Del discurso del miedo a los cómplices silencios y las mentiras

El PSE lleva tiempo en campaña, aunque es más apreciable desde que su socio de gobierno, el PP, les dejó en la en la estacada por motivos electoralistas, sin poder culminar la legislatura. El objetivo es claro intentar mantener en Ajuria Enea a Patxi López. Y para ello no están escatimando esfuerzos ni recursos públicos de todas las vascas y vascos.

La pasada semana el Alcalde de Barakaldo y el de Coscojales realizaron una visita a los representantes de los centros regionales de Barakaldo. El encuentro tuvo lugar en una de estas asociaciones localizadas en Rontegi y, como ya es habitual, volvieron a lanzarles a los asistentes el discurso del miedo frente a los partidos nacionalistas, acompañado en esta ocasión por el de que ellos no van a realizar recortes en la sanidad y la educación, que para algo son socialistas de pro.

A Tontxu se le olvidó decir a los asistentes que esos recortes ya se están realizando y que él como alcalde de Barakaldo los está consintiendo. Osakidetza ha planteado un recorte de personal sanitario en el centro de Salud de Rontegi, que si nadie dice lo contrario se inaugurará en vísperas de las fiestas de Karmenak, en concreto el próximo viernes 13 de julio. Haciéndolo coincidir con esas fechas los gestores socialistas tratarán de evitar el enfado y las protestas de los vecinos de este barrio barakaldes. Además, el Gobierno de Patxi López está llevando a cabo una reordenación encubierta de la asistencia sanitaria de la localidad, que acarreará otro tipo de recortes, y de los cuales tampoco dijo nada ni el ejecutor ni el consentidor.

Todos estos recortes del Gobierno vasco han sido consentidos por el Alcalde de Barakaldo, por no haber alzado su voz en contra. Pero la actitud de Tontxu Rodríguez es todavía más vergonzosa, puesto que fue él mismo el que anunció en su día los servicios con los que iba a contar el ambulatorio de Rontegi. Pero bueno, queda en evidencia que parece que fue una mentira más. Al final, el alcalde pensará que como son los míos los que incumplen lo prometido pues está bien hecho, aunque afecte al bienestar de mis vecinos y vecinas.

A estas alturas los socialistas tienen que abandonar el discurso del miedo y la mentira. Han estado más de 3 años al frente del gobierno vasco, gracias al PP, y ahora vuelven a utilizar los viejos clichés ya habituales en las campañas del PSE. Por sus hechos les conoceréis, aunque en este caso es difícil porque, a parte de cobrar o vender ese magnífico tranvía que supuestamente circula por Barakaldo gracias a Patxi López y del que ni siquiera se ha colocado una traviesa, poco o nada han hecho en el Gobierno vasco.

Anuncios

El PSE de Barakaldo al ritmo que le marca la oposición


La forma de proceder en la última semana de Tontxu Rodríguez y los concejales socialistas deja en evidencia que en Barakaldo sufrimos la “gestión” de un equipo noqueado, nervioso, falta de ideas, al que la oposición le marca el ritmo y le propone las iniciativas que luego el PSE trata de arrogarse.

Comenzó la semana con las quejas de los usuarios del Aparcamiento de La Paz. Estos vecinos reclamaban que el Ayuntamiento, propietario de dicho parking, estaba dejando que pasara el tiempo sin que la constructora acometiera los numerosos desperfectos localizados en esta infraestructura, y lo que es peor que se estaba agotando el tiempo de garantía y que, una vez transcurrido las reparaciones tendrían que ser abanonadas por el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo por los barakaldeses.

Todos los partidos, excepto los socialistas, apoyaron las reivindicaciones de los usuarios. PNV Barakaldo solicitó la convocatoria de una comisión en la que estuvieran presentes los vecinos para conocer de una vez por todas qué es lo que pasa con este asunto. El PP anunció una iniciativa en el Pleno.

Pero en esto que apareció el que se ha convertido en el bombero-pirómano del Ayuntamiento, el portavoz socialista, Alfonso García, quien para más coña resulta ser el responsable de lo que ocurre en este aparcamiento. Lejos de mirar por los intereses de los vecinos, arremetió no sólo contra ellos sino contra PNV y PP, diciendo que las obras ya estaban hechas y otro sinfín de disculpas que le posicionaban al lado de la constructora en lugar de con los afectados.

