• Categorías

  • diciembre 2019
    L M X J V S D
    « Oct    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Facebook

¿PP y PSE caminan juntos hacia el altar? El pacto PPSOE podría estar cada vez más cerca

El pasado lunes, 20 de junio, el PSE de Barakaldo comenzó una serie de contactos con el resto de partidos con representación en el Ayuntamiento. El objetivo es, según los socialistas, tratar de conseguir un acuerdo que dé “estabilidad” para el Gobierno municipal durante la legislatura.

El orden seguido para llevar a cabo los encuentros fue de menor a mayor, o lo que es lo mismo, primero IU, y en último lugar el PNV, pasando por Bildu y el PP. Lo cierto es que poco o nada ha transcurrido de las reuniones a las que acudieron el portavoz del PSE de Barakaldo y otros dos miembros de la ejecutiva socialista fabril. Sí ha transcendido la imagen de debilidad ofrecida por el equipo que actualmente gobierna el Ayuntamiento de Barakaldo, que debido a los desastrosos resultados electorales se ve obligado a buscar compañero de viaje en la legislatura recién iniciada.

A tenor de los movimientos realizados queda en evidencia que el PSE tiene prisa por oficializar, cuanto antes, el pacto que le lleve hasta 2015 al frente de la Alcaldía. A lo largo de esta mañana han visitado el Ayuntamiento de Barakaldo el Secretario de Organización del PSE de Bizkaia, Iñaki Egaña, así como la portavoz del PP de Bizkaia, Esther Martínez. Los comentarios al respecto han sido claros por parte de algunos funcionarios y trabajadores municipales: “¡Están cerrando el pacto!”.

De producirse este acuerdo, nada disparatado si tenemos en cuenta que Tontxu sigue siendo Alcalde gracias al PP de Barakaldo, los barakaldeses tendríamos que soportar el pacto PPSOE, que en estos momentos sustenta a Patxi López en la Lehendakaritza. Para algunos puede suponer un drama, otros constarán que el aviso del pacto realizado durante la campaña por la candidata del PNV, Amaia del Campo, no era un brindis al sol. Lo cierto es que este pacto ya lo conocimos los barakaldeses durante los años 2004-2007. La conclusión de aquel período: la subida indiscriminada de un 500% del impuesto de la plusvalía ordenada por el PP y apoyada por el PSE, que afectó a más de 2.500 familias barakaldesas… O la denuncia interpuesta recientemente por la izquierda abertzale contra Tontxu y otros concejales del PSE y del PP por un presunto delito de prevaricación relacionada con la forma en que se adjudicaron las viviendas de La Siebe.

Lo cierto es que el partido “elegido” o que se deje elegir para compartir gobierno con Tontxu y los suyos puede estar metiéndose en un laberinto sin salida que le puede reportar más prejuicios que beneficios. La situación económica del Ayuntamiento es calamitosa. Las cuentas no dan y el PSE, junto con el partido que le acompañe en este viaje, se van a ver obligados a subir los impuestos de los barakaldeses o a recortar servicios o programas municipales. Ambas medidas nada “populares”.

En definitiva, los socialistas ofrecen un caramelo envenenado, ¿quién será el que decida comérselo con envoltorio y todo? Para Barakaldotarrok la cosa empieza a estar clara.

El PSE sigue sin desvelar si Tontxu Rodríguez repetirá como candidato a Alcalde

Es curioso oír hablar al cerebro gris del socialismo vasco, al secretario de Organización del PSE-EE y alcalde de Portugalete, Mikel Torres, sobre los próximas elecciones municipales de 2011. Y resulta curioso sobre todo por la capacidad de abstracción que demuestra a la hora de reinterpretar la actuación de su partido en los últimos años.

Con un lehendakari mantenido gracias al apoyo de los populares y con varias alcaldías en Bizkaia en las que PSE y PP comparten y sustentan el equipo de gobierno, como en el propio Portugalete o Basauri, el hombre de confianza de Patxi López se ha atrevido a anunciar que no habrá un futuro pacto a priori con los de Rajoy y Basagoiti. Lo mismo dijeron los socialistas en las autonómicas y la misma noche electoral López se lanzó a los brazos de los populares sin ningún tipo de rubor y a la desesperada tras comprobar el descalabro de unos resultados que demostraron que su proyecto no era avalado por la sociedad vasca que volvía a dar el triunfo a Ibarretxe.

Llama la atención que el anuncio haya servido además para realizar su análisis sobre la situación de algunos municipios y los cabezas de lista que disputarán las Alcaldías. Menciona la importancia del “caladero” de votos de Ezkerraldea y curiosamente no menciona al mayor de los municipios, es decir Barakaldo.

Si Tontxu Rodríguez será de nuevo el candidato o no sigue siendo un misterio, y las declaraciones de Torres poco o nada han servido para resolver la incógnita . Son muchas las variables que los mandatarios socialistas deben estar sopesando para volver a dar por buena la candidatura del actual Alcalde de Barakaldo. Entre otras, el descenso de popularidad de Tontxu debido a las noticias que a lo largo de los últimos meses han venido apareciendo y que han puesto en entredicho la supuesta transparencia en la gestión del mandatario socialista. También estarán pendientes de esperar al final del verano para conocer los nombres de las personas que encabezarán las listas de partidos como UPyD o el Partido Social y Vasco (surgido de la escisión de los socialistas en Sestao y que ha anunciado que se presentará en otros municipios del Gran Bilbao, entre ellos en Barakaldo), ya que ambos partidos por su ideología y perfil pueden restar votos al PSE.

Lo único cierto es que a estas alturas el único partido que tiene no sólo elegido a su aspirante a la Alcaldía sino al equipo que le acompañará es el Partido Nacionalista Vasco, que ha vuelto a confiar en su actual portavoz, Amaia del Campo. La incógnita tampoco está resuelta respecto al PP, EB o incluso la izquierda abertzale (de la que queda saber si como hace cuatro años le permitirán presentarse a las elecciones).