Cuando nos gobiernan los maleducados

Esta semana la presentadora de un programa de televisión estatal decía que a la hora de educar a su hija trataba de transmitirle tres ideas con las cuales la aseguraba que podía triunfar en esta vida: saber dar las gracias, pedir perdón, y solicitar las cosas por favor.

En este blog hemos referenciado en numerosas ocasiones las situaciones de enfrentamiento que han provocado los concejales socialistas y el Alcalde Tontxu Rodríguez en sus relaciones con otras instituciones en las que no gobierna el PSE. Se puede entender que dentro del fragor de la contienda política puedan darse situaciones, gestos o expresiones desafortunadas, pero lo que no se puede discuplar es la falta de respeto no ya a los representantes institucionales, en este caso de la Diputación, sino los desplantes e insultos personales con los que los miembros del equipo de gobierno socialistas obsequian de manera reiterada a los representantes forales cada vez que coinciden.

Los barakaldeses nos merecemos unos políticos respetuosos y educados, y tristemente tenemos que decir que algunos de los concejales socialistas, incluido el Alcalde están dando una imagen patética que no pasa desapercibida a los observadores que asisten avergonzados a un comportamiento sectario a la vez que pueril y desafortunado.

Si sobre tan lamentable comportamiento de Tontxu Rodríguez ya hemos escrito suficientemente, en los últimos diez días ha sido el concejal socialista Jesús María González Suances el que se ha convertido en el ejemplo de lo que se puede denominar una persona mal educada, soez e ignorante del protocolo institucional.

El pasado 27 de noviembre, durante los actos de conmemoración del 15º aniversario de Metro Bilbao,  el Sr. Suances llamó la atención de los periodistas y demás invitados al acto cuando tomó la palabra el Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao. Dice la crónica periodística que “en cuanto Suances escuchó a Bilbao recordar la ruptura de consensos que se vive actualmente en el CTB y MetroBilbao, el edil dio un respingo y abandonó su lugar entre el público mentando a la madre del diputado; apenas un susurro lanzado desde el inconsciente que, sin embargo, pudieron escuchar perfectamente los invitados que se encontraban a su alrededor”.

Suances volvió a ofrecer el pasado martes otro de sus recitales de malas maneras cuando, durante el acto en homenaje a la vecina asesinada en el barrio de Gurutzeta por su ex pareja, ofició como anfitrión sólo de las autoridades del PSE. Al acto, además de cientos de vecinos, acudieron el Diputado Foral de Acción Social así como miembros de sus equipo, que sufrieron el ninguneo de Suances, que cumplía las funciones de Alcalde, ya que Tontxu Rodríguez parece ser que no pudo acompañar a los familiares y a los vecinos en tan dolorosos momentos.

Es triste decir que este es el comportamiento de quien está al frente del Ayuntamiento de Barakaldo. Estamos seguros que los que sufren los desplantes socialistas son lo suficientemente educados e inteligentes como para saber discernir entre el comportamiento desafortunado de unos pocos maleducados, que para más inri ostentan el poder, de la forma de ser la inmensa mayoría de los barakaldeses, que somos gente amable, sincera y sobre todo educada y respetuosa.

Anuncios

Los socialistas convierten CEDEMI en un nuevo campo de batalla

Ya lo advertíamos la pasada semana que los socialistas habían decidido encender la mecha de un nuevo conflicto en Bizkaia, que viene a sumarse al ya conocido del Consorcio de Transportes. Fue el Alcalde de Barakaldo el que aprovechando una rueda de prensa para atacar al Diputado de Bizkaia, José Luis Bilbao, daba la pista de que el nuevo objetivo de los socialistas es el Cedemi.

En aquel momento, Tontxu Rodríguez advertía que no iban a admitir a la persona designada por Diputación para que relevara a Amaia del Campo al frente del Centro de Desarrollo Empresarial de la Margen Izquierda. El candidato es Juan Cruz Nieves, al que los propios socialistas han expulsado de su puesto de trabajo como gerente del Consorcio de Transportes.

La actitud de los representantes socialistas en el Consejo del Cedemi deja bien a las claras que estas personas no son de fiar, ya que han roto un acuerdos o pacto no escrito entre ambas instituciones de las que depende Cedemi, Diputación de Bizkaia (5 representantes) y otros 5 del Gobierno Vasco, a través de la SPRI, por el cual la persona encargada de gestionar la entidad y el presidente eran nombrados de manera rotatoria. Siendo en esta ocasión el PNV el encargado de dichas designaciones.

La capacidad o incapacidad de la persona propuesta  no ha sido más que una triste disculpa esgrimida por los socialistas que han puestos sus ojos en un nuevo trofeo de caza. Desde la llegada del “lehendakari” socialista a Ajuria Enea el ambiente y clima de colaboración interinstitucional se ha venido deteriorando gracias al comportamiento de los socialistas, que han convertido a sus representantes en arietes en la batalla entablada contra el PNV en la inminente disputa de Ayuntamientos y Diputaciones.

