Tontxu Rodríguez, un ejemplo de la política del enfrentamiento

Parece que el Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, tendrá que volver a vérselas con la Justicia. ¿Y cuántas veces van ya en esta legislatura? En esta ocasión ha sido desde la Diputación de Bizkaia desde donde han solicitado la intervención del Ministerio Fiscal para denunciar a los actuales gestores del Consorcio de Transportes de Bizkaia –entre ellos el propio Tontxu Rodríguez, Alcalde de Barakaldo y presidente del CTB; Loly de Juan, alcaldesa de Basauri y el Viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco– por un presunto delito de prevaricación en la elección de Iñaki Prego como director gerente del Consorcio de Transportes.

En un episodio más de la guerra sin cuartel que han abierto los socialistas desde su llegada a Ajuria Enea, los “compañeros” de Tontxu decidieron reventar el clima de colaboración y cortesía que hasta entonces había reinado en numerosas instituciones y empresas en las que Lakua y la Diputación repartían su representatividad y poder.

Uno de los capítulos más graves es el que se ha escrito en torno al Consorcio de Transportes, en donde los nacionalistas han sido desplazados por los nuevos “inquilinos” del Gobierno vasco, para colocar a numerosos cargos socialistas. Y para caldear el ambiente el PSE decidió poner al frente de la presidencia del CTB a Tontxu, alguien con mucha experiencia en las lides de romper los puentes de entendimiento y diálogo con el resto de fuerzas políticas, fundamentalmente con el PNV, como ha demostrado en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Los representantes nacionalistas en el CTB advirtieron por activa y por pasiva que el nombramiento de Prego podía incurrir en un delito de prevaricación, ya que con su designación se incumplía el artículo 18 de los estatutos del Consorcio, que exige dedicación exclusiva en el cargo, algo que no se cumple en el caso del nuevo Gerente socialista del CTB que es también consejero delegado de MetroBilbao. Por ello, el ente foral decidió llevar ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo al Consorcio de Transportes vizcaíno para reclamar la suspensión del nombramiento.

Las advertencias de esa posible irregularidad no les han servido a los responsables socialistas para dar marcha atrás en sus decisiones.  Lejos de ello, han continuado actuando con una prepotencia inusual que ya empieza a caracterizarles desde que “gobiernan”. Es el caso de Tontxu Rodríguez que ayer arremetió con gran virulencia contra José Luis Bilbao, en una campaña que ha dejado al descubierto que el PSE va a utilizar todas las artimañas y recursos a su disposición para intentar arrebatar la Diputación a EAJ-PNV, aunque sea de la mano del PP, como ya hicieron con el Gobierno vasco.

Parece que los socialistas dan por finiquitado a Tontxu como candidato a la Alcaldía de Barakaldo, ya que si no nadie entendería el papel de mamporrero que le han asignado desde su partido. Cuando ayer no había terminado de arremeter contra la Diputación por el tema del CTB anunciaba que el próximo jueves los socialistas iban a abrir otro nuevo frente de ataque contra el Partido Nacionalista Vasco, y para ello iban a elegir como campo de enfrentamiento el CEDEMI, y como batalla la designación de la persona que será elegida como Gerente para sustituir a Amaia del Campo una vez que ésta decidió centrarse en su labor como portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento fabril.

Queda la duda de saber si Tontxu sigue un guión en su guerra contra el PNV o si lo hace de motu propio. En cualquier caso, en esa posible decisión de prescindir del Sr. Rodríguez también pueden pesar los pésimos resultados de las encuestas realizadas por el PSE a inicios del verano, y que dejaban a las claras que la figura de Tontxu era muy cuestionada no ya como gestor sino como personaje político. Los barakaldeses le hemos calado, y tras su aspecto bonachón se esconde un personaje bronco cuya gestión es muy, muy cuestionada.

Anuncios