PNV, PP, Bildu y Ezker Anitza piden al alcalde de Barakaldo que cese en “el ejercicio autoritario, prepotente y arbitrario” de su cargo

 (video de Tele 7)

EUROPA PRESS. 31.10.2014

Todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia), el PNV, PP, Bildu y Ezker Anitza-IU, han presentado este viernes una moción conjunta en la que instan al alcalde, el socialista Alfonso García, a cesar “en el ejercicio autoritario, prepotente y arbitrario que está realizando para ordenar los debates”.

Esta moción se ha presentado después de que este pasado jueves los grupos de la oposición abandonaran el pleno para denunciar que el alcalde, Alfonso García, “coarta su labor”, al no dejarles intervenir cuando se informa de las daciones de cuenta y de los decretos aprobados por el Gobierno municipal.

En la moción se recuerda que desde la entrada en vigor del Reglamento Orgánico Municipal en septiembre de 2000, “ha sido práctica habitual que los grupos de la oposición, en ejercicio de nuestras responsabilidades, intervengamos en la dación de cuentas de asuntos de contenido presupuestario”.

Sin embargo, los grupos de la oposición explican que esta situación ha cambiado a partir del pleno celebrado el pasado 26 de junio, “en el que el actual alcalde impidió el uso de la palabra a los corporativos que la solicitaron”.

En los 14 años de vida del ROM, recuerdan, “han pasado tres alcaldes y dos secretario municipales, y ha sido el actual alcalde quien ha decidido, en contra de lo permitido por sus antecesores, vetar a la oposición el uso de la palabra en tales asuntos”.

En ese sentido, advierten de que si se quiere “acercar y hacer cada vez más estrecha la relación entre el Ayuntamiento y la ciudadanía y evitar el alejamiento de ésta de la vida política, es necesario que el Gobierno local asuma un específico compromiso de transparencia que permita a nuestros ciudadanos conocer el grado de cumplimiento de los acuerdos de este pleno”.

También denuncian que, pasado un año desde la toma de posesión como alcalde de Alfonso García, éste “no ha resuelto ninguno de los debe que dejó” su antecesor, sino que, “al contrario, los ha agravado hasta el punto de impedir e inutilizar la actuación de la oposición en las sesiones del pleno municipal, convirtiéndolo en un órgano de su conveniencia en el que los asuntos solo se debaten y votan si son de su interés”.

Asimismo, critican que el alcalde “ha denegado la inclusión en el pleno de algunas mociones planteadas por la oposición, incurriendo y permitiendo, incluso, la falta de respeto en el desarrollo de los debates”. “El alcalde -denuncian- no está siendo transparente, ni humilde, sino que está demostrando una actuación absolutamente autoritaria y prepotente”.

Por todo ello, en la moción rechazan la actuación del alcalde respecto a su negativa a permitir el uso de la palabra de los grupos municipales en los puntos que se trate de daciones de cuenta, y le piden una interpretación “más flexible” del ROM “en aras a lograr la mayor participación, transparencia y democracia posible en la vida municipal, dentro lógicamente del respeto al marco jurídico vigente”.

OPOSICIÓN

En rueda de prensa, la portavoz del PNV, Amaia del Campo, ha considerado “sumamente grave la actitud de la que está haciendo gala Alfonso García”, al que ha acusado de “obstaculizar el trabajo de los partidos de la oposición desde que llegó a la Alcaldía”.

Del Campo ha afirmado que el alcalde “está llevando a cabo un ataque directo a la democracia”, así como que “resulta cuando menos increíble y preocupante que en 2014 tengamos que recordarle al alcalde de Barakaldo que la labor de control político que ejerce la oposición sobre el gobierno es una garantía básica en el funcionamiento del Estado Social y Democrático de Derecho”.

La portavoz jeltzale ha indicado que “la mordaza impuesta por el alcalde coincide con la aparición reiterada de informes por parte del interventor municipal que analizan la forma en que el alcalde gasta el dinero de nuestros vecinos”. En ese sentido, ha denunciado la existencia de “más de 8,5 millones de euros gastados hasta hora sin respetar esas garantías que marca la ley para evitar los que todos conocemos como ‘contratos a dedo'”.

Del Campo ha pedido al alcalde que Barakaldo que “reflexione, actúe con responsabilidad y pensando en todos los baracaldeses”, a la vez que le ha hecho un llamamiento para que “la transparencia brille en el Ayuntamiento de Barakaldo frente al ocultismo que parece quieren imponer”. Para ello, ha dicho, “es necesario que vuelva a la senda democrática de la que día a día se aleja un poco más”.

