Si quieres que Euskadi avance: ¡vota PNV!


Nos jugamos mucho este domingo, nada menos que el futuro de nuestros hijos e hijas, de nuestros nietos y nietas. Tenemos la responsabilidad de decidir en manos de quién de los candidatos dejamos el futuro de Euskadi. Barakaldotarrok lo tiene claro: en las de Iñigo Urkullu, porque es el único que ha planteado propuestas para sacarnos de la crisis y que además ha planteado hacerlo con la ayuda y colaboración de todos, sin tener en cuenta las diferencias que separan a unos partidos de otros.

Durante esta campaña EAJ-PNV ha demostrado ser el único partido con propuestas concretas para los problemas que a todos nos preocupan. Algunos han intentado poner en marcha su campaña del miedo contra el PNV. Han tratado de obviar que Urkullu representa al mismo partido que en los años 80 sacó este país adelante mientras PSOE y PP cerraban una a una todas nuestras empresas, mientras los ministros socialistas decían que “la mejor política industrial es la que no se hace”.

EAJ-PNV plantea propuestas serias y concretas, planes concretos para sacar de nuevo al país adelante. Mientras otros piden 4 años más para seguir aumentando la deuda y dejando caer a Euskadi , mientras otros se esconden tras pancartas sin poner en marcha plan alguno para reactivar nuestra economía, EAJ-PNV se presenta ante la ciudadanía con compromisos concretos y el aval de la gestión realizada durante años en las instituciones.

En la campaña electoral del 2009, mientras Patxi López juraba y perjuraba que jamás pactaría con el PP, desde Ezkerraldea algunos alertaban que lo haría, como ya lo había hecho en Barakaldo o Portugalete. Muchos escuchaban incrédulos nuestras advertencias (sólo un 3,5% pensaba que se podía dar esa circunstancia. El mismo porcentaje que ahora opina que se pueden dar un pacto entre el PSE y EH Bildu).


Aquella noche electoral, cuando Patxi López comprobó que sus votos sumados a los del PP le aseguraban el sillón de Ajuria Enea, no tardó en desenmascararse y presentarse ante la ciudadanía como el nuevo lehendakari.

Como en el 2009, algunos asisten incrédulos a las mencionadas advertencias y, como entonces, su voluntad permanecerá oculta hasta la noche electoral. Patxi López faltó a su palabra en el 2009, ¿de verdad crees que no lo volverá a hacer? “Por sus hechos los conoceréis”.

Si quieres que Euskadi avence: el domingo, ¡vota PNV! Euskadi aurrera!

Anuncios

Del discurso del miedo a los cómplices silencios y las mentiras

El PSE lleva tiempo en campaña, aunque es más apreciable desde que su socio de gobierno, el PP, les dejó en la en la estacada por motivos electoralistas, sin poder culminar la legislatura. El objetivo es claro intentar mantener en Ajuria Enea a Patxi López. Y para ello no están escatimando esfuerzos ni recursos públicos de todas las vascas y vascos.

La pasada semana el Alcalde de Barakaldo y el de Coscojales realizaron una visita a los representantes de los centros regionales de Barakaldo. El encuentro tuvo lugar en una de estas asociaciones localizadas en Rontegi y, como ya es habitual, volvieron a lanzarles a los asistentes el discurso del miedo frente a los partidos nacionalistas, acompañado en esta ocasión por el de que ellos no van a realizar recortes en la sanidad y la educación, que para algo son socialistas de pro.

A Tontxu se le olvidó decir a los asistentes que esos recortes ya se están realizando y que él como alcalde de Barakaldo los está consintiendo. Osakidetza ha planteado un recorte de personal sanitario en el centro de Salud de Rontegi, que si nadie dice lo contrario se inaugurará en vísperas de las fiestas de Karmenak, en concreto el próximo viernes 13 de julio. Haciéndolo coincidir con esas fechas los gestores socialistas tratarán de evitar el enfado y las protestas de los vecinos de este barrio barakaldes. Además, el Gobierno de Patxi López está llevando a cabo una reordenación encubierta de la asistencia sanitaria de la localidad, que acarreará otro tipo de recortes, y de los cuales tampoco dijo nada ni el ejecutor ni el consentidor.

Todos estos recortes del Gobierno vasco han sido consentidos por el Alcalde de Barakaldo, por no haber alzado su voz en contra. Pero la actitud de Tontxu Rodríguez es todavía más vergonzosa, puesto que fue él mismo el que anunció en su día los servicios con los que iba a contar el ambulatorio de Rontegi. Pero bueno, queda en evidencia que parece que fue una mentira más. Al final, el alcalde pensará que como son los míos los que incumplen lo prometido pues está bien hecho, aunque afecte al bienestar de mis vecinos y vecinas.

