas vascos y actual Lehendakari, Patxi López, realizó hace un año un bonito brindis al sol. Demandó de sus compañeros que iban a ocupar altas responsabilidades en el ejecutivo autónomo que llevarán a cabo una gestión austera y honrada de los recursos públicos. Lo que vino en llamar los “bolsillos de cristal”.

Las intenciones podían haber sido buenas, aunque los hechos parecen demostrar que sólo se trataban de declaraciones de cara a la galería. Según ha denunciado el grupo parlamentario de EAJ-PNV, en los últimos ocho meses el ejecutivo socialista ha gastado en publicidad 5.644.921,69 €. Si bien la cifra de por sí ya es escandalosa en los tiempos de crisis que corren, lo más preocupante es la fórmula que han empleado los de Patxi López, ya que los contratos publicitarios se han fraccionado para evitar que tuvieran que salir a concurso público y de esta forma poder adjudicarlos a las empresas del gusto del PSE.

Este proceder parece ser la fórmula habitual empleada por los cargos socialistas, como demostró recientemente Deia en una investigación en la que denunciaba como el Alcalde de Barakaldo, el socialista Tontxu Rodríguez, había adjudicado numerosos contratos relacionados con aspectos protocolarios a la actual Directora de Turismo de Gobierno Vasco, Isabel Muela, aún en contra de los informes emitidos por el interventor municipal.

Hay muchas formas de publicitar la acción de gobierno de nuestros mandatarios. La más habitual empleada por los socialistas vascos es la compra de espacios publicitarios a los medios de comunicación amigos, o la realización de costosas campañas de publicidad encargadas a las agencias pertenecientes a los mismos grupos empresariales. En definitiva, todo queda en casa, ya que los beneficiados suelen ser las mismas empresas periodísticas que devuelven el favor de quien les paga realizando una cobertura informativa alejada, en la mayoría de los casos, de toda ética periodística, puesto que se prestan a seguir los dictados del que paga.

Barakaldo es un ejemplo de ello. Barakaldotarrok publicó recientemente que el PSE de Barakaldo había pagado 150.000 € a El Correo por la realización de diferentes campañas. Muchos barakaldeses comprendemos ahora porque el periódico de Vocento ha llegado a convertirse en el medio de comunicación oficial de la Alcaldía barakaldesa. La labor de El Correo, más la puesta en marcha de costosas campañas publicitarias desde el Ayuntamiento, lo único que buscan es recuperar la deteriorada y cuestionada imagen de Rodríguez. Un ejemplo, la puesta en marcha de la campaña por los 100.000 habitantes y que, de momento, nos ha costado a los barakaldeses 70.000 €.

El proceder de los socialistas vascos, bien en Barakaldo o en Ajuria Enea, es preocupante. Ni su gestión resulta austera y mucho menos transparente. Sigue un mismo patrón, que lo único que demuestra es que los bolsillos puede que sean de cristal. El problema es que están empañados.

Anuncios

2 comentarios

  1. los socialistas son una máquina de derrochar dinero público, los socialistas españoles son los campeones con mucha ventaja

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: