¿Después de la tempestad siempre llega la calma?

Tontxu Rodríguez e Izaskun León

Foto DEIA

Calma chicha. Eso es lo que parece desprenderse en el entorno socialista de Barakaldo después de la amenaza de Tontxu Rodríguez de no presentarse como candidato a la Alcaldía, tras el enfrentamiento que mantuvo con parte de la militancia en la asamblea del pasado miércoles.

Como recordarán, todo se produjo cuando el ex alcalde Rodríguez Orrantia cuestionó la lista presentada por Tontxu. En la plancha el ex alcalde se encontró con que su sobrina y protegida, la concejala Izaskun León, pasaba del puesto 6 al 10. La disculpa: las formas en las que se había confeccionado. Algo que Tontxu parece no se creyó ya que, lejos de buscar el entendimiento y el sosiego, increpó a Orrantia que lo que realmente le molestaba era que su sobrina ocupara el décimo puesto de la lista.

A partir de ahí, bronca y más bronca interna, que ha intentado ser aplacada desde la ejecutiva socialista de Bizkaia no sólo a través de los medios de comunicación sino a través de claros mensajes dirigidos a los afiliados de la rosa.

Lo cierto es que, si ayer muchos de esos militantes criticaban no sólo las formas empleadas por Tontxu sino también la lista continuista presentada, hoy parece que el mensaje de normalidad de la ejecutiva territorial ha calado ya que nadie está dispuesto a hablar y hasta los que ayer lo hicieron tranquilamente sin tapujos hoy se desdicen y dicen que todo está tranquilo y que no ha ocurrido nada.

¿Pero cuál es el panorama actual dentro de la familia socialista? Hasta el momento de su reaparición Tontxu había pasado unos años en el ostracismo. Después de haber pasado de ser persona de confianza de Carlos Pera pasó a estar ninguneado y desparecido de la primera línea política. Hasta que de nuevo surgió, cual Ave Fénix, con el encargo de poner orden como elemento cohesionador de las diferentes familias que convivían en el seno de la agrupación socialista barakaldesa.

A tenor de lo ocurrido en los últimos años podemos decir que Tontxu es de ese tipo de bomberos que apagan los fuegos con gasolina. Y para muestra tan sólo hay que ver lo ocurrido en la asamblea del miércoles en la que se enfrentó con uno de los pocos apoyos que le quedaba, con Rodríguez Orrantia. En el camino de Tontxu han quedado personajes de peso como Carlos Pera, Diego Moyano o Gonzalo Centeno. Sin olvidar a los concejales a los que ha dejado en la cuneta: Cándido Rodríguez, Dulcina Pereiro, Manolo Asensio, Juan José López Colás, Marisol Martínez, y Marieli, entre otros. ¿Quién te queda Tontxu? ¡Curioso concepto de la cohesión!

Anuncios

Aguas revueltas en el socialismo barakaldes

Carlos Pera y Tontxu Rodríguez (FUENTE: Barakaldo Digital)

La familia socialista de Barakaldo empieza a sentirse intranquila. Hasta ahora los movimientos dentro del seno de las agrupaciones de Ezkerraldea  se habían hecho patentes fundamentalmente en Sestao, en donde varios concejales abandonaron la disciplina del partido así como sus cargos como ediles. Este hecho provocó  su expulsión por la dirección del partido.

El movimiento de filas en Sestao se habría producido por diferentes disensiones internas y por la intervención descarada de la ejecutiva de José Antonio Pastor en favor de la candidatura perdedora en las elecciones internas en la Agrupación de esa localidad. A raíz de esta expulsión se han empezado a conocer denuncias de los exmilitantes socialistas que acusan a los responsables del que fuera su partido de actitudes dictatoriales y de gobernar sólo para satisfacer sus intereses sin tener en cuenta los de los ciudadanos.

La ola parece que va tomando fuerza, y las disensiones y malestar dentro de la familia socialista comienza a extenderse hasta el punto que los expulsados de Sestao anuncian que se presentarán en las próximas elecciones no sólo en esa localidad sino que cuentan con apoyos para poder hacerlo de momento en Trapagaran, Santurtzi y Portugalete.

En Barakaldo parece que todo estaba controlado por Tontxu Rodríguez y Jesús María González Suances, responsables de las agrupaciones socialistas de Barakaldo y Gurutzeta respectivamente. Su estilo de mando “manu militari” ha sido denunciado en numerosas ocasiones por algunos militantes socialistas descontentos, así como por históricos del socialismo barakaldes hoy desaparecidos de la escene política, como su antiguo secretario general, Gonzalo Centeno, o antiguos concejales: Diego Moyano, Manolo Asensio, Juan José Lopez Colas, María Elisa Álvarez, etc.

El malestar en la familia socialista barakaldesa empieza a ser preocupante. Por un lado, van tomando fuerza los comentarios provenientes de algunos afiliados socialistas hastiados de la gestión de Tontxu, no sólo como alcalde sino como responsable del partido, y que empezarían a ver con buenos ojos la alternativa que se ha planteado en Sestao y que se está extendiendo a otros municipios cercanos. Por otro, va tomando cada vez más fuerza la posibilidad de que el antiguo alcalde de Barakaldo, el socialista Carlos Pera, encabece la candidatura de UPyD en las próximas elecciones municipales. Según ha podido saber Barakaldotarrok, la insistencia de los responsables del partido de Rosa Díez podría tener su fruto, ya que el exalcalde empieza a ver con buenos ojos el ofrecimiento de disputar la Alcaldía a sus antiguos compañeros de partido.

En cualquier caso, parece que este movimiento interno, al que en un principio no dieron importancia los responsables socialistas de las respectivas localidades en donde ha empezado a fraguarse así como de Bizkaia, empieza a convertirse en un tema preocupante y es más que probable que en los próximos días este asunto acapare sus agendas.