En respuesta a la acusación por parte del portavoz del Gobierno del PSE, Carlos Fernández, quien ha dicho que la oposición “busca protagonismo electoral”, Del Campo ha considerado que es “es una pregunta que habría que hacérsela al propio alcalde, porque ha sido él el que ha tomado precisamente ahora la decisión de negar la palabra en el pleno municipal”.

“Él sabrá cuáles son sus intereses. Sus cálculos electorales a lo mejor indican que, por alguna razón, no le interesa que los vecinos de Barakaldo sepan cómo gasta el alcalde el dinero de los vecinos”, ha dicho.

Por su parte, la portavoz del PP, Amaya Fernández, ha exigido al alcalde “una rectificación inmediata tras su decisión personalísima de negar a todos los grupos municipales de la oposición el derecho a tomar la palabra en los asuntos del orden del día de las sesiones plenarias en los que se da cuenta de en qué y cómo se gastan los impuestos de los baracaldeses”.

“¿Cómo vamos a criticar, pedir aclaraciones y explicaciones o emitir juicio si ni siquiera podemos hablar? Si calláramos y fuéramos sumisos ante este atropello a la democracia local y a la transparencia, estaríamos abdicando ante los ciudadanos de nuestras responsabilidades y obligaciones”, ha dicho, para decirle al alcalde que “la crítica no es agradable, pero es necesaria”.

A su juicio, esta decisión del alcalde tiene “como única finalidad, cuando falta menos de un año para las próximas elecciones municipales, que los baracaldeses no se enteren de cómo se gestionan y a qué se destinan los fondos públicos”. “Al silenciar a los grupos municipales de la oposición, el Alcalde secuestra el derecho que tienen los vecinos de enterarse y conocer la gestión económica del Ayuntamiento, ha advertido.

En ese sentido, ha insistido en que la acusación por parte del portavoz del Gobierno del PSE de que la postura de la oposición obedece a “fines electoralistas”, es “una estratagema con la que el alcalde y su equipo de gobierno intentan neutralizar y desviar la atención del ataque a la democracia local y a la transparencia que supone su decisión de impedir las intervenciones de los grupos municipales de la oposición”.

Por su parte, el portavoz de Bildu, Jorge García, ha asegurado que los grupos de la oposición se sienten “amordazados y ninguneados” y ha denunciado que, desde que Alfonso García accedió a la Alcaldía de Barakaldo “la democracia en el municipio ha ido disminuyendo, llegando a niveles por debajo de la cota cero”.

Tras pedir al alcalde que “tome conciencia de lo importante que es el trabajo” de la oposición “para la vida de Barakaldo”, le ha advertido de que, “con su forma de hacer, no consigue más que caminar por la fina línea que separa el orgullo de la soberbia”, a la vez que le ha preguntado “a qué tiene miedo” y le ha acusado de actuar “como pollo sin cabeza” y de tener “una obsesión enfermiza por ser él, él y solo él”. Por ello, le ha pedido que “rectifique, por higiene democrática” y ha señalado que, “en función de como actúe el alcalde, nos tocará actuar al resto de grupos”.

Por último, Juan Ignacio Martínez, miembro de Ezker Anitza, ha denunciado las formas “muy prepotentes” que está utilizando el alcalde, que “no está a la altura de las circunstancias y no da categoría ni para alcalde de barrio”.

El PSE ayuda a Tontxu a hacer las maletas

Torres y Tontxu (Foto DEIA)

El PSE ha sustituido a Tontxu Rodríguez al frente de la presidencia del Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB). La sustitución del Alcalde de Barakaldo por el de Portugalete tiene otro alcance, y es que el PSE está preparando la salida de Rodríguez de la Alcaldíade Barakaldo prevista tras el verano, tal y como lleva anunciando Barakaldotarrok.

El análisis de la noticia hoy publicada en los medios de comunicación tiene otra lectura, y es que los socialistas no quieren perder cuota de poder en el CTB, puesto que la representatividad del Ayuntamiento de Barakaldo en estos momentos es ocupada por la portavoz del PP en el consistorio barakaldes, Amaya Fernández, como consecuencia del reparto de poder acordada entre el PSE y el PP de Barakaldo.

El PSE quiere dejar blindada su presidencia del Consorcio por lo que han procedido a la sustitución del primer edil de Barakaldo por el de la villa jarrillera. Lo mismo ocurriría en el seno del Ayuntamiento fabril, en donde el Alcalde en la sombra, Suances, está guiando el proceso para evitar que la salida de Rodríguez sirva para provocar una guerra de poder que pueda calar entre la afiliación socialista que todavía no ha olvidado cómo la ejecutiva socialista les impuso la lista de candidatos a las elecciones municipales.

