Los socialistas convierten CEDEMI en un nuevo campo de batalla

Ya lo advertíamos la pasada semana que los socialistas habían decidido encender la mecha de un nuevo conflicto en Bizkaia, que viene a sumarse al ya conocido del Consorcio de Transportes. Fue el Alcalde de Barakaldo el que aprovechando una rueda de prensa para atacar al Diputado de Bizkaia, José Luis Bilbao, daba la pista de que el nuevo objetivo de los socialistas es el Cedemi.

En aquel momento, Tontxu Rodríguez advertía que no iban a admitir a la persona designada por Diputación para que relevara a Amaia del Campo al frente del Centro de Desarrollo Empresarial de la Margen Izquierda. El candidato es Juan Cruz Nieves, al que los propios socialistas han expulsado de su puesto de trabajo como gerente del Consorcio de Transportes.

La actitud de los representantes socialistas en el Consejo del Cedemi deja bien a las claras que estas personas no son de fiar, ya que han roto un acuerdos o pacto no escrito entre ambas instituciones de las que depende Cedemi, Diputación de Bizkaia (5 representantes) y otros 5 del Gobierno Vasco, a través de la SPRI, por el cual la persona encargada de gestionar la entidad y el presidente eran nombrados de manera rotatoria. Siendo en esta ocasión el PNV el encargado de dichas designaciones.

La capacidad o incapacidad de la persona propuesta  no ha sido más que una triste disculpa esgrimida por los socialistas que han puestos sus ojos en un nuevo trofeo de caza. Desde la llegada del “lehendakari” socialista a Ajuria Enea el ambiente y clima de colaboración interinstitucional se ha venido deteriorando gracias al comportamiento de los socialistas, que han convertido a sus representantes en arietes en la batalla entablada contra el PNV en la inminente disputa de Ayuntamientos y Diputaciones.

No hay más que repasar la hemeroteca para ver que el Centro de Desarrollo Empresarial de la Margen Izquierda no les preocupa lo más mínimo. El pasado mes de marzo se abrió la veda con las desafortunadas declaraciones de Tontxu Rodríguez, consejero socialista en Cedemi, en las que acusaba a Amaia del Campo de anomalías en la tramitación de las cuentas de la entidad durante el año anterior. La entonces responsable del Cedemi demostró con datos que Tontxu Rodríguez no decía la verdad y le acusó de un “supino desconocimiento” del funcionamiento de la entidad a la que pertenecía y de buscar el “enfrentamiento institucional”.

La segunda ofensiva contra el Cedemi la protagonizó el portavoz de los socialistas barakaldeses quien insultó y atacó a Amaia del Campo cuando anunció que abandonaba la dirección de la entidad para centrarse en su labor de portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento. En aquella ocasión el político socialista dijo que las cifras del balance de gestión eran falsas. Algo incomprensible, puesto que habían sido aprobadas por todos los consejeros de la institución, incluidos los socialistas.

A tenor de la forma de actuar que están teniendo los socialistas con estos asuntos, y sin querer resultar agoreros, podemos vaticinar la próxima defunción del Cedemi, gracias a la estrategia de enfrentamiento del PSE. Poco o nada les importan a los socialistas de Ezkerraldea la labor de esta institución, que tiene entre sus principales objetivos la ayuda a la generación de nuevas empresas en la comarca, que a su vez creen nuevos puestos de trabajo. ¿Tendrá algo que ver en todo esto la intención oculta pero nada disimulada de hacer de Inguralde, organismo que dirige el portavoz del PSE de Barakaldo, el sustituto de Cedemi?

Anuncios

La tournée desesperada y continua de Tontxu por Barakaldo

De frente y del revés, por activa y por pasiva… cualquier disculpa es buena para el equipo de gobierno de Barakaldo para vender, volver a vender y requetevender una y otra vez las mismas obras y proyectos. En los últimos meses Tontxu Rodríguez y su séquito se dedican a visitar de manera desesperada las obras del Plan E. Buscan los réditos electorales para los que fueron concebidas dichas obras.

Tras el polémico anuncio de los recortes sociales anunciados por el Gobierno central de ZP, y que todo apunta serán seguidos a píes puntillas por el Lehendakari López, los expertos están profundizando y afinando sus análisis sobre la situación generada y en las implicaciones de la inacción de los Gobiernos socialistas de Madrid y Lakua.

ZP ha negado reiteradamente la situación de crisis y lo único que ha hecho ha sido parcheos, más pensados en clave de marketing electoral que en términos de eficacia y solución de los problemas. Mientras tanto, Patxi López sigue desaparecido y atento a cumplir sin salirse del guión las órdenes del presidente español, sin tener en cuenta las diferencias de la realidad y el ordenamiento vasco.

Los Planes E son un claro ejemplo de esa política improvisada. Los ciudadanos hemos visto como las calles de nuestros pueblos y ciudades era levantadas con la disculpa de generar empleo en el sector de la construcción. Lo cierto es que en muchos casos esas obras no eran necesarias y sólo han servido para generar un falso oasis en el árido desierto de la situación económica y laboral que los socialistas han tocado de muerte.

Barakaldo es un ejemplo de ello. Con cargo a los fondos ZP se han llevado a cabo innumerables obras que muchas veces ya estaban planificadas, presupuestadas y anunciadas reiteradamente en la prensa. Es el caso de las obras de regeneración de algunos barrios en el que sus vecinos se encuentran muy molestos con el resultado final. “De qué nos sirven las anchas aceras si no tenemos dónde aparcar nuestros vehículos”, se preguntan la gran mayoría de los barakaldeses de Rontegi, y así en la mayoría de las calles en donde los socialistas han invertido los fondos de ZP.

Tontxu y los suyos son conscientes del parón que a nivel municipal ha supuesto esta Legislatura. Un equipo sin ideas, al que la oposición le marca el ritmo. Los socialistas están viviendo de las rentas y han centrado todos sus objetivos en las obras del plan E. El problema es que esto se puede convertir en un boomerang, ya que las obras se han planificado mal, sin tener en cuenta aspectos imprescindibles como lo peligroso que puede llegar a resultar la eliminación de las plazas de aparcamiento de los vecinos, o porque finalmente y tras los recortes de ZP la ciudadanía comienza a percatarse de que el famoso Plan E no ha sido más que una pose estratégica en busca de votos. Mientras se ha dilapidado el dinero en levantar aceras una y otra vez se ha descuidado lo verdaderamente importante, la inversión en infraestructuras, en investigación y desarrollo.

Tontxu date prisa. Los vecinos saben que ha sido tu partido el causante de las medidas del recorte en el gasto público, que, de momento, afecta fundamentalmente a los pensionistas, a las jóvenes parejas que deseen tener un hijo, a los funcionarios…