A estas alturas los socialistas tienen que abandonar el discurso del miedo y la mentira. Han estado más de 3 años al frente del gobierno vasco, gracias al PP, y ahora vuelven a utilizar los viejos clichés ya habituales en las campañas del PSE. Por sus hechos les conoceréis, aunque en este caso es difícil porque, a parte de cobrar o vender ese magnífico tranvía que supuestamente circula por Barakaldo gracias a Patxi López y del que ni siquiera se ha colocado una traviesa, poco o nada han hecho en el Gobierno vasco.

El PSE sigue sin desvelar si Tontxu Rodríguez repetirá como candidato a Alcalde

Es curioso oír hablar al cerebro gris del socialismo vasco, al secretario de Organización del PSE-EE y alcalde de Portugalete, Mikel Torres, sobre los próximas elecciones municipales de 2011. Y resulta curioso sobre todo por la capacidad de abstracción que demuestra a la hora de reinterpretar la actuación de su partido en los últimos años.

Con un lehendakari mantenido gracias al apoyo de los populares y con varias alcaldías en Bizkaia en las que PSE y PP comparten y sustentan el equipo de gobierno, como en el propio Portugalete o Basauri, el hombre de confianza de Patxi López se ha atrevido a anunciar que no habrá un futuro pacto a priori con los de Rajoy y Basagoiti. Lo mismo dijeron los socialistas en las autonómicas y la misma noche electoral López se lanzó a los brazos de los populares sin ningún tipo de rubor y a la desesperada tras comprobar el descalabro de unos resultados que demostraron que su proyecto no era avalado por la sociedad vasca que volvía a dar el triunfo a Ibarretxe.

Llama la atención que el anuncio haya servido además para realizar su análisis sobre la situación de algunos municipios y los cabezas de lista que disputarán las Alcaldías. Menciona la importancia del “caladero” de votos de Ezkerraldea y curiosamente no menciona al mayor de los municipios, es decir Barakaldo.

Si Tontxu Rodríguez será de nuevo el candidato o no sigue siendo un misterio, y las declaraciones de Torres poco o nada han servido para resolver la incógnita . Son muchas las variables que los mandatarios socialistas deben estar sopesando para volver a dar por buena la candidatura del actual Alcalde de Barakaldo. Entre otras, el descenso de popularidad de Tontxu debido a las noticias que a lo largo de los últimos meses han venido apareciendo y que han puesto en entredicho la supuesta transparencia en la gestión del mandatario socialista. También estarán pendientes de esperar al final del verano para conocer los nombres de las personas que encabezarán las listas de partidos como UPyD o el Partido Social y Vasco (surgido de la escisión de los socialistas en Sestao y que ha anunciado que se presentará en otros municipios del Gran Bilbao, entre ellos en Barakaldo), ya que ambos partidos por su ideología y perfil pueden restar votos al PSE.

Lo único cierto es que a estas alturas el único partido que tiene no sólo elegido a su aspirante a la Alcaldía sino al equipo que le acompañará es el Partido Nacionalista Vasco, que ha vuelto a confiar en su actual portavoz, Amaia del Campo. La incógnita tampoco está resuelta respecto al PP, EB o incluso la izquierda abertzale (de la que queda saber si como hace cuatro años le permitirán presentarse a las elecciones).

Tontxu Rodríguez no sabe cómo recuperar el favor de los barakaldeses

A esta legislatura le queda menos de un año para concluir. Por estas fechas, en junio del año que viene se debería haber constituido una nueva Corporación con su Alcalde al frente. A estas alturas tan sólo es seguro que repite como candidata la actual portavoz del PNV, Amaia del Campo. De los candidatos del resto de fuerzas poco o nada se sabe, ya que sus nombres no han sido desvelados.

La principal incógnita se centra en la figura del actual alcalde, Tontxu Rodríguez. Por los buenos resultados electorales obtenidos en los últimos comicios municipales por parte del PSE, todo hubiera hecho pensar que ésta hubiera sido una cómoda legislatura para el primer edil barakaldes, pero lo cierto es que la estrategia seguida por los socialistas barakaldeses se ha demostrado funesta y torpe. A falta de 2 concejales para asegurarse la mayoría absoluta, los socialistas han decidido gobernar en solitario, intentando aplicar los cálculos de la “geometría variable” que tanto le gustan a Zapatero y que tan pésimos resultados le han proporcionado, ya que a la postre se ha comprobado su soledad y debilidad en el Congreso.

