• Categorías

  • noviembre 2019
    L M X J V S D
    « Oct    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Facebook

El alcalde “socialista” de Barakaldo, en contra de la Huelga general del 29M

Desalojo de trabajadores ordenado por Tontxu Rodríguez (BarakaldoDigital)

Son muchos los motivos para que los barakaldeses nos adhiramos el próximo jueves a la huelga general contra la reforma laboral del Gobierno del PP, que en Euskadi cuenta con el respaldo y apoyo de todos los sindicatos.

Las cifras de paro en Barakaldo tienen que hacer que nos revolvamos ante la grave situación económica que hace que casi 8.000 vecinos y vecinas sean víctimas directas del desempleo.

Son muchas las presiones a las que las trabajadoras y trabajadores se están viendo sometidos estos días por parte de las empresas y la patronal para evitar que podamos desarrollar nuestro derecho a parar, pero la salvaje reforma laboral impuesta por el PP es el mejor argumento para ejercer nuestro derecho a la huelga.

El PP de Barakaldo ha seguido los pasos de sus jefes de Madrid y se ha posicionado en contra de que se pudiera cambiar la fecha de la celebración del pleno ordinario de nuestro Ayuntamiento, que coincide con la jornada de Huelga general.

Lamentable e incomprensiblemente el Alcalde “socialista”, Tontxu Rodríguez, ha seguido los dictados del PP y ha decidido no cambiar la fecha, tal y como habían propuesto PNV, Bildu y Ezker Anitza. Por lo tanto, el pleno se mantiene el jueves 29, todo lo contrario de lo que está pasando en otras instituciones en donde los socialistas han cambiado las fechas de este tipo de actos.

Si algo ha quedado claro es que el PSE de Barakaldo no apoya esta huelga y que se posiciona junto al PP, con los que han impuesto la reforma laboral. Los trabajadores deben tomar nota del falso progresismo de Tontxu Rodríguez.

El PSE de Barakaldo al ritmo que le marca la oposición


La forma de proceder en la última semana de Tontxu Rodríguez y los concejales socialistas deja en evidencia que en Barakaldo sufrimos la “gestión” de un equipo noqueado, nervioso, falta de ideas, al que la oposición le marca el ritmo y le propone las iniciativas que luego el PSE trata de arrogarse.

Comenzó la semana con las quejas de los usuarios del Aparcamiento de La Paz. Estos vecinos reclamaban que el Ayuntamiento, propietario de dicho parking, estaba dejando que pasara el tiempo sin que la constructora acometiera los numerosos desperfectos localizados en esta infraestructura, y lo que es peor que se estaba agotando el tiempo de garantía y que, una vez transcurrido las reparaciones tendrían que ser abanonadas por el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo por los barakaldeses.

Todos los partidos, excepto los socialistas, apoyaron las reivindicaciones de los usuarios. PNV Barakaldo solicitó la convocatoria de una comisión en la que estuvieran presentes los vecinos para conocer de una vez por todas qué es lo que pasa con este asunto. El PP anunció una iniciativa en el Pleno.

Pero en esto que apareció el que se ha convertido en el bombero-pirómano del Ayuntamiento, el portavoz socialista, Alfonso García, quien para más coña resulta ser el responsable de lo que ocurre en este aparcamiento. Lejos de mirar por los intereses de los vecinos, arremetió no sólo contra ellos sino contra PNV y PP, diciendo que las obras ya estaban hechas y otro sinfín de disculpas que le posicionaban al lado de la constructora en lugar de con los afectados.

Los vecinos respondieron al portavoz del PSE lamentando su actitud y anunciando que los iban a tener en frente. Dicho y hecho, al día siguiente la constructora volvió a reparar todo aquello que García decía estar ya resuelto.

Este es un ejemplo de la falta de rigor así como de la pésima gestión que están llevando a cabo los socialistas de Barakaldo, a los que la oposición les marca el ritmo con las iniciativas a favor de nuestro pueblo, aunque luego sean ellos los que salgan en la foto.

