El PNV de Barakaldo lanza un aviso al PSE

El pasado 21 de octubre será recordado por el PSE durante muchos años. Por una parte, ratificó el descalabro electoral de Patxi López, cuyo pacto con el PP en 2009 para desalojar al PNV de Ajuria Enea, unido a su nefasta y pésima gestión al frente del ejecutivo vasco, le ha costado 106.173 votos y 9 parlamentarios (de 25 a 16). Y es que como ya advirtieran Barakaldotarrok en diciembre de 2009: “Lo que las urnas no te dan, las urnas te lo quitan”.

La debacle socialista se vivenció incluso en nuestro pueblo, en Barakaldo, uno de los tradicionales feudos de los socialistas vascos. En esta ocasión el PNV se impuso sobre el PSE. Aunque la diferencia de votos fue pequeña (128), el sentido simbólico del triunfo es grande, ya que el partido de la que es portavoz Amaia del Campo desbancó al de Tontxu Rodríguez.

Muchos han visto en este triunfo un aviso para las próximas elecciones municipales. Si bien es cierto que las y los votantes suelen variar el sentido de su voto dependiendo del tipo de contienda electoral que se trate, lo cierto es que el PNV de Barakaldo acumula ascenso continuado de votos en las tres últimas elecciones (municipales 2001, congreso 2011 y autonómicas 2012).

¿Logrará el PNV mantener esta tendencia? ¿El fracaso electoral del PSE, reflejo del que sufren los socialistas del Estado, se mantendrá en el tiempo hasta las próximas municipales? ¿Algunos deberían aplicarse aquello de “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”?

Anuncios