En Barakaldo ha ocurrido algo similar, y con tal de dar cartera y sueldo a todos y cada uno de los 11 concejales socialistas, Tontxu y los suyos han decidido gobernar solos. Primer error, ya que la estrategia política establece que hay que tener aseguradas las mayorías. En Barakaldo se ha hecho caso omiso a esta máxima  prueba de ello es, por ejemplo, que ningún grupo avalara el chapucero Plan Económico y Financiero para el Ayuntamiento, lo que le obligó al PSE a retirarlo.

Pero el segundo error, y más importante, es que el PSE, con Tontxu a la cabeza, ha gobernado desde la prepotencia y la lejanía, y han convertido el insulto al contrincante político en arma habitual. La imagen de este alcalde está tocada y prueba de ello son las reiteradas encuestas telefónicas que se vienen realizando en Barakaldo, en las que una y otra vez, preguntan sobre Tontxu y piden una valoración sobre su figura y su gestión.

Son muchas las noticias que en los últimos años han puesto en entredicho la gestión del Sr. Rodríguez, muchas las publicaciones de todo tipo que las vienen denunciando, y los socialistas y los barakaldeses no son ajenos a esta circunstancia. De ahí que busquen en las encuestas el refrendo necesario para saber si Tontxu debe ser de nuevo el candidato a la Alcaldía o no.

Como boxeador noqueado, el equipo de Gobierno da bandazos y se lanza a anunciar medidas populistas como que Tontxu se va a bajar el sueldo un 10%, lo que implica que se apretará el cinturón más que el Lehendakari. ¿Es consciente Tontxu del papel en el que deja a su secretario general, Patxi López, que ha decidido no seguir a Zapatero y no bajarse un 15% su sueldo? ¿Se da cuenta Tontxu de que deja en evidencia que el Lehendakari López se ha reducido su sueldo menos que lo que lo ha hecho el Alcalde de Barakaldo? ¿Fallo de estrategia, daños colaterales por la desesperación o improvisación?

“Si yo tuviera una escoba…”

Reza así el estribillo de una popular canción del pop español. Y sigue “…cuantas cosas barrería”. La simpleza de la frase da píe a la profundidad que uno le quiera conceder. ¿Quién no se ha parado a pensar alguna vez qué problema le gustaría barrer?

El alcalde Tontxu Rodríguez se ausentaba desde el jueves de Barakaldo. El motivo era que tuvo que acudir hasta Getafe a recoger la Escoba de Platino, galardón concedido a la localidad fabril por la calidad de su limpieza viaria.

Hasta aquí todo normal, pero como viene siendo habitual, el Sr. Rodríguez se hizo acompañar de un séquito de personas, entre los que se encontraban asesores ejecutivos y concejales, como la Delegada de Acción Social. En épocas de crisis es incomprensible que los políticos sigan apuntándose a viajes y estancias que tienen que ser abonadas por todos los barakaldeses. ¿Quién se puede imaginar para qué fue la concejala de Acción Social a una entrega de premios sobre la limpieza viaria? Estaría bien que si a este equipo de Gobierno le queda algo de decencia explicara el motivo de tan interesante viaje así como los gastos que a las dañadas arcas barakaldesas les va a suponer este fin de semana de asueto para los cargos socialistas.

Pero mientras esto ocurría, parece que la portavoz del PNV en Barakaldo, Amaia del Campo, sí tenía claro para que querría la escoba de la canción. El pasado viernes la portavoz nacionalista se hizo eco de una serie de quejas de los vecinos de La Inmaculada, en el barrio de Gurutzeta. Estas personas venían quejándose de la suciedad que acumulaban las escaleras mecánicas del barrio, que por cierto encima no funcionaban desde hacía algunos días, así como de la presencia de unos contenedores de basuras que dificultan la visión de los peatones que tienen que atravesar una paso de cebra provisional.

La Sra. Del Campo tan sólo trasladó a los responsables socialistas las quejas vecinales. Eso es lo que tendrían que haber entendido los mandatarios del PSE, que lejos de asumir que existía un problema en esa zona de Barakaldo, se dedicaron a lo largo de toda la tarde del viernes a emitir notas de prensa, a cada cual más dura, insultando y vejando a la concejala del PNV.

¿Tontxu, si tú tuvieras una escoba, cuántas cosas barrerías? Seguramente a todos aquellos que critican como estás gestionando Barakaldo. Tendrías una ardua tarea porque cada día son más, pero estoy seguro de que tendrías mucha ayuda, seguramente la de todos esos que en tu nombre y en el de tu partido se dedican a insultar a los políticos de la oposición o a los medios de comunicación que dejan en evidencia vuestras carencias, falta de educación y simplicidad, o la de los que te han acompañado en el viaje a Getafe, porque claro en los tiempos que corren viajar por la cara está guay, ¿verdad?