• Categorías

  • septiembre 2020
    L M X J V S D
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Facebook

Tontxu Rodríguez, de capo di capi a soldado raso

2012 será recordado por los barakaldeses como el año en que vimos como Tontxu Rodríguez  era sacado por su partido de la Alcaldía de Barakaldo, donde oficiaba cual mandamás del pueblo, para pasar a liberado del PSE en las Juntas Generales (JJ.GG.) de Bizkaia, sin ningún tipo de responsabilidad más que la de calentar un sillón (eso sí con un buen sueldo, aunque inferior al que actualmente gana como Alcalde).

La fecha de la salida de Rodríguez Esquerdo se ha venido retrasando y finalmente sí ha comido el turrón como alcalde de Barakaldo. Los últimos rumores en el convulso entorno socialista de nuestra localidad fabril hablan de que el retraso se ha debido a que el PSE de Barakaldo está tratando de asegurarse que la salida de Tontxu no suponga ninguna sorpresa que ponga en peligro la permanencia del PSE al frente de la Alcaldía barakaldesa.

Aunque en un principio se había barajado que Tontxu iba a ocupar el cargo de portavoz socialista en JJ.GG., lo cierto es que finalmente no será así. En la actualidad, ese puesto está ocupado por Iñaki Egaña (marido de la ex Alcaldesa de Basauri y ex Presidenta de de Metro Bilbao, Loly de Juan), y parece que este último no está dispuesto a que nadie le mueva la silla y ha hecho valer su posición actual dentro del partido ante la llegada de un Rodríguez Esquerdo en horas bajas.

A nadie se le escapa que la salida de Tontxu es más un castigo que una recompensa, ya que pasa de ser “alguien” a ser uno más.  ¡Tontxu, quién te ha visto y quién te ve!

Barakaldotarrok se pregunta si habrá merecido la pena.

Mucha “posadera” para tan poco asiento

Tontxu Rodríguez, cada vez más alejado de Barakaldo

Los mentideros barakaldeses están que arden ante el próximo relevo de Tontxu al frente de la Alcaldía de Barakaldo. Finalmente  parece que se ha deshojado la margarita y que su sustituto será el actual concejal de Cultura, Carlos Fernández. Por lo tanto, el eterno segundón, el portavoz socialista, Alfonso García, tendrá que seguir viendo los