• Categorías

  • agosto 2020
    L M X J V S D
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Facebook

Poesía al nuevo Alcalde de Barakaldo

Un vecino de Barakaldo nos remite esta poesía dedicada al nuevo alcalde de Barakaldo:poeta

“Este alcalde nuevo,
este alcalde molón
no dejará observar
alguna información.

Facturas que se pierden,
mesas de contratación,
ahí no podrán estar
los de la oposición.

La de Punta Luzero
es una acción buena,
como bien nos explicó
el chico de la arena.

A pesar de las dudas
y preocupaciones,
prueban que son mínimas
todas las afecciones.

Según los socialistas
Bildu dice un sofisma,
pero su estrategia
es igual, es la misma.

El transporte urbano,
como bien sabe Suances,
es obligación suya
pero no hay avances.

Aunque no le preocupa
a quién causará daño,
los pobres del Regato
sufrirán su engaño.

Hay frases del alcalde
que son mas que la monda:
“Yo le pregunto algo,
pero no me responda”.

El PNV de Barakaldo lanza un aviso al PSE

El pasado 21 de octubre será recordado por el PSE durante muchos años. Por una parte, ratificó el descalabro electoral de Patxi López, cuyo pacto con el PP en 2009 para desalojar al PNV de Ajuria Enea, unido a su nefasta y pésima gestión al frente del ejecutivo vasco, le ha costado 106.173 votos y 9 parlamentarios (de 25 a 16). Y es que como ya advirtieran Barakaldotarrok en diciembre de 2009: “Lo que las urnas no te dan, las urnas te lo quitan”.

La debacle socialista se vivenció incluso en nuestro pueblo, en Barakaldo, uno de los tradicionales feudos de los socialistas vascos. En esta ocasión el PNV se impuso sobre el PSE. Aunque la diferencia de votos fue pequeña (128), el sentido simbólico del triunfo es grande, ya que el partido de la que es portavoz Amaia del Campo desbancó al de Tontxu Rodríguez.

Muchos han visto en este triunfo un aviso para las próximas elecciones municipales. Si bien es cierto que las y los votantes suelen variar el sentido de su voto dependiendo del tipo de contienda electoral que se trate, lo cierto es que el PNV de Barakaldo acumula ascenso continuado de votos en las tres últimas elecciones (municipales 2001, congreso 2011 y autonómicas 2012).

¿Logrará el PNV mantener esta tendencia? ¿El fracaso electoral del PSE, reflejo del que sufren los socialistas del Estado, se mantendrá en el tiempo hasta las próximas municipales? ¿Algunos deberían aplicarse aquello de “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”?

Si quieres que Euskadi avance: ¡vota PNV!


Nos jugamos mucho este domingo, nada menos que el futuro de nuestros hijos e hijas, de nuestros nietos y nietas. Tenemos la responsabilidad de decidir en manos de quién de los candidatos dejamos el futuro de Euskadi. Barakaldotarrok lo tiene claro: en las de Iñigo Urkullu, porque es el único que ha planteado propuestas para sacarnos de la crisis y que además ha planteado hacerlo con la ayuda y colaboración de todos, sin tener en cuenta las diferencias que separan a unos partidos de otros.

Durante esta campaña EAJ-PNV ha demostrado ser el único partido con propuestas concretas para los problemas que a todos nos preocupan. Algunos han intentado poner en marcha su campaña del miedo contra el PNV. Han tratado de obviar que Urkullu representa al mismo partido que en los años 80 sacó este país adelante mientras PSOE y PP cerraban una a una todas nuestras empresas, mientras los ministros socialistas decían que “la mejor política industrial es la que no se hace”.

EAJ-PNV plantea propuestas serias y concretas, planes concretos para sacar de nuevo al país adelante. Mientras otros piden 4 años más para seguir aumentando la deuda y dejando caer a Euskadi , mientras otros se esconden tras pancartas sin poner en marcha plan alguno para reactivar nuestra economía, EAJ-PNV se presenta ante la ciudadanía con compromisos concretos y el aval de la gestión realizada durante años en las instituciones.

En la campaña electoral del 2009, mientras Patxi López juraba y perjuraba que jamás pactaría con el PP, desde Ezkerraldea algunos alertaban que lo haría, como ya lo había hecho en Barakaldo o Portugalete. Muchos escuchaban incrédulos nuestras advertencias (sólo un 3,5% pensaba que se podía dar esa circunstancia. El mismo porcentaje que ahora opina que se pueden dar un pacto entre el PSE y EH Bildu).


Aquella noche electoral, cuando Patxi López comprobó que sus votos sumados a los del PP le aseguraban el sillón de Ajuria Enea, no tardó en desenmascararse y presentarse ante la ciudadanía como el nuevo lehendakari.

Como en el 2009, algunos asisten incrédulos a las mencionadas advertencias y, como entonces, su voluntad permanecerá oculta hasta la noche electoral. Patxi López faltó a su palabra en el 2009, ¿de verdad crees que no lo volverá a hacer? “Por sus hechos los conoceréis”.

Si quieres que Euskadi avence: el domingo, ¡vota PNV! Euskadi aurrera!

Tontxu Rodríguez, de capo di capi a soldado raso

2012 será recordado por los barakaldeses como el año en que vimos como Tontxu Rodríguez  era sacado por su partido de la Alcaldía de Barakaldo, donde oficiaba cual mandamás del pueblo, para pasar a liberado del PSE en las Juntas Generales (JJ.GG.) de Bizkaia, sin ningún tipo de responsabilidad más que la de calentar un sillón (eso sí con un buen sueldo, aunque inferior al que actualmente gana como Alcalde).

La fecha de la salida de Rodríguez Esquerdo se ha venido retrasando y finalmente sí ha comido el turrón como alcalde de Barakaldo. Los últimos rumores en el convulso entorno socialista de nuestra localidad fabril hablan de que el retraso se ha debido a que el PSE de Barakaldo está tratando de asegurarse que la salida de Tontxu no suponga ninguna sorpresa que ponga en peligro la permanencia del PSE al frente de la Alcaldía barakaldesa.

Aunque en un principio se había barajado que Tontxu iba a ocupar el cargo de portavoz socialista en JJ.GG., lo cierto es que finalmente no será así. En la actualidad, ese puesto está ocupado por Iñaki Egaña (marido de la ex Alcaldesa de Basauri y ex Presidenta de de Metro Bilbao, Loly de Juan), y parece que este último no está dispuesto a que nadie le mueva la silla y ha hecho valer su posición actual dentro del partido ante la llegada de un Rodríguez Esquerdo en horas bajas.

A nadie se le escapa que la salida de Tontxu es más un castigo que una recompensa, ya que pasa de ser “alguien” a ser uno más.  ¡Tontxu, quién te ha visto y quién te ve!

Barakaldotarrok se pregunta si habrá merecido la pena.

Salida inminente de Tontxu. ¿Volverá a repetirse la historia en el Ayuntamiento de Barakaldo?

Mucho se viene hablando de la salida de Tontxu Rodríguez de la Alcaldía de Barakaldo. Algunas hipótesis la fechaban a principios de otoño, aunque Barakaldotarrok siempre ha apuntado la idea de que el regidor barakaldes no iba a comer el turrón al frente del Ayuntamiento fabril.

El año se va agotando y si los rumores, que cada día son más fuertes, se cumplen, Tontxu estaría a punto de decir adiós a su singladura como alcalde del pueblo que le vio nacer. Pero parece que no son sólo rumores. Hay un dato que no pasa desapercibido entre el personal del Ayuntamiento de Barakaldo, y es que se han agotado los plazos legales para que el PSE presente el proyecto de presupuestos para el 2011.  A día de hoy es imposible que las cuentas salgan aprobadas antes de que finalice el presente año, por lo que a partir del 1 de enero de 2012 Barakaldo contará con un presupuesto prorrogado.

La cuestión en si misma es bastante significativa, ya que durante la pasada legislatura, el PSE siempre sacó adelante los presupuestos durante el mes de diciembre, pero este año es la excepción. Lo cierto es que la persona que sustituya a Rodríguez al frente dela Alcaldía podría encontrase encima de su mesa las cuentas que tendrán que ser negociadas con algún partido de la oposición, ya que los pírricos resultados cosechados por el PSE el pasado 22 de mayo (perdieron 3 concejales, pasando de 11 a 8), le imponen que el presupuesto deba ser negociado con el PP (8 + 5 = 13 de 25), con el PNV (8 + 7 = 15 de 25) o con BILDU y EB (8 + 4 + 1 = 13 de 25).

En cualquier caso, Barakaldotarrok quiere llamar la atención de los lectores ante una nueva posibilidad de cambio al frente del Ayuntamiento que se abre si se produjera definitivamente la salida de Tontxu. Tal y como ocurriera el pasado 13 de junio, la persona que sea propuesta por el PSE para sustituir a Rodríguez debería contar con 13 de los 25 votos del Pleno. De lo contrario, la ley dice que será Alcalde el candidato de la lista más votada en las elecciones, es decir lo que ocurrió con Tontxu el pasado mes de junio.

¿Pero y si los partidos de la oposición no presentaran a sus propios candidatos y apoyaran una candidatura alternativa, como la que en su día planteó Amaia del Campo, en nombre del PNV? Tras seis meses al frente del gobierno municipal, el PSE ha demostrado que no ha cambiado sus formas de gestionar y hacer política ¿Dejarán algunos partidos que la historia se repita y que los barakaldeses tengamos que sufrir hasta 2015 un gobierno “socialista”?

Mucha “posadera” para tan poco asiento

Tontxu Rodríguez, cada vez más alejado de Barakaldo

Los mentideros barakaldeses están que arden ante el próximo relevo de Tontxu al frente de la Alcaldía de Barakaldo. Finalmente  parece que se ha deshojado la margarita y que su sustituto será el actual concejal de Cultura, Carlos Fernández. Por lo tanto, el eterno segundón, el portavoz socialista, Alfonso García, tendrá que seguir viendo los toros desde la barrera al verse relegado de su más ansiado deseo de ser el primer edil de Barakaldo.

¿Y, mientras tanto, qué ocurre con Tontxu? Dicen los que le conocen que se encuentra como los antiguos soldados que tenían que hacer la “mili” de manera obligatoria y que día a día iban tachando los números del calendario para así hacer más llevadero su regreso a casa. La fecha de salida vendrá marcada por el paso del 20-N, entonces y tal como ya avanzó Barakaldotarrok, Tontxu se incorporará como portavoz del PSE en las Juntas Generales de Bizkaia.

Algunos dicen que es un castigo, ya que no es una salida muy honrosa para el Alcalde de Barrakaldo, que recordemos es el único gran municipio que gobiernan los socialistas tras la debacle electoral del 22 de Mayo, en que perdieron las alcaldías de Donostia o Gasteiz.

Pero, ¿cuál es el problema? La situación creada tras la pérdida de las Alcaldías ha empujado al PSE a convertir el Gobierno vasco en una oficina de Lanbide en el que están recolocando a todos los que se han quedado sin sueldo en los Ayuntamientos en los que gobernaban. El último caso conocido ha sido el de Txema Oleaga, el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, que lo han recolocado en la Administración de Patxi López, “gracias a sus méritos”, aunque para ello hayan tenido que dividir en dos una Dirección que ya estaba siendo ocupada por Nagore de los Ríos, persona de confianza del de Coscojales o el “hijo de Lalo”, como se conoce al actual lehendakari.

En definitiva, a Tontxu le ha pasado aquello de mucha “posadera” para tan poco asiento y se ha agarrado al último clavo ardiendo que parece quedar. En cualquier caso, hay que reconocerle a Antonio Julian Rodríguez Esquerdo, alias Tontxu, que esa maniobra no le puede salir tan mal, ya que la Legislatura está recién comenzada y por lo tanto va a contar con casi 4 años de sueldo como portavoz en Juntas, mientras que el resto de sus compañeros recolocados en Gobierno vasco saben que la cuenta atrás continúa y que es más que probable que en las próximas autonómicas el pacto que mantienen con el PP de Basagoiti no les sea suficiente como para perpetuarse en una sillas que no consiguieron con el apoyo popular a través de las urnas.

El PSE ayuda a Tontxu a hacer las maletas

Torres y Tontxu (Foto DEIA)

El PSE ha sustituido a Tontxu Rodríguez al frente de la presidencia del Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB). La sustitución del Alcalde de Barakaldo por el de Portugalete tiene otro alcance, y es que el PSE está preparando la salida de Rodríguez de la Alcaldíade Barakaldo prevista tras el verano, tal y como lleva anunciando Barakaldotarrok.

El análisis de la noticia hoy publicada en los medios de comunicación tiene otra lectura, y es que los socialistas no quieren perder cuota de poder en el CTB, puesto que la representatividad del Ayuntamiento de Barakaldo en estos momentos es ocupada por la portavoz del PP en el consistorio barakaldes, Amaya Fernández, como consecuencia del reparto de poder acordada entre el PSE y el PP de Barakaldo.

El PSE quiere dejar blindada su presidencia del Consorcio por lo que han procedido a la sustitución del primer edil de Barakaldo por el de la villa jarrillera. Lo mismo ocurriría en el seno del Ayuntamiento fabril, en donde el Alcalde en la sombra, Suances, está guiando el proceso para evitar que la salida de Rodríguez sirva para provocar una guerra de poder que pueda calar entre la afiliación socialista que todavía no ha olvidado cómo la ejecutiva socialista les impuso la lista de candidatos a las elecciones municipales.

