Frente PSE+PP = El que reparte se lleva la mejor parte

Aduciendo supuestas proporcionalidades obtenidas tras los resultos de los pasados comicios de mayo, socialistas y populares han acordado en Barakaldo el reparto de los órganos de poder municipales.

Los grandes perjudicados han sido PNV Barakaldo y Bildu a los que el pacto encubierto PPSOE les han ninguneado y restado representatividad tanto en las comisiones informativas como en los organismos autónomos locales o en los organismos colegiados de las entidades supra o extra municipales.

Algunos políticos deben creerse que los barakaldeses somos tontos, ya que mediante acuerdos, que en este caso ni siquiera se atreven a reconocer, de momento, se arrogan una representatividad que no han avalado nuestras vecinas y vecinos con sus votos en las urnas.

Es la segunda ocasión que el PP de Barakaldo salva la difícil situación en la que Tontxu Rodríguez y sus compañeros socialistas quedaron tras el batacazo electoral de mayo (pérdida de casi 6.000 votos y 3 concejales). La primera recordamos que fue cuando el PP no apostó por el cambio al frente de la Alcaldía.

Tanto entonces como ahora, el PP hizo lo contrario de lo que dijo que no iba a hacer. Ahora nos encontramos ante un pacto claramente encubierto por puros intereses electoralistas. Socialistas y populares han tomado nota de que los ciudadanos de este país siguen sin entender y respaldar ese acuerdo que mantiene a Patxi López en Ajuria Enea y por ello el pacto entre las dos formaciones se va a mantener, aunque sea en la sombra y guardando las formas. Además, no podemos olvidar que PP y PSOE se juegan las elecciones generales que les llevaran a gobernar en el Estado español, por lo que de momento hay que guardar las apariencias hasta que pasen los mencionados comicios.

Barakaldotarrok hasta ahora no se ha equivocado en sus vaticinios (dijimos que Tontxu seguiría siendo Alcalde gracias al PP y que ambas formaciones iban a pactar. En esta ocasión y viendo las comisiones que van a funcionar en el Ayuntamiento nos atravemos a augurar que el PP, cuando decida quitarse la careta, es decir cuando su acuerdo no suponga una amenaza para sus cálculos electorales, se hará cargo de las delegaciones de Tercera Edad, Seguridad ciudadana y propablemente Participación Ciudadana e Inguralde.

Algunos se están retratando tan descaradamente que sería mejor que se quitaran la careta tras la que tratan de ocultarse. Más que nada por dignidad y por respeto a los barakaldeses.

Anuncios