Otro ejemplo de ello lo tenemos con EB que, ante la ola de frío que venimos sufriendo, propuso ayer que nuestro Ayuntamiento habilitara los polideportivos de la ciudad para dar cobijo a las personas sin hogar. Un día después aparecen los socialistas como salvadores y hacen suya esta iniciativa, aunque reconocen que es de EB. ¿Si no llega a proponerlo Amaya Martínez lo habría hecho el PSE? Es la duda, aunque queda en evidencia que ante la falta de ideas lo mejor es copiar las de los demás.

Es triste, pero estos son los que nos “gobiernan”, y además cobran por ello.

Por cierto, son muchos los emails que Barakaldotarrok recibe con insultos defendiendo a Tontxu Rodríguez y su partido. Estos no se publican por respeto a nuestros lectores. Entre ellos hay muchos que niegan que el Alcalde vaya a abandonar Barakaldo. En breve escribiremos sobre ello, pero parecen estar en lo cierto. Tontxu Rodríguez esperaba en el andén pero el tren que iba a coger venía muy lleno con socialistas a los que recolocar tras las últimas debacles electorales, con lo que parece que ha perdido la oportunidad de salir dignamente del pueblo que le vio nacer.

Mila Esker.

Salida inminente de Tontxu. ¿Volverá a repetirse la historia en el Ayuntamiento de Barakaldo?

Mucho se viene hablando de la salida de Tontxu Rodríguez de la Alcaldía de Barakaldo. Algunas hipótesis la fechaban a principios de otoño, aunque Barakaldotarrok siempre ha apuntado la idea de que el regidor barakaldes no iba a comer el turrón al frente del Ayuntamiento fabril.

El año se va agotando y si los rumores, que cada día son más fuertes, se cumplen, Tontxu estaría a punto de decir adiós a su singladura como alcalde del pueblo que le vio nacer. Pero parece que no son sólo rumores. Hay un dato que no pasa desapercibido entre el personal del Ayuntamiento de Barakaldo, y es que se han agotado los plazos legales para que el PSE presente el proyecto de presupuestos para el 2011.  A día de hoy es imposible que las cuentas salgan aprobadas antes de que finalice el presente año, por lo que a partir del 1 de enero de 2012 Barakaldo contará con un presupuesto prorrogado.

La cuestión en si misma es bastante significativa, ya que durante la pasada legislatura, el PSE siempre sacó adelante los presupuestos durante el mes de diciembre, pero este año es la excepción. Lo cierto es que la persona que sustituya a Rodríguez al frente dela Alcaldía podría encontrase encima de su mesa las cuentas que tendrán que ser negociadas con algún partido de la oposición, ya que los pírricos resultados cosechados por el PSE el pasado 22 de mayo (perdieron 3 concejales, pasando de 11 a 8), le imponen que el presupuesto deba ser negociado con el PP (8 + 5 = 13 de 25), con el PNV (8 + 7 = 15 de 25) o con BILDU y EB (8 + 4 + 1 = 13 de 25).

En cualquier caso, Barakaldotarrok quiere llamar la atención de los lectores ante una nueva posibilidad de cambio al frente del Ayuntamiento que se abre si se produjera definitivamente la salida de Tontxu. Tal y como ocurriera el pasado 13 de junio, la persona que sea propuesta por el PSE para sustituir a Rodríguez debería contar con 13 de los 25 votos del Pleno. De lo contrario, la ley dice que será Alcalde el candidato de la lista más votada en las elecciones, es decir lo que ocurrió con Tontxu el pasado mes de junio.

¿Pero y si los partidos de la oposición no presentaran a sus propios candidatos y apoyaran una candidatura alternativa, como la que en su día planteó Amaia del Campo, en nombre del PNV? Tras seis meses al frente del gobierno municipal, el PSE ha demostrado que no ha cambiado sus formas de gestionar y hacer política ¿Dejarán algunos partidos que la historia se repita y que los barakaldeses tengamos que sufrir hasta 2015 un gobierno “socialista”?

Tontxu no comerá el turrón al frente del Ayuntamiento de Barakaldo

Folleto informativo del colectivo Berri-Otxoak

La salida de Tontxu y los necesarios cambios que ello va a conllevar en el grupo municipal están convulsionando a la familia socialista de Barakaldo. El abandono de la Alcaldía por parte del actual regidor barakaldes es inminente, según comentan miembros destacados de la ejecutiva vizcaína del PSE.