Frente PSE+PP = El que reparte se lleva la mejor parte

Aduciendo supuestas proporcionalidades obtenidas tras los resultos de los pasados comicios de mayo, socialistas y populares han acordado en Barakaldo el reparto de los órganos de poder municipales.

Los grandes perjudicados han sido PNV Barakaldo y Bildu a los que el pacto encubierto PPSOE les han ninguneado y restado representatividad tanto en las comisiones informativas como en los organismos autónomos locales o en los organismos colegiados de las entidades supra o extra municipales.

Algunos políticos deben creerse que los barakaldeses somos tontos, ya que mediante acuerdos, que en este caso ni siquiera se atreven a reconocer, de momento, se arrogan una representatividad que no han avalado nuestras vecinas y vecinos con sus votos en las urnas.

Es la segunda ocasión que el PP de Barakaldo salva la difícil situación en la que Tontxu Rodríguez y sus compañeros socialistas quedaron tras el batacazo electoral de mayo (pérdida de casi 6.000 votos y 3 concejales). La primera recordamos que fue cuando el PP no apostó por el cambio al frente de la Alcaldía.

Tanto entonces como ahora, el PP hizo lo contrario de lo que dijo que no iba a hacer. Ahora nos encontramos ante un pacto claramente encubierto por puros intereses electoralistas. Socialistas y populares han tomado nota de que los ciudadanos de este país siguen sin entender y respaldar ese acuerdo que mantiene a Patxi López en Ajuria Enea y por ello el pacto entre las dos formaciones se va a mantener, aunque sea en la sombra y guardando las formas. Además, no podemos olvidar que PP y PSOE se juegan las elecciones generales que les llevaran a gobernar en el Estado español, por lo que de momento hay que guardar las apariencias hasta que pasen los mencionados comicios.

Barakaldotarrok hasta ahora no se ha equivocado en sus vaticinios (dijimos que Tontxu seguiría siendo Alcalde gracias al PP y que ambas formaciones iban a pactar. En esta ocasión y viendo las comisiones que van a funcionar en el Ayuntamiento nos atravemos a augurar que el PP, cuando decida quitarse la careta, es decir cuando su acuerdo no suponga una amenaza para sus cálculos electorales, se hará cargo de las delegaciones de Tercera Edad, Seguridad ciudadana y propablemente Participación Ciudadana e Inguralde.

Algunos se están retratando tan descaradamente que sería mejor que se quitaran la careta tras la que tratan de ocultarse. Más que nada por dignidad y por respeto a los barakaldeses.

¿PP y PSE caminan juntos hacia el altar? El pacto PPSOE podría estar cada vez más cerca

El pasado lunes, 20 de junio, el PSE de Barakaldo comenzó una serie de contactos con el resto de partidos con representación en el Ayuntamiento. El objetivo es, según los socialistas, tratar de conseguir un acuerdo que dé “estabilidad” para el Gobierno municipal durante la legislatura.

El orden seguido para llevar a cabo los encuentros fue de menor a mayor, o lo que es lo mismo, primero IU, y en último lugar el PNV, pasando por Bildu y el PP. Lo cierto es que poco o nada ha transcurrido de las reuniones a las que acudieron el portavoz del PSE de Barakaldo y otros dos miembros de la ejecutiva socialista fabril. Sí ha transcendido la imagen de debilidad ofrecida por el equipo que actualmente gobierna el Ayuntamiento de Barakaldo, que debido a los desastrosos resultados electorales se ve obligado a buscar compañero de viaje en la legislatura recién iniciada.

A tenor de los movimientos realizados queda en evidencia que el PSE tiene prisa por oficializar, cuanto antes, el pacto que le lleve hasta 2015 al frente de la Alcaldía. A lo largo de esta mañana han visitado el Ayuntamiento de Barakaldo el Secretario de Organización del PSE de Bizkaia, Iñaki Egaña, así como la portavoz del PP de Bizkaia, Esther Martínez. Los comentarios al respecto han sido claros por parte de algunos funcionarios y trabajadores municipales: “¡Están cerrando el pacto!”.

De producirse este acuerdo, nada disparatado si tenemos en cuenta que Tontxu sigue siendo Alcalde gracias al PP de Barakaldo, los barakaldeses tendríamos que soportar el pacto PPSOE, que en estos momentos sustenta a Patxi López en la Lehendakaritza. Para algunos puede suponer un drama, otros constarán que el aviso del pacto realizado durante la campaña por la candidata del PNV, Amaia del Campo, no era un brindis al sol. Lo cierto es que este pacto ya lo conocimos los barakaldeses durante los años 2004-2007. La conclusión de aquel período: la subida indiscriminada de un 500% del impuesto de la plusvalía ordenada por el PP y apoyada por el PSE, que afectó a más de 2.500 familias barakaldesas… O la denuncia interpuesta recientemente por la izquierda abertzale contra Tontxu y otros concejales del PSE y del PP por un presunto delito de prevaricación relacionada con la forma en que se adjudicaron las viviendas de La Siebe.