No hay más que repasar la hemeroteca para ver que el Centro de Desarrollo Empresarial de la Margen Izquierda no les preocupa lo más mínimo. El pasado mes de marzo se abrió la veda con las desafortunadas declaraciones de Tontxu Rodríguez, consejero socialista en Cedemi, en las que acusaba a Amaia del Campo de anomalías en la tramitación de las cuentas de la entidad durante el año anterior. La entonces responsable del Cedemi demostró con datos que Tontxu Rodríguez no decía la verdad y le acusó de un “supino desconocimiento” del funcionamiento de la entidad a la que pertenecía y de buscar el “enfrentamiento institucional”.

La segunda ofensiva contra el Cedemi la protagonizó el portavoz de los socialistas barakaldeses quien insultó y atacó a Amaia del Campo cuando anunció que abandonaba la dirección de la entidad para centrarse en su labor de portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento. En aquella ocasión el político socialista dijo que las cifras del balance de gestión eran falsas. Algo incomprensible, puesto que habían sido aprobadas por todos los consejeros de la institución, incluidos los socialistas.

A tenor de la forma de actuar que están teniendo los socialistas con estos asuntos, y sin querer resultar agoreros, podemos vaticinar la próxima defunción del Cedemi, gracias a la estrategia de enfrentamiento del PSE. Poco o nada les importan a los socialistas de Ezkerraldea la labor de esta institución, que tiene entre sus principales objetivos la ayuda a la generación de nuevas empresas en la comarca, que a su vez creen nuevos puestos de trabajo. ¿Tendrá algo que ver en todo esto la intención oculta pero nada disimulada de hacer de Inguralde, organismo que dirige el portavoz del PSE de Barakaldo, el sustituto de Cedemi?

Tontxu Rodríguez, un ejemplo de la política del enfrentamiento

Parece que el Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, tendrá que volver a vérselas con la Justicia. ¿Y cuántas veces van ya en esta legislatura? En esta ocasión ha sido desde la Diputación de Bizkaia desde donde han solicitado la intervención del Ministerio Fiscal para denunciar a los actuales gestores del Consorcio de Transportes de Bizkaia –entre ellos el propio Tontxu Rodríguez, Alcalde de Barakaldo y presidente del CTB; Loly de Juan, alcaldesa de Basauri y el Viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco– por un presunto delito de prevaricación en la elección de Iñaki Prego como director gerente del Consorcio de Transportes.

En un episodio más de la guerra sin cuartel que han abierto los socialistas desde su llegada a Ajuria Enea, los “compañeros” de Tontxu decidieron reventar el clima de colaboración y cortesía que hasta entonces había reinado en numerosas instituciones y empresas en las que Lakua y la Diputación repartían su representatividad y poder.

Uno de los capítulos más graves es el que se ha escrito en torno al Consorcio de Transportes, en donde los nacionalistas han sido desplazados por los nuevos “inquilinos” del Gobierno vasco, para colocar a numerosos cargos socialistas. Y para caldear el ambiente el PSE decidió poner al frente de la presidencia del CTB a Tontxu, alguien con mucha experiencia en las lides de romper los puentes de entendimiento y diálogo con el resto de fuerzas políticas, fundamentalmente con el PNV, como ha demostrado en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Los representantes nacionalistas en el CTB advirtieron por activa y por pasiva que el nombramiento de Prego podía incurrir en un delito de prevaricación, ya que con su designación se incumplía el artículo 18 de los estatutos del Consorcio, que exige dedicación exclusiva en el cargo, algo que no se cumple en el caso del nuevo Gerente socialista del CTB que es también consejero delegado de MetroBilbao. Por ello, el ente foral decidió llevar ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo al Consorcio de Transportes vizcaíno para reclamar la suspensión del nombramiento.

Las advertencias de esa posible irregularidad no les han servido a los responsables socialistas para dar marcha atrás en sus decisiones.  Lejos de ello, han continuado actuando con una prepotencia inusual que ya empieza a caracterizarles desde que “gobiernan”. Es el caso de Tontxu Rodríguez que ayer arremetió con gran virulencia contra José Luis Bilbao, en una campaña que ha dejado al descubierto que el PSE va a utilizar todas las artimañas y recursos a su disposición para intentar arrebatar la Diputación a EAJ-PNV, aunque sea de la mano del PP, como ya hicieron con el Gobierno vasco.

Parece que los socialistas dan por finiquitado a Tontxu como candidato a la Alcaldía de Barakaldo, ya que si no nadie entendería el papel de mamporrero que le han asignado desde su partido. Cuando ayer no había terminado de arremeter contra la Diputación por el tema del CTB anunciaba que el próximo jueves los socialistas iban a abrir otro nuevo frente de ataque contra el Partido Nacionalista Vasco, y para ello iban a elegir como campo de enfrentamiento el CEDEMI, y como batalla la designación de la persona que será elegida como Gerente para sustituir a Amaia del Campo una vez que ésta decidió centrarse en su labor como portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento fabril.

Queda la duda de saber si Tontxu sigue un guión en su guerra contra el PNV o si lo hace de motu propio. En cualquier caso, en esa posible decisión de prescindir del Sr. Rodríguez también pueden pesar los pésimos resultados de las encuestas realizadas por el PSE a inicios del verano, y que dejaban a las claras que la figura de Tontxu era muy cuestionada no ya como gestor sino como personaje político. Los barakaldeses le hemos calado, y tras su aspecto bonachón se esconde un personaje bronco cuya gestión es muy, muy cuestionada.