El exalcalde Alfonso «el breve» ha vuelto

Los que le conocen saben que sigue sin asimilar su derrota en las elecciones municipales de 2015, y que además fuera derrotado por una mujer, supuso para el un golpe en su ego de macho español.

El personaje en cuestión había desaparecido de escena, y aunque su partido lo colocó y reoclocó en diferentes puestos de confianza con sueldo público, lo cierto es que lo más habitual era encontrárelo en horas de trabajo acudiendo al gimnasio o de tiendas. Nada nuevo en el exalcade.

Lo cierto es que como muchos dicen no ganó las elecciones la actual alcaldesa Amaia del Campo ni su partido, sino que las perdieron los socialistas y sobre todo el entonces alcalde Alfonso García, alias «el breve», como se le conoce en Barakaldo. Su prepotencia y los numerosos casos de chanchulleo que rodearon los últimos años de gestión de los socialistas les llevaron al banquillo por unos pocos votos.

Recientemente ha vuelto a aparecer en la vida pública de Barakaldo, con un cargo interno sacado de la chistera con el fin de poner paz y orden entre las agrupaciones socialistas que anda a tortas y eso que aun no han comenzado el momento de confeccionar las listas para las próximas elecciones. En definitiva, la ejecutiva socialista ha puesto al frente de Barakaldo a un bombero pirómano, que acostumbra a apagar los fuegos con gasolina.

A menos de un año para las elecciones se esperan tardes de gloria a cuenta del exalcalde que tratará de vengar su derrota y hacérsela pagar a esa mujer que le quitó el puesto de Alcalde de manera democrática en las urnas. Ese es el error, que ni entonces ni ahora los socialistas supieron leer que quienes le dieron la espalda fueron los/as barakaldesas.

Seguiremos informando.