El PSE ayuda a Tontxu a hacer las maletas

Torres y Tontxu (Foto DEIA)

El PSE ha sustituido a Tontxu Rodríguez al frente de la presidencia del Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB). La sustitución del Alcalde de Barakaldo por el de Portugalete tiene otro alcance, y es que el PSE está preparando la salida de Rodríguez de la Alcaldíade Barakaldo prevista tras el verano, tal y como lleva anunciando Barakaldotarrok.

El análisis de la noticia hoy publicada en los medios de comunicación tiene otra lectura, y es que los socialistas no quieren perder cuota de poder en el CTB, puesto que la representatividad del Ayuntamiento de Barakaldo en estos momentos es ocupada por la portavoz del PP en el consistorio barakaldes, Amaya Fernández, como consecuencia del reparto de poder acordada entre el PSE y el PP de Barakaldo.

El PSE quiere dejar blindada su presidencia del Consorcio por lo que han procedido a la sustitución del primer edil de Barakaldo por el de la villa jarrillera. Lo mismo ocurriría en el seno del Ayuntamiento fabril, en donde el Alcalde en la sombra, Suances, está guiando el proceso para evitar que la salida de Rodríguez sirva para provocar una guerra de poder que pueda calar entre la afiliación socialista que todavía no ha olvidado cómo la ejecutiva socialista les impuso la lista de candidatos a las elecciones municipales.

Anuncios

Tontxu Rodríguez, un ejemplo de la política del enfrentamiento

Parece que el Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, tendrá que volver a vérselas con la Justicia. ¿Y cuántas veces van ya en esta legislatura? En esta ocasión ha sido desde la Diputación de Bizkaia desde donde han solicitado la intervención del Ministerio Fiscal para denunciar a los actuales gestores del Consorcio de Transportes de Bizkaia –entre ellos el propio Tontxu Rodríguez, Alcalde de Barakaldo y presidente del CTB; Loly de Juan, alcaldesa de Basauri y el Viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco– por un presunto delito de prevaricación en la elección de Iñaki Prego como director gerente del Consorcio de Transportes.

En un episodio más de la guerra sin cuartel que han abierto los socialistas desde su llegada a Ajuria Enea, los “compañeros” de Tontxu decidieron reventar el clima de colaboración y cortesía que hasta entonces había reinado en numerosas instituciones y empresas en las que Lakua y la Diputación repartían su representatividad y poder.

Uno de los capítulos más graves es el que se ha escrito en torno al Consorcio de Transportes, en donde los nacionalistas han sido desplazados por los nuevos “inquilinos” del Gobierno vasco, para colocar a numerosos cargos socialistas. Y para caldear el ambiente el PSE decidió poner al frente de la presidencia del CTB a Tontxu, alguien con mucha experiencia en las lides de romper los puentes de entendimiento y diálogo con el resto de fuerzas políticas, fundamentalmente con el PNV, como ha demostrado en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Los representantes nacionalistas en el CTB advirtieron por activa y por pasiva que el nombramiento de Prego podía incurrir en un delito de prevaricación, ya que con su designación se incumplía el artículo 18 de los estatutos del Consorcio, que exige dedicación exclusiva en el cargo, algo que no se cumple en el caso del nuevo Gerente socialista del CTB que es también consejero delegado de MetroBilbao. Por ello, el ente foral decidió llevar ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo al Consorcio de Transportes vizcaíno para reclamar la suspensión del nombramiento.

Las advertencias de esa posible irregularidad no les han servido a los responsables socialistas para dar marcha atrás en sus decisiones.  Lejos de ello, han continuado actuando con una prepotencia inusual que ya empieza a caracterizarles desde que “gobiernan”. Es el caso de Tontxu Rodríguez que ayer arremetió con gran virulencia contra José Luis Bilbao, en una campaña que ha dejado al descubierto que el PSE va a utilizar todas las artimañas y recursos a su disposición para intentar arrebatar la Diputación a EAJ-PNV, aunque sea de la mano del PP, como ya hicieron con el Gobierno vasco.

Parece que los socialistas dan por finiquitado a Tontxu como candidato a la Alcaldía de Barakaldo, ya que si no nadie entendería el papel de mamporrero que le han asignado desde su partido. Cuando ayer no había terminado de arremeter contra la Diputación por el tema del CTB anunciaba que el próximo jueves los socialistas iban a abrir otro nuevo frente de ataque contra el Partido Nacionalista Vasco, y para ello iban a elegir como campo de enfrentamiento el CEDEMI, y como batalla la designación de la persona que será elegida como Gerente para sustituir a Amaia del Campo una vez que ésta decidió centrarse en su labor como portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento fabril.

Queda la duda de saber si Tontxu sigue un guión en su guerra contra el PNV o si lo hace de motu propio. En cualquier caso, en esa posible decisión de prescindir del Sr. Rodríguez también pueden pesar los pésimos resultados de las encuestas realizadas por el PSE a inicios del verano, y que dejaban a las claras que la figura de Tontxu era muy cuestionada no ya como gestor sino como personaje político. Los barakaldeses le hemos calado, y tras su aspecto bonachón se esconde un personaje bronco cuya gestión es muy, muy cuestionada.

El Gobierno vasco recompensa y avala el estilo de Tontxu Rodríguez de hacer política

(Foto Deia)Pocas veces un nombramiento había suscitado tantos comentarios entre los internautas. El anuncio de la designación de Tontxu Rodríguez como presidente del Consorcio de Transportes de Bizkaia ha servido por una parte para dar píe a la rumorologia sobre su continuidad como candidato a la reelección como alcalde de Barakaldo. Y por otra ha servido para comprobar los sentimientos que suscita el personaje en cuestión entre los lectores de diarios y blogs digitales: Deia, El Correo o Barakaldodigital, por ej.

Los seguidores de Tontxu, tanto los que están en nómina del partido como los convencidos ideológicamente, que también los hay, se han tenido que esforzar por intentar introducir comentarios alabando la figura del actual regidor barakaldes, ensalzando para ello la supuesta capacidad gestora y de trabajo del político socialista. Pero lo cierto es que, a tenor del resultado final, ha sido un esfuerzo infructuoso, ya que los comentarios en contra del nuevo presidente del CTB han sido innumerables, amparándose para criticarlo en la gestión que viene haciendo al frente del Ayuntamiento de Barakaldo, y que, a tenor de las entradas de los internautas, se puede entender de mil maneras menos transparente.

Sin entrar a analizar la forma en que los socialistas han logrado el control del CTB, fruto de la guerra declarada por el PSE y el Lehendakari López contra la Diputación de Bizkaia y el PNV, lo cierto es que el nombramiento de Tontxu y sus palabras tras su designación han causado cuanto menos sorpresa e incredulidad entre los barakaldeses: “Queremos abrir una etapa que esté centrada en la eficacia, la buena gestión y la optimización de los recursos económicos”.

A priori, esta declaración de intenciones provenientes de un gestor de la cosa pública es plausible. Pero si tenemos en cuenta que el Ayuntamiento gestionado por Rodríguez es el peor en cuanto a la transparencia en las contrataciones y sus finanzas, según la organización Transparencia Internacional, que tras analizar los 110 consistorios más grandes, explica que, además de la pésima situación en contrataciones y transparencia financiera, el Gobierno de Tontxu es, a nivel general, uno de los 12 menos transparentes del Estado español.

Las noticias sobre supuestas irregularidades en la gestión municipal, la constitución de pseudo comisiones de investigación que no sirvieron para nada porque ese era el objetivo desde su creación, etc., no harían aconsejable que el Gobierno Vasco designase para un puesto de responsabilidad a un político que se negó a debatir una moción presentada por la portavoz de EAJ-PNV, Amaia del Campo, en la que se pedía que todos los corporativos barakaldeses mostraran su compromiso con la transparencia en la gestión municipal. Lejos de debatirla, Rodríguez arremetió con insultos contra la representante abertzale diciendo que era una “ocurrencia absurda y extravagante“.

El estudio de Transparencia Internacional era demoledor, ya que concluía que “el Ayuntamiento de Barakaldo suspende, de lejos, en transparencia urbanística y sólo obtiene 38,9 puntos sobre 100, lo que significa que está 10 puntos por debajo de la media de los municipios españoles medidos. Incluso Marbella está por encima de Barakaldo y consigue 44,4 puntos sobre 100. Barakaldo está en el número 67 de la clasificación de 100 municipios”.

¿Aplicará Tontxu al CTB el mismo modelo de gestión que en el Ayuntamiento de Barakaldo?