Los vecinos respondieron al portavoz del PSE lamentando su actitud y anunciando que los iban a tener en frente. Dicho y hecho, al día siguiente la constructora volvió a reparar todo aquello que García decía estar ya resuelto.

Este es un ejemplo de la falta de rigor así como de la pésima gestión que están llevando a cabo los socialistas de Barakaldo, a los que la oposición les marca el ritmo con las iniciativas a favor de nuestro pueblo, aunque luego sean ellos los que salgan en la foto.

Otro ejemplo de ello lo tenemos con EB que, ante la ola de frío que venimos sufriendo, propuso ayer que nuestro Ayuntamiento habilitara los polideportivos de la ciudad para dar cobijo a las personas sin hogar. Un día después aparecen los socialistas como salvadores y hacen suya esta iniciativa, aunque reconocen que es de EB. ¿Si no llega a proponerlo Amaya Martínez lo habría hecho el PSE? Es la duda, aunque queda en evidencia que ante la falta de ideas lo mejor es copiar las de los demás.

Es triste, pero estos son los que nos “gobiernan”, y además cobran por ello.

Por cierto, son muchos los emails que Barakaldotarrok recibe con insultos defendiendo a Tontxu Rodríguez y su partido. Estos no se publican por respeto a nuestros lectores. Entre ellos hay muchos que niegan que el Alcalde vaya a abandonar Barakaldo. En breve escribiremos sobre ello, pero parecen estar en lo cierto. Tontxu Rodríguez esperaba en el andén pero el tren que iba a coger venía muy lleno con socialistas a los que recolocar tras las últimas debacles electorales, con lo que parece que ha perdido la oportunidad de salir dignamente del pueblo que le vio nacer.

Mila Esker.

Mucha “posadera” para tan poco asiento

Tontxu Rodríguez, cada vez más alejado de Barakaldo

Los mentideros barakaldeses están que arden ante el próximo relevo de Tontxu al frente de la Alcaldía de Barakaldo. Finalmente  parece que se ha deshojado la margarita y que su sustituto será el actual concejal de Cultura, Carlos Fernández. Por lo tanto, el eterno segundón, el portavoz socialista, Alfonso García, tendrá que seguir viendo los toros desde la barrera al verse relegado de su más ansiado deseo de ser el primer edil de Barakaldo.

¿Y, mientras tanto, qué ocurre con Tontxu? Dicen los que le conocen que se encuentra como los antiguos soldados que tenían que hacer la “mili” de manera obligatoria y que día a día iban tachando los números del calendario para así hacer más llevadero su regreso a casa. La fecha de salida vendrá marcada por el paso del 20-N, entonces y tal como ya avanzó Barakaldotarrok, Tontxu se incorporará como portavoz del PSE en las Juntas Generales de Bizkaia.

Algunos dicen que es un castigo, ya que no es una salida muy honrosa para el Alcalde de Barrakaldo, que recordemos es el único gran municipio que gobiernan los socialistas tras la debacle electoral del 22 de Mayo, en que perdieron las alcaldías de Donostia o Gasteiz.

Pero, ¿cuál es el problema? La situación creada tras la pérdida de las Alcaldías ha empujado al PSE a convertir el Gobierno vasco en una oficina de Lanbide en el que están recolocando a todos los que se han quedado sin sueldo en los Ayuntamientos en los que gobernaban. El último caso conocido ha sido el de Txema Oleaga, el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, que lo han recolocado en la Administración de Patxi López, “gracias a sus méritos”, aunque para ello hayan tenido que dividir en dos una Dirección que ya estaba siendo ocupada por Nagore de los Ríos, persona de confianza del de Coscojales o el “hijo de Lalo”, como se conoce al actual lehendakari.