Los socialistas barakaldeses no olvidan la forma en que les fue impuesta la lista electoral cocinada por Tontxu y los suyos y mucho menos olvidan los calamitosos resultados electorales registrados por su partido en las pasadas elecciones municipales. Los corrillos socialistas apuntan a Tontxu y su equipo como responsables de la debacle traducida en una pérdida de votos y de concejales (pasaron de 11 a 8, a tan sólo un concejal de diferencia del PNV de Barakaldo, que a su vez ganó 2 concejales,  pasando de 5 a 7).

La disputa en estos momentos vendría determinada por ver no sólo quién será el sustituto de Tontxu, la quiniela se juega entre el concejal de Infraestructuras y actual portavoz del grupo municipal, Alfonso García, y el actual concejal de Cultura, Educación, Euskera y Juventud, Carlos Fernández, sino también en quién será la persona que se beneficie del corrimiento de puestos en la lista socialista.

En cuanto al primero de los asuntos, si bien todo apuntaba a que iba a ser García el nuevo regidor del partido de la rosa, algunos comentarios realizados por “el poder en la sombra”, es decir Suances, apuntan a que su estilo, su verborrea faltona y sus formas le han granjeado numerosos enemigos no sólo entre la oposición sino entre colectivos y vecinos, algo que en nada beneficiarían al partido en Barakaldo. Por el contrario, Fernández se ha demostrado una persona “suave” en las formas que se mueve bien en la denominada por los propios socialistas “huerta” de votos (es decir, los centros regionales), lo que a priori parece situarle en la cabeza de carrera.

Respecto al segundo motivo que estaría encendiendo el fuego dentro de la familia socialista, tendría que ver con la persona que se beneficiaría al correr la lista tras la salida de Tontxu. En ese sentido, se encuentra como persona inmediata el que dicen es el “protegido” de Suances, Juan Carlos Justo, hasta la pasada legislatura concejal socialista en Durango y que supuestamente se benefició del reparto sin sorteo de viviendas de protección oficial en La Siebe. Y por otro lado, y en el puesto 10, se encontraría la sobrina del ex alcalde Orrantia, Izaskun León, quien en la anterior legislatura fue concejala delegada de Juventud y Calidad. Tanto la elección de uno como de otra se presenta polémica en el seno del PSE barakaldes, ya que Suances estaría intentando hacer valer su posición de fuerza para colocar en el puesto a su hombre de confianza, mientras que Orrantia, después de la disputa mantenida con Tontxu tras ver como relegaba a su sobrina al décimo puesto de la lista y previendo los pésimos resultados electorales, estaría presionando para que su sobrina pudiera volver a disfrutar del sueldazo de concejala delegada.

El nerviosismo es palpable en los corrillos socialistas pero parece que hay prisas por apagar este fuego que parece haber encendido Tontxu y que parece extenderse con su marcha. En los próximos días Barakaldotarrok informará sobre el futuro que parece depararle al hasta ahora Alcalde de Barakaldo.

 

Frente PSE+PP = El que reparte se lleva la mejor parte

Aduciendo supuestas proporcionalidades obtenidas tras los resultos de los pasados comicios de mayo, socialistas y populares han acordado en Barakaldo el reparto de los órganos de poder municipales.

Los grandes perjudicados han sido PNV Barakaldo y Bildu a los que el pacto encubierto PPSOE les han ninguneado y restado representatividad tanto en las comisiones informativas como en los organismos autónomos locales o en los organismos colegiados de las entidades supra o extra municipales.

Algunos políticos deben creerse que los barakaldeses somos tontos, ya que mediante acuerdos, que en este caso ni siquiera se atreven a reconocer, de momento, se arrogan una representatividad que no han avalado nuestras vecinas y vecinos con sus votos en las urnas.

Es la segunda ocasión que el PP de Barakaldo salva la difícil situación en la que Tontxu Rodríguez y sus compañeros socialistas quedaron tras el batacazo electoral de mayo (pérdida de casi 6.000 votos y 3 concejales). La primera recordamos que fue cuando el PP no apostó por el cambio al frente de la Alcaldía.