En Navidad llega el turrón y Tontxu se va

Tontxu con la makila (foto de Barakaldo Digital)

Los resultados electorales del 22 de Mayo han dejado un difícil panorama para Tontxu y los socialistas barakaldeses. La pérdida de más de 6.000 votos por parte del PSE ha conllevado una merma de representación en el pleno, de 11 a 8 concejales, lo que les obliga a buscar un pacto urgente que les asegure la acción de gobierno en los próximos cuatro años. A parte de eso, los corros de las familias socialistas barakaldeses exigen responsabilidades por un pírrico resultado del que responsabilizan a Tontxu y su equipo.

El pasado sábado Tontxu volvió a ser reelegido alcalde, y según la portavoz jeltzale Amaia del Campo ha sido posible después de que ni PP, ni Bildu ni EB hayan respondido a las ansias de cambio planteadas por los barakaldeses. Es totalmente respetable la actitud de cada partido, y que cada fuerza política se haya votado a si misma, lo que no es de recibo es que algunos intenten tomar el pelo a las vecinas y vecinos.

El PP de Barakaldo, en boca de su portavoz Amaya Fernández, aseguró durante la campaña y después también que con sus votos no iba a aupar a Tontxu Rodríguez a la Alcaldía. La popular cumplió su palabra y no le votó durante el pleno de investidura,  pero aún así le aseguró la alcaldía al PSE, valiéndose para ello de la maniobra de votarse a si misma.

El PSE no puede gobernar en este nuevo escenario, por lo que tiene que buscar cuanto antes un acuerdo. En la última legislatura se valió de EB (lo que le ha pasado factura a la formación de izquierdas que ha perdido 1 de los 2 concejales con los que contaba). En esta ocasión esta fórmula no le va a servir, ya que ambas formaciones no suman los 13 concejales que garantizan la mayoría absoluta del Pleno.

Las cifras sí les dan a los socialistas si suman sus votos a los del PP. Algo que vendría a confirmar la estrategia frentista de populares y socialistas que ya mantienen desde el Gobierno vasco. De todas formas, en el caso de Barakaldo existe un problema y es que las relaciones personales entre el PP y el PSE de la localidad están rotas, gracias a la actitud maleducada y frentista que los socialistas han mantenido contra Amaya Fernández a la que han insultado y denigrado en público en numerosas ocasiones durante la pasada legislatura.

La solución a este entuerto es fácil: por una parte, la salida de Tontxu Rodríguez de Barakaldo, algo que el mismo mandatario socialista fija para las próximas navidades, vendría a allanar el abrupto camino de las actuales relaciones rotas. La otra alternativa es la imposición de un pacto con el PSE, por parte de la ejecutiva del PP a su partido en Barakaldo  (como ha sucedido con la elección de Tontxu Rodríguez, con la desautorización pública de Basagoiti a los deseos del PP barakaldes).

Barakaldo y nuestras vecinas y vecinos no se pueden permitir una situación de parón institucional. Son muchos los proyectos que se han de poner en marcha para que la ciudad siga en marcha y sobre todo es prioritario luchar contra el paro, que en estos momentos azota a cerca de 8.400 barakaldeses. Barakaldotarrok aseguró al día siguiente de las elecciones que Tontxu iba a volver a ser alcalde, en esta ocasión nos atrevemos a augurar, de nuevo, un pacto PP y PSE en Barakaldo. El cambio no ha sido posible y los vecinos tienen que saber quienes son los responsables no sólo de que Tontxu se mantenga en el poder sino del futuro acuerdo entre populares y socialistas.

Habemus Alcalde: Habemus Tontxu

Larga y tensa noche de resultados electorales. Los nervios se entremezclaban con las caras de ilusión y alegría de algunos y con las de angustia, miedo y agobio de otros. Mientras la candidatura de EAJ-PNV, con Amaia del Campo a la cabeza, disfrutaba eufórica en Sabin Etxea de los magníficos resultados obtenidos, las caras de Tontxu y los suyos eran un poema en el Hotel Domine de Bilbao, en donde ni siquiera la llegada de Isabel Muelas sirvió de consuelo para el malogrado candidato socialista barakaldes.

El 22 M va a pasar a la historia de los comicios electorales de Barakaldo. Frente al ascenso en votos de PNV Barakaldo (de 5 a 7 concejales), la debacle del PSE de Tontxu, que con su “particular” manera de “gobernar” el Ayuntamiento de Barakaldo desde la lejanía y la prepotencia, le han llevado a que su partido logre la cifra más baja de votos en unas municipales desde las elecciones de 1979.