En definitiva, a Tontxu le ha pasado aquello de mucha “posadera” para tan poco asiento y se ha agarrado al último clavo ardiendo que parece quedar. En cualquier caso, hay que reconocerle a Antonio Julian Rodríguez Esquerdo, alias Tontxu, que esa maniobra no le puede salir tan mal, ya que la Legislatura está recién comenzada y por lo tanto va a contar con casi 4 años de sueldo como portavoz en Juntas, mientras que el resto de sus compañeros recolocados en Gobierno vasco saben que la cuenta atrás continúa y que es más que probable que en las próximas autonómicas el pacto que mantienen con el PP de Basagoiti no les sea suficiente como para perpetuarse en una sillas que no consiguieron con el apoyo popular a través de las urnas.

Tontxu no comerá el turrón al frente del Ayuntamiento de Barakaldo

Folleto informativo del colectivo Berri-Otxoak

La salida de Tontxu y los necesarios cambios que ello va a conllevar en el grupo municipal están convulsionando a la familia socialista de Barakaldo. El abandono de la Alcaldía por parte del actual regidor barakaldes es inminente, según comentan miembros destacados de la ejecutiva vizcaína del PSE.

Los socialistas barakaldeses no olvidan la forma en que les fue impuesta la lista electoral cocinada por Tontxu y los suyos y mucho menos olvidan los calamitosos resultados electorales registrados por su partido en las pasadas elecciones municipales. Los corrillos socialistas apuntan a Tontxu y su equipo como responsables de la debacle traducida en una pérdida de votos y de concejales (pasaron de 11 a 8, a tan sólo un concejal de diferencia del PNV de Barakaldo, que a su vez ganó 2 concejales,  pasando de 5 a 7).

La disputa en estos momentos vendría determinada por ver no sólo quién será el sustituto de Tontxu, la quiniela se juega entre el concejal de Infraestructuras y actual portavoz del grupo municipal, Alfonso García, y el actual concejal de Cultura, Educación, Euskera y Juventud, Carlos Fernández, sino también en quién será la persona que se beneficie del corrimiento de puestos en la lista socialista.

En cuanto al primero de los asuntos, si bien todo apuntaba a que iba a ser García el nuevo regidor del partido de la rosa, algunos comentarios realizados por “el poder en la sombra”, es decir Suances, apuntan a que su estilo, su verborrea faltona y sus formas le han granjeado numerosos enemigos no sólo entre la oposición sino entre colectivos y vecinos, algo que en nada beneficiarían al partido en Barakaldo. Por el contrario, Fernández se ha demostrado una persona “suave” en las formas que se mueve bien en la denominada por los propios socialistas “huerta” de votos (es decir, los centros regionales), lo que a priori parece situarle en la cabeza de carrera.

Respecto al segundo motivo que estaría encendiendo el fuego dentro de la familia socialista, tendría que ver con la persona que se beneficiaría al correr la lista tras la salida de Tontxu. En ese sentido, se encuentra como persona inmediata el que dicen es el “protegido” de Suances, Juan Carlos Justo, hasta la pasada legislatura concejal socialista en Durango y que supuestamente se benefició del reparto sin sorteo de viviendas de protección oficial en La Siebe. Y por otro lado, y en el puesto 10, se encontraría la sobrina del ex alcalde Orrantia, Izaskun León, quien en la anterior legislatura fue concejala delegada de Juventud y Calidad. Tanto la elección de uno como de otra se presenta polémica en el seno del PSE barakaldes, ya que Suances estaría intentando hacer valer su posición de fuerza para colocar en el puesto a su hombre de confianza, mientras que Orrantia, después de la disputa mantenida con Tontxu tras ver como relegaba a su sobrina al décimo puesto de la lista y previendo los pésimos resultados electorales, estaría presionando para que su sobrina pudiera volver a disfrutar del sueldazo de concejala delegada.

El nerviosismo es palpable en los corrillos socialistas pero parece que hay prisas por apagar este fuego que parece haber encendido Tontxu y que parece extenderse con su marcha. En los próximos días Barakaldotarrok informará sobre el futuro que parece depararle al hasta ahora Alcalde de Barakaldo.

