Tontxu se burla del juego democrático

El alcalde de Barakaldo, el socialista Rodríguez, ha institucionalizado a lo largo de esta legislatura que está a punto de finalizar una peligrosa costumbre: la de convertir las mociones presentadas por los partidos de la oposición en ruegos. El alcance de esa estrategia no es casual si tenemos en cuenta que los resultados electorales no le garantizaron a Tontxu la mayoría necesaria para sacar adelante las propuestas que son llevadas al Pleno municipal.

Con esa imposición del regidor barakaldes, el equipo de gobierno se garantiza que las iniciativas y las propuestas del resto de partidos con representación municipal no puedan ser votadas, ya que el ruego no lo permite. EAJ-PNV y el PP son los principales perjudicados de ese proceder poco democrático de Tontxu. Pleno tras pleno, Rodríguez convierte esas sesiones en una caricatura de lo que tendrían que ser y no son, ya que está imposibilitando el debate y que las propuestas en beneficio de los barakaldeses puedan ser aprobadas.

La especial interpretación de las reglas del juego democrático llevada a cabo por el mandatario barakaldes viene a demostrar que precisamente lo que temen los socialistas es que el debate se pueda dar en el Ayuntamiento de Barakaldo. Además en caso de que esas mociones fueran tratadas, dejarían bien a las claras que muchas de las iniciativas de la oposición son muchos más progresistas que las políticas estancadas y repetitivas llevadas a cabo por el PSE en Barakaldo.

En definitiva, la forma de actuar de Tontxu se puede denominar de muchas formas, menos democrática. Y prueba de ello es que incluso cuando una moción es sacada adelante, el Sr. Rodríguez se permite el lujo de incumplir el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento. Ejemplo de ello, fue la moción presentada en julio de 2008 por el PNV para que el Ayuntamiento asumiera la colocación de detectores de humo en los hogares de los usuarios del Servicio de Atención Domiciliaria de nuestra ciudad. El costo de esa iniciativa rondaba los 50.000 €, según el propio equipo de Gobierno. Aunque esa propuesta fue aprobada en el pleno, Tontxu se ha negado a instalarlos asegurando que existen otras necesidades en que gastar el dinero de los barakaldeses. ¿Se referirá, por ejemplo, a los 46.052,05 € que el alcalde socialista se gastó en publicidad y propaganda el pasado mes de julio?

Los barakaldeses merecemos otros mandatarios que, además de demócratas, se preocupen del bienestar de sus vecinos más que de recuperar su deteriorada imagen.

Una respuesta

  1. […] Democracia en Barakaldo; el alcalde que se vanagloria de incumplir las decisiones adoptadas en el Pleno de Barakaldo; en definitva, una gestión más que cuestionable… Un largo sinfín de detalles y actuaciones que […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: