• Categorías

  • noviembre 2019
    L M X J V S D
    « Oct    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Facebook

Habemus Alcalde: Habemus Tontxu

Larga y tensa noche de resultados electorales. Los nervios se entremezclaban con las caras de ilusión y alegría de algunos y con las de angustia, miedo y agobio de otros. Mientras la candidatura de EAJ-PNV, con Amaia del Campo a la cabeza, disfrutaba eufórica en Sabin Etxea de los magníficos resultados obtenidos, las caras de Tontxu y los suyos eran un poema en el Hotel Domine de Bilbao, en donde ni siquiera la llegada de Isabel Muelas sirvió de consuelo para el malogrado candidato socialista barakaldes.

El 22 M va a pasar a la historia de los comicios electorales de Barakaldo. Frente al ascenso en votos de PNV Barakaldo (de 5 a 7 concejales), la debacle del PSE de Tontxu, que con su “particular” manera de “gobernar” el Ayuntamiento de Barakaldo desde la lejanía y la prepotencia, le han llevado a que su partido logre la cifra más baja de votos en unas municipales desde las elecciones de 1979.

Han sido dos formas diferentes de hacer política en los últimos cuatros años. Frente a la cercanía y la naturalidad de Amaia del Campo y su equipo, la “forma de hacer política de los 11 concejales del PSE”, ahora 8 tras el fracaso electoral de ayer.

En el camino, los otros partidos. Con un impresionante y esperable ascenso de Bildu en el Ayuntamiento con 4 ediles (aunque no tanto como había pronosticado la persona de confianza de Tontxu, que “según sus encuestas: el PSE se mantenía o incluso subía, Bildu subía a 5 y el PNV recibía un fuerte varapalo bajando de los cinco concejales”. En fin, que esta señora nos diga quienes les hacen las encuestas para no contratarles, porque no dan ni una). El PP también sube un concejal, supuestamente del voto español del PSE desencantado con la situación económica del país y que pide un cambio de ZP por Rajoi). EB pierde un concejal, previsible, teniendo en cuenta que han estado 4 años desaparecidos en el Ayuntamiento, y eso es algo que se paga. Del resto de fuerzas poco que decir: Aralar, con más voluntad que otra cosa y el PSyV, que de ellos solo se supo que pusieron un cartel con su candidata en la Herriko Plaza.

Ahora llegan los pactos, acuerdos, cambalaches… Pero tranquilos, según se oía hoy en el Ayuntamiento, la cosa ya está hecha. El PP acordará con el PSE porque “la cosa viene de arriba” y de esa forma Tontxu y los suyos se perpetuarán cuatro años más en el poder. De nada servirá el cansancio de los barakaldeses ni sus ganas de cambio. Atrás quedarán los desplantes y los insultos personales de los socialistas a la portavoz del PP, así como las promesas de ésta durante la campaña: “El voto al PP no servirá para aupar al candidato socialista a la Alcaldía“.

Está claro que PSE y PP coinciden en muchas cosas, entre ellas en la falta de palabra. Así lo demostró Patxi López cuado dijo que no pactaría con el PP y así lo hará Amaya Fernández con Tontxu. El “Todo por la patria” está asegurado en Barakaldo.