 

¿PP y PSE caminan juntos hacia el altar? El pacto PPSOE podría estar cada vez más cerca

El pasado lunes, 20 de junio, el PSE de Barakaldo comenzó una serie de contactos con el resto de partidos con representación en el Ayuntamiento. El objetivo es, según los socialistas, tratar de conseguir un acuerdo que dé “estabilidad” para el Gobierno municipal durante la legislatura.

El orden seguido para llevar a cabo los encuentros fue de menor a mayor, o lo que es lo mismo, primero IU, y en último lugar el PNV, pasando por Bildu y el PP. Lo cierto es que poco o nada ha transcurrido de las reuniones a las que acudieron el portavoz del PSE de Barakaldo y otros dos miembros de la ejecutiva socialista fabril. Sí ha transcendido la imagen de debilidad ofrecida por el equipo que actualmente gobierna el Ayuntamiento de Barakaldo, que debido a los desastrosos resultados electorales se ve obligado a buscar compañero de viaje en la legislatura recién iniciada.

A tenor de los movimientos realizados queda en evidencia que el PSE tiene prisa por oficializar, cuanto antes, el pacto que le lleve hasta 2015 al frente de la Alcaldía. A lo largo de esta mañana han visitado el Ayuntamiento de Barakaldo el Secretario de Organización del PSE de Bizkaia, Iñaki Egaña, así como la portavoz del PP de Bizkaia, Esther Martínez. Los comentarios al respecto han sido claros por parte de algunos funcionarios y trabajadores municipales: “¡Están cerrando el pacto!”.

De producirse este acuerdo, nada disparatado si tenemos en cuenta que Tontxu sigue siendo Alcalde gracias al PP de Barakaldo, los barakaldeses tendríamos que soportar el pacto PPSOE, que en estos momentos sustenta a Patxi López en la Lehendakaritza. Para algunos puede suponer un drama, otros constarán que el aviso del pacto realizado durante la campaña por la candidata del PNV, Amaia del Campo, no era un brindis al sol. Lo cierto es que este pacto ya lo conocimos los barakaldeses durante los años 2004-2007. La conclusión de aquel período: la subida indiscriminada de un 500% del impuesto de la plusvalía ordenada por el PP y apoyada por el PSE, que afectó a más de 2.500 familias barakaldesas… O la denuncia interpuesta recientemente por la izquierda abertzale contra Tontxu y otros concejales del PSE y del PP por un presunto delito de prevaricación relacionada con la forma en que se adjudicaron las viviendas de La Siebe.

Lo cierto es que el partido “elegido” o que se deje elegir para compartir gobierno con Tontxu y los suyos puede estar metiéndose en un laberinto sin salida que le puede reportar más prejuicios que beneficios. La situación económica del Ayuntamiento es calamitosa. Las cuentas no dan y el PSE, junto con el partido que le acompañe en este viaje, se van a ver obligados a subir los impuestos de los barakaldeses o a recortar servicios o programas municipales. Ambas medidas nada “populares”.

En definitiva, los socialistas ofrecen un caramelo envenenado, ¿quién será el que decida comérselo con envoltorio y todo? Para Barakaldotarrok la cosa empieza a estar clara.

Las campañas de imagen de Tontxu se las pagamos todos los barakaldeses

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y los partidos están poniendo en marcha sus maquinarias para ganarse el favor de sus vecinos. En esa carrera contrarreloj los diferentes candidatos y partidos escogen las diferentes herramientas del marketing político que están tanto a su alcance y como al de las economías de sus partidos.

Teniendo en cuenta sus posibilidades monetarias, las diferentes siglas apuestan por la compra de espacios para la venta de sus candidatos. Esta época supone el agosto para muchos medios de comunicación de carácter local que utilizan sus espacios para difundir los mensajes de los candidatos e incluso para vender su imagen y darles a conocer o mejorar su valoración.

En esta tesitura se encuentra Tontxu Rodríguez que en algo más de un mes ha firmado una serie de decretos para comprar espacios en diferentes medios de comunicación de Barakaldo y su entorno. El total asciende a 37.499,79 € y la disculpa es la promoción de Barakaldo. A nadie se le escapa, porque la fama y los datos que ratifican esta información, así lo confirman que el alcalde socialista ha gastado en los últimos años cantidades astronómicas del dinero de sus vecinos para supuestamente promocionar o informar sobre su ciudad, aunque lo único que ha buscado ha sido la venta de su imagen, por cierto cada vez más deteriorada por las noticias relacionadas con supuestas irregularidades en la gestión municipal.