Lo cierto es que el partido “elegido” o que se deje elegir para compartir gobierno con Tontxu y los suyos puede estar metiéndose en un laberinto sin salida que le puede reportar más prejuicios que beneficios. La situación económica del Ayuntamiento es calamitosa. Las cuentas no dan y el PSE, junto con el partido que le acompañe en este viaje, se van a ver obligados a subir los impuestos de los barakaldeses o a recortar servicios o programas municipales. Ambas medidas nada “populares”.

En definitiva, los socialistas ofrecen un caramelo envenenado, ¿quién será el que decida comérselo con envoltorio y todo? Para Barakaldotarrok la cosa empieza a estar clara.

En Navidad llega el turrón y Tontxu se va

Tontxu con la makila (foto de Barakaldo Digital)

Los resultados electorales del 22 de Mayo han dejado un difícil panorama para Tontxu y los socialistas barakaldeses. La pérdida de más de 6.000 votos por parte del PSE ha conllevado una merma de representación en el pleno, de 11 a 8 concejales, lo que les obliga a buscar un pacto urgente que les asegure la acción de gobierno en los próximos cuatro años. A parte de eso, los corros de las familias socialistas barakaldeses exigen responsabilidades por un pírrico resultado del que responsabilizan a Tontxu y su equipo.

El pasado sábado Tontxu volvió a ser reelegido alcalde, y según la portavoz jeltzale Amaia del Campo ha sido posible después de que ni PP, ni Bildu ni EB hayan respondido a las ansias de cambio planteadas por los barakaldeses. Es totalmente respetable la actitud de cada partido, y que cada fuerza política se haya votado a si misma, lo que no es de recibo es que algunos intenten tomar el pelo a las vecinas y vecinos.

El PP de Barakaldo, en boca de su portavoz Amaya Fernández, aseguró durante la campaña y después también que con sus votos no iba a aupar a Tontxu Rodríguez a la Alcaldía. La popular cumplió su palabra y no le votó durante el pleno de investidura,  pero aún así le aseguró la alcaldía al PSE, valiéndose para ello de la maniobra de votarse a si misma.

El PSE no puede gobernar en este nuevo escenario, por lo que tiene que buscar cuanto antes un acuerdo. En la última legislatura se valió de EB (lo que le ha pasado factura a la formación de izquierdas que ha perdido 1 de los 2 concejales con los que contaba). En esta ocasión esta fórmula no le va a servir, ya que ambas formaciones no suman los 13 concejales que garantizan la mayoría absoluta del Pleno.

Las cifras sí les dan a los socialistas si suman sus votos a los del PP. Algo que vendría a confirmar la estrategia frentista de populares y socialistas que ya mantienen desde el Gobierno vasco. De todas formas, en el caso de Barakaldo existe un problema y es que las relaciones personales entre el PP y el PSE de la localidad están rotas, gracias a la actitud maleducada y frentista que los socialistas han mantenido contra Amaya Fernández a la que han insultado y denigrado en público en numerosas ocasiones durante la pasada legislatura.

La solución a este entuerto es fácil: por una parte, la salida de Tontxu Rodríguez de Barakaldo, algo que el mismo mandatario socialista fija para las próximas navidades, vendría a allanar el abrupto camino de las actuales relaciones rotas. La otra alternativa es la imposición de un pacto con el PSE, por parte de la ejecutiva del PP a su partido en Barakaldo  (como ha sucedido con la elección de Tontxu Rodríguez, con la desautorización pública de Basagoiti a los deseos del PP barakaldes).

Barakaldo y nuestras vecinas y vecinos no se pueden permitir una situación de parón institucional. Son muchos los proyectos que se han de poner en marcha para que la ciudad siga en marcha y sobre todo es prioritario luchar contra el paro, que en estos momentos azota a cerca de 8.400 barakaldeses. Barakaldotarrok aseguró al día siguiente de las elecciones que Tontxu iba a volver a ser alcalde, en esta ocasión nos atrevemos a augurar, de nuevo, un pacto PP y PSE en Barakaldo. El cambio no ha sido posible y los vecinos tienen que saber quienes son los responsables no sólo de que Tontxu se mantenga en el poder sino del futuro acuerdo entre populares y socialistas.