Han sido dos formas diferentes de hacer política en los últimos cuatros años. Frente a la cercanía y la naturalidad de Amaia del Campo y su equipo, la “forma de hacer política de los 11 concejales del PSE”, ahora 8 tras el fracaso electoral de ayer.

En el camino, los otros partidos. Con un impresionante y esperable ascenso de Bildu en el Ayuntamiento con 4 ediles (aunque no tanto como había pronosticado la persona de confianza de Tontxu, que “según sus encuestas: el PSE se mantenía o incluso subía, Bildu subía a 5 y el PNV recibía un fuerte varapalo bajando de los cinco concejales”. En fin, que esta señora nos diga quienes les hacen las encuestas para no contratarles, porque no dan ni una). El PP también sube un concejal, supuestamente del voto español del PSE desencantado con la situación económica del país y que pide un cambio de ZP por Rajoi). EB pierde un concejal, previsible, teniendo en cuenta que han estado 4 años desaparecidos en el Ayuntamiento, y eso es algo que se paga. Del resto de fuerzas poco que decir: Aralar, con más voluntad que otra cosa y el PSyV, que de ellos solo se supo que pusieron un cartel con su candidata en la Herriko Plaza.

Ahora llegan los pactos, acuerdos, cambalaches… Pero tranquilos, según se oía hoy en el Ayuntamiento, la cosa ya está hecha. El PP acordará con el PSE porque “la cosa viene de arriba” y de esa forma Tontxu y los suyos se perpetuarán cuatro años más en el poder. De nada servirá el cansancio de los barakaldeses ni sus ganas de cambio. Atrás quedarán los desplantes y los insultos personales de los socialistas a la portavoz del PP, así como las promesas de ésta durante la campaña: “El voto al PP no servirá para aupar al candidato socialista a la Alcaldía“.

Está claro que PSE y PP coinciden en muchas cosas, entre ellas en la falta de palabra. Así lo demostró Patxi López cuado dijo que no pactaría con el PP y así lo hará Amaya Fernández con Tontxu. El “Todo por la patria” está asegurado en Barakaldo.

Los socialistas apuestan por Tontxu y la oposición se alegra

Ya es un hecho. Tontxu será de nuevo el candidato del PSE a la Alcaldía de Barakaldo. El anuncio se ha hecho esperar, pero ya está confirmado. Los socialistas vascos han debido pensar que Rodríguez es un candidato de peso para asegurar la plaza de Barakaldo.

Con la nominación de Tontxu parece despejarse el plantel de candidatos a la Alcaldía del segundo municipio de Bizkaia. Los primeros en elegir a su candidata fueron los de EAJ-PNV, quienes han puesto de nuevo su confianza y esperanza en Amaia del Campo. En segundo lugar se oficializó la candidatura de la candidata del PP, Amaya Fernández. Y por último han sido los socialistas los que han anunciado a su candidato a través de su medio amigo: El Correo.

Falta saber quienes serán los primeros espadas del resto de formaciones. Si Amaia Martínez representará a IU o no es toda una duda, ya que lleva toda la legislatura desaparecida desde que priorizó su carrera profesional con tareas de responsabilidad al frente de un sindicato de transportes de Bizkaia. Lo mismo ocurre con la Izquierda Abertzale, que esta legislatura está representada por 3 concejales de ANV, que en la actualidad continúan en el Ayuntamiento aunque como no adscritos. Se desconoce también el nombre de los candidatos de UPyD y de PSV (excisión de los socialistas de Sestao, que han anunciado que optarían a las alcaldías de la mayoría de los municipios de Ezkerraldea, entre ellos Barakaldo).

Entre la oposición se escuchan comentarios de satisfacción. La presencia de Tontxu como candidato es visto como una oportunidad en lugar de una amenaza, ya que la imagen del actual alcalde barakaldes está muy tocada tras las numerosas noticias que a lo largo de esta legislatura han puesto en entredicho la gestión del primer edil socialista. Si hay algo que está caracterizando esta segunda legislatura de Tontxu es la falta de transparencia, las noticias relacionadas con la publicación de sentencias judiciales contrarias a su gestión y la inacción, ya que tan sólo ha buscado rentabilizar su imagen con las obras de los Planes E financiados por el Gobierno español. En definitiva, cuatro años desaprovechados para Barakaldo, en los que no se han puesto en marcha ningún gran proyecto. ¿O estarán esperando al inicio de la campaña para las inauguraciones y nuevas promesas electorales?