Decreto Fecha Concepto Importe
10464-2010 21/12/2010 Radio popular-Barakaldo Informa 5.192
Brema-Programa Aquí Barakaldo 3.933,33
380-2011 14/01/2011 Tele7-Entrevista al alcalde 17-12-10 613
Radio Popular Barakaldo Informa 5.192
502-2011 17/01/2011 Brema-Programa Aquí Barakaldo 3.854,67
505-2011 17/01/2011 Espacios en Tele7 5.091,7
655-2011 20/01/2011 Alcalde Radio7 625,4
773-2011 25/01/2011 Aquí popular meses enero, febrero y marzo 11.799,99
826-2011 26/01/2011 Alcalde en Tele7 31 de marzo 1.197,7
Total 37.499,79

Por honestidad hacia los barakaldeses y por respeto a la Democracia le pediríamos al Sr. Tontxu Rodríguez que si quiere hacer campaña la haga pagándola con el dinero de su partido, el PSE, y que deje de malgastar un dinero público que vendría muy bien si fuera invertido en los casi 8.000 barakaldeses que por desgracia engrosan las listas del paro. Un poco de decencia a la clase política dirigente no le vendría mal y sobre todo a los que consideran que el dinero de sus vecinos está a su disposición para pagarse campañas de imagen para mantenerse en el poder o para ascender dentro de su partido.

Tontxu espera al primo de Zumosol

Mientras en municipios como Sestao o Basauri los socialistas ya han proclamado sus candidaturas, la opinión pública sigue pendiente del resultado del enfrentamiento de Tontxu Rodríguez y sus leales contra la asamblea barakaldesa.

Podría parecer que con el paso de los días los ánimos se habrían enfriado, pero lejos de ello la agrupación socialista barakaldesa asiste con tensa calma al desenlace del órdago lanzado por Tontxu contra la base social del partido.

Hasta ahora se había creído que la lista presentada por Tontxu no se había llegado a votar e incluso se llegó a creer que se había retirado en espera de la decisión de la ejecutiva de Bizkaia. Pero Barakaldotarrok ha podido saber por algunos afiliados socialistas molestos con la forma de actuar del alcalde, que la lista de Tontxu se votó hasta en dos ocasiones y que ambas ocasiones fue rechazada por la mayoría de la asamblea.

El enfrentamiento se produjo entre el ex alcalde Rodríguez Orrantia y Tontxu, cuando el primero protesto porque su sobrina había pasado del puesto 6 al 10, siendo su puesto ocupado por una de las personas inseparables de Tontxu, la concejala de Acción Social, Amaya Rojas.

Lejos de acatar la decisión de la mayoría, Tontxu hizo valer su poder para, cual niño enrabietado, pedir la ayuda del primo de Zumosol, es decir de Pastor y compañía.

La situación generada es muy peligrosa y los socialistas de Ezkerraldea conocen bien que este tipo de ultimátum pueden no acabar bien. Así ocurrió en su día en el vecino municipio de Sestao con Marcos Merino. Y por aquello de que la “Historia se repite” los sestaoarras han vuelto a incurrir en el mismo error que se ha saldado con la aparición del Partido Social y Vasco (PSyV).

Dentro del seno del socialismo las aguas bajan revueltas debido a la crisis económica y a las medidas antisociales que Zapatero ha tenido que poner en marcha a golpe de decreto. Tontxu y los suyos saben que no atraviesan sus mejores momentos de popularidad, tanto dentro como fuera del partido. Más de 500 personas mayores coreando la pasada semana frente al Ayuntamiento que no le van a votar es una prueba de ello. Por eso, muchos ojos están atentos para ver qué ocurre en el seno del PSE barakaldes, en donde una decisión impuesta por la ejecutiva territorial en contra de la voluntad de la asamblea local podría traducirse en posibles deserciones.