Tanto entonces como ahora, el PP hizo lo contrario de lo que dijo que no iba a hacer. Ahora nos encontramos ante un pacto claramente encubierto por puros intereses electoralistas. Socialistas y populares han tomado nota de que los ciudadanos de este país siguen sin entender y respaldar ese acuerdo que mantiene a Patxi López en Ajuria Enea y por ello el pacto entre las dos formaciones se va a mantener, aunque sea en la sombra y guardando las formas. Además, no podemos olvidar que PP y PSOE se juegan las elecciones generales que les llevaran a gobernar en el Estado español, por lo que de momento hay que guardar las apariencias hasta que pasen los mencionados comicios.

Barakaldotarrok hasta ahora no se ha equivocado en sus vaticinios (dijimos que Tontxu seguiría siendo Alcalde gracias al PP y que ambas formaciones iban a pactar. En esta ocasión y viendo las comisiones que van a funcionar en el Ayuntamiento nos atravemos a augurar que el PP, cuando decida quitarse la careta, es decir cuando su acuerdo no suponga una amenaza para sus cálculos electorales, se hará cargo de las delegaciones de Tercera Edad, Seguridad ciudadana y propablemente Participación Ciudadana e Inguralde.

Algunos se están retratando tan descaradamente que sería mejor que se quitaran la careta tras la que tratan de ocultarse. Más que nada por dignidad y por respeto a los barakaldeses.

Socialistas a la caza del sillón

Tontxu franqueado por los supuestos candidatos a sustituirle

La noticia se producirá más pronto que tarde  y a nadie le pillará fuera de juego. Los círculos cercanos al PSE de Bizkaia lo confirman y nadie lo desdice. Todo lo contrario, es el propio Tontxu el que a bombo y platillo lanza el mensaje a discrección.

Barakaldotarrok ya lo lleva adviertiendo y otros medios de comunicación se han hecho eco de la información.

Todas las fuentes coinciden en lo mismo, Tontxu lleva tiempo rogando y llorando por las esquinas que lo saquen de Barakaldo, y parece que la insistencia ha dado su fruto.

¿Pero a qué esperan?: Guerra interna a la vista

Tontxu parece ser que aceptó ser de nuevo el candidato socialista a la Alcaldía de Barakaldo. Pero la condición era clara: mantenerse como candidato, y aprovechar su “tirón”, a cambio de salir de Barakaldo en cuanto pasaran las elecciones. La ejecutiva bizkaina aceptó el ordago sin prever el tortazo electoral del PSE de Barakaldo (la candidatura de Tontxu perdió más de 6.000 votos y, en consecuencia, 3 concejales).

Ahora ha llegado el momento de mover a Tontxu y de “recompensarle” por su “excelente trabajo”.

Las hipótesis sobre el momento de la salida de Tontxu son variadas. Las hay desde las que la fijan en la Navidad, y Barakaldotarrok es de esta opinión, y los hay que piensan que el ritmo para su salida lo marcará la negociación para la configuración de un gobierno estable en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Las preferencias socialistas parecen claras a a la hora de elegir compañero de viaje: el PP (estratégicamente no les conviene pactar con PNV Barakaldo, ya que los resultados al alza del partido de Amaia del Campo les convierte en clara alternativa a gobernar). Los populares han consentido la permanencia del PSE y de Tontxu al frente de la Alcaldía y, dadas las malas relaciones entre socialistas y populares en Barakaldo, la salida de Rodríguez de Barakaldo podría ser interpretado como un gesto por el electorado del PP que siguen sin entender que los socialistas “gobiernen” el Ayuntamiento barakaldes. La salida de Tontxu allanaría el camino de los populares a admitir públicamente, y sin rubor, un pacto con el PSE, pero la duda está en quien será el sustituto político de Tontxu al frente del Consistorio barakaldes.

Dos son los nombres que suenan, y precisamente esta doble alternativa es la que está ralentizando el acuerdo. Por una parte, se oye el nombre del actual portavoz socialista, Alfonso García. Quienes le conocen dicen que lleva años peleando por el puesto de Tontxu y consideran que no admitirá que “después de todo lo que ha hecho por el partido”, éste le siga relegando al puesto de portavoz y mamporrero de la oposición.

