El PSE de Barakaldo al ritmo que le marca la oposición


La forma de proceder en la última semana de Tontxu Rodríguez y los concejales socialistas deja en evidencia que en Barakaldo sufrimos la “gestión” de un equipo noqueado, nervioso, falta de ideas, al que la oposición le marca el ritmo y le propone las iniciativas que luego el PSE trata de arrogarse.

Comenzó la semana con las quejas de los usuarios del Aparcamiento de La Paz. Estos vecinos reclamaban que el Ayuntamiento, propietario de dicho parking, estaba dejando que pasara el tiempo sin que la constructora acometiera los numerosos desperfectos localizados en esta infraestructura, y lo que es peor que se estaba agotando el tiempo de garantía y que, una vez transcurrido las reparaciones tendrían que ser abanonadas por el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo por los barakaldeses.

Todos los partidos, excepto los socialistas, apoyaron las reivindicaciones de los usuarios. PNV Barakaldo solicitó la convocatoria de una comisión en la que estuvieran presentes los vecinos para conocer de una vez por todas qué es lo que pasa con este asunto. El PP anunció una iniciativa en el Pleno.

Pero en esto que apareció el que se ha convertido en el bombero-pirómano del Ayuntamiento, el portavoz socialista, Alfonso García, quien para más coña resulta ser el responsable de lo que ocurre en este aparcamiento. Lejos de mirar por los intereses de los vecinos, arremetió no sólo contra ellos sino contra PNV y PP, diciendo que las obras ya estaban hechas y otro sinfín de disculpas que le posicionaban al lado de la constructora en lugar de con los afectados.

Los vecinos respondieron al portavoz del PSE lamentando su actitud y anunciando que los iban a tener en frente. Dicho y hecho, al día siguiente la constructora volvió a reparar todo aquello que García decía estar ya resuelto.

Este es un ejemplo de la falta de rigor así como de la pésima gestión que están llevando a cabo los socialistas de Barakaldo, a los que la oposición les marca el ritmo con las iniciativas a favor de nuestro pueblo, aunque luego sean ellos los que salgan en la foto.

Otro ejemplo de ello lo tenemos con EB que, ante la ola de frío que venimos sufriendo, propuso ayer que nuestro Ayuntamiento habilitara los polideportivos de la ciudad para dar cobijo a las personas sin hogar. Un día después aparecen los socialistas como salvadores y hacen suya esta iniciativa, aunque reconocen que es de EB. ¿Si no llega a proponerlo Amaya Martínez lo habría hecho el PSE? Es la duda, aunque queda en evidencia que ante la falta de ideas lo mejor es copiar las de los demás.

Es triste, pero estos son los que nos “gobiernan”, y además cobran por ello.

Por cierto, son muchos los emails que Barakaldotarrok recibe con insultos defendiendo a Tontxu Rodríguez y su partido. Estos no se publican por respeto a nuestros lectores. Entre ellos hay muchos que niegan que el Alcalde vaya a abandonar Barakaldo. En breve escribiremos sobre ello, pero parecen estar en lo cierto. Tontxu Rodríguez esperaba en el andén pero el tren que iba a coger venía muy lleno con socialistas a los que recolocar tras las últimas debacles electorales, con lo que parece que ha perdido la oportunidad de salir dignamente del pueblo que le vio nacer.

Mila Esker.

Anuncios

Socialistas a la caza del sillón

Tontxu franqueado por los supuestos candidatos a sustituirle

La noticia se producirá más pronto que tarde  y a nadie le pillará fuera de juego. Los círculos cercanos al PSE de Bizkaia lo confirman y nadie lo desdice. Todo lo contrario, es el propio Tontxu el que a bombo y platillo lanza el mensaje a discrección.

Barakaldotarrok ya lo lleva adviertiendo y otros medios de comunicación se han hecho eco de la información.

Todas las fuentes coinciden en lo mismo, Tontxu lleva tiempo rogando y llorando por las esquinas que lo saquen de Barakaldo, y parece que la insistencia ha dado su fruto.

¿Pero a qué esperan?: Guerra interna a la vista

Tontxu parece ser que aceptó ser de nuevo el candidato socialista a la Alcaldía de Barakaldo. Pero la condición era clara: mantenerse como candidato, y aprovechar su “tirón”, a cambio de salir de Barakaldo en cuanto pasaran las elecciones. La ejecutiva bizkaina aceptó el ordago sin prever el tortazo electoral del PSE de Barakaldo (la candidatura de Tontxu perdió más de 6.000 votos y, en consecuencia, 3 concejales).

Ahora ha llegado el momento de mover a Tontxu y de “recompensarle” por su “excelente trabajo”.

Las hipótesis sobre el momento de la salida de Tontxu son variadas. Las hay desde las que la fijan en la Navidad, y Barakaldotarrok es de esta opinión, y los hay que piensan que el ritmo para su salida lo marcará la negociación para la configuración de un gobierno estable en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Las preferencias socialistas parecen claras a a la hora de elegir compañero de viaje: el PP (estratégicamente no les conviene pactar con PNV Barakaldo, ya que los resultados al alza del partido de Amaia del Campo les convierte en clara alternativa a gobernar). Los populares han consentido la permanencia del PSE y de Tontxu al frente de la Alcaldía y, dadas las malas relaciones entre socialistas y populares en Barakaldo, la salida de Rodríguez de Barakaldo podría ser interpretado como un gesto por el electorado del PP que siguen sin entender que los socialistas “gobiernen” el Ayuntamiento barakaldes. La salida de Tontxu allanaría el camino de los populares a admitir públicamente, y sin rubor, un pacto con el PSE, pero la duda está en quien será el sustituto político de Tontxu al frente del Consistorio barakaldes.

Dos son los nombres que suenan, y precisamente esta doble alternativa es la que está ralentizando el acuerdo. Por una parte, se oye el nombre del actual portavoz socialista, Alfonso García. Quienes le conocen dicen que lleva años peleando por el puesto de Tontxu y consideran que no admitirá que “después de todo lo que ha hecho por el partido”, éste le siga relegando al puesto de portavoz y mamporrero de la oposición.

El otro candidato que suena es Carlos Fernández, el actual concejal de Cultura. Este antiguo empleado de Ikea es considerado por las filas siocialistas como alguien “demasiado gris” como para sustituir a un “personaje de peso” como Tontxu.

Algunas voces definen la situación como “socialistas a la caza del sillón”. Pero lo que no cabe lugar a dudas es que las quienielas están abiertas, y según dicen las personas que conocen los entresijos de la familia socialista barakaldesa, no se resolverá hasta que lo decida el verdadero Alcalde de Barakaldo, el poder en la sombra, Jesús María González Suances.

Barakaldotarrok seguirà informando.

Los socialistas de Barakaldo otra vez nos han mentido y ya van…

Alfonso García junto a Tontxu presentando el libro "Vagos pero emprendedores"

No es la primera vez que alertamos del peligroso uso de la mentira que hacen los socialistas barakaldeses. Una y otra vez incurren en un error que ya se ha convertido en una costumbre: la de mentir a los barakaldeses.

En esta ocasión ha vuelto a ser el poli malo de la película, el que hace el trabajo sucio o da la cara para no desgastar la imagen de Tontxu Rodríguze el que nos ha querido engañar. El portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Barakaldo se despachó a gusto el pasado viernes contra el PNV de la localidad y su portavoz, Amaia del Campo. El concejal socialista, responsable del Área de Infraestructuras aprovechó el contenido de un auto judicial sobre las escaleras de La Inmaculada que tergiversó a su conveniencia para atacar e insultar a la candidata a la alcaldía de Barakaldo por el Partido Nacionalista Vasco.

El compañero de Tontxu Rodríguez ha vuelto a mentir y ya van… Los barakaldeses comenzamos a estar hartos de esta clase de políticos que se creen que desde su cargo pueden engañar e insultar la inteligencia de los ciudadanos. El Partido Nacionalista Vasco ha vuelto a dejar en evidencia las falsedades y el estilo bronco del personaje, pero son los vecinos los que tenemos que ser conscientes de la clase de políticos que nos “gobiernan” desde el Ayuntamiento.

Desde aquí hacemos nuestras las palabras de la portavoz nacionalista, Amaia del Campo, quien con la sensatez que le faltan a Tontxu Rodríguez y su equipo, les ha pedido esta mañana mesura y respeto: “No es esa la imagen que los políticos debemos dar desde el Ayuntamiento. Al portavoz socialista tan sólo un consejo, que escuche a su compañera, a la concejala de Recursos Humanos, quien recientemente y respondiendo a un comunicado de un sindicato, decía: La descalificación personal siempre es un indicio de incapacidad y frustración de aquel que lo emplea para la defensa de sus argumentos. La virulencia verbal es por ello una muestra de incapacidad y sólo un vano intento intimidatorio. La frustración deriva del error de considerar que sólo con gestos agresivos se pueden conseguir nuestros objetivos“.