El otro candidato que suena es Carlos Fernández, el actual concejal de Cultura. Este antiguo empleado de Ikea es considerado por las filas siocialistas como alguien “demasiado gris” como para sustituir a un “personaje de peso” como Tontxu.

Algunas voces definen la situación como “socialistas a la caza del sillón”. Pero lo que no cabe lugar a dudas es que las quienielas están abiertas, y según dicen las personas que conocen los entresijos de la familia socialista barakaldesa, no se resolverá hasta que lo decida el verdadero Alcalde de Barakaldo, el poder en la sombra, Jesús María González Suances.

Barakaldotarrok seguirà informando.

En Navidad llega el turrón y Tontxu se va

Tontxu con la makila (foto de Barakaldo Digital)

Los resultados electorales del 22 de Mayo han dejado un difícil panorama para Tontxu y los socialistas barakaldeses. La pérdida de más de 6.000 votos por parte del PSE ha conllevado una merma de representación en el pleno, de 11 a 8 concejales, lo que les obliga a buscar un pacto urgente que les asegure la acción de gobierno en los próximos cuatro años. A parte de eso, los corros de las familias socialistas barakaldeses exigen responsabilidades por un pírrico resultado del que responsabilizan a Tontxu y su equipo.

El pasado sábado Tontxu volvió a ser reelegido alcalde, y según la portavoz jeltzale Amaia del Campo ha sido posible después de que ni PP, ni Bildu ni EB hayan respondido a las ansias de cambio planteadas por los barakaldeses. Es totalmente respetable la actitud de cada partido, y que cada fuerza política se haya votado a si misma, lo que no es de recibo es que algunos intenten tomar el pelo a las vecinas y vecinos.

El PP de Barakaldo, en boca de su portavoz Amaya Fernández, aseguró durante la campaña y después también que con sus votos no iba a aupar a Tontxu Rodríguez a la Alcaldía. La popular cumplió su palabra y no le votó durante el pleno de investidura,  pero aún así le aseguró la alcaldía al PSE, valiéndose para ello de la maniobra de votarse a si misma.

El PSE no puede gobernar en este nuevo escenario, por lo que tiene que buscar cuanto antes un acuerdo. En la última legislatura se valió de EB (lo que le ha pasado factura a la formación de izquierdas que ha perdido 1 de los 2 concejales con los que contaba). En esta ocasión esta fórmula no le va a servir, ya que ambas formaciones no suman los 13 concejales que garantizan la mayoría absoluta del Pleno.

Las cifras sí les dan a los socialistas si suman sus votos a los del PP. Algo que vendría a confirmar la estrategia frentista de populares y socialistas que ya mantienen desde el Gobierno vasco. De todas formas, en el caso de Barakaldo existe un problema y es que las relaciones personales entre el PP y el PSE de la localidad están rotas, gracias a la actitud maleducada y frentista que los socialistas han mantenido contra Amaya Fernández a la que han insultado y denigrado en público en numerosas ocasiones durante la pasada legislatura.

La solución a este entuerto es fácil: por una parte, la salida de Tontxu Rodríguez de Barakaldo, algo que el mismo mandatario socialista fija para las próximas navidades, vendría a allanar el abrupto camino de las actuales relaciones rotas. La otra alternativa es la imposición de un pacto con el PSE, por parte de la ejecutiva del PP a su partido en Barakaldo  (como ha sucedido con la elección de Tontxu Rodríguez, con la desautorización pública de Basagoiti a los deseos del PP barakaldes).

Barakaldo y nuestras vecinas y vecinos no se pueden permitir una situación de parón institucional. Son muchos los proyectos que se han de poner en marcha para que la ciudad siga en marcha y sobre todo es prioritario luchar contra el paro, que en estos momentos azota a cerca de 8.400 barakaldeses. Barakaldotarrok aseguró al día siguiente de las elecciones que Tontxu iba a volver a ser alcalde, en esta ocasión nos atrevemos a augurar, de nuevo, un pacto PP y PSE en Barakaldo. El cambio no ha sido posible y los vecinos tienen que saber quienes son los responsables no sólo de que Tontxu se mantenga en el poder sino del futuro acuerdo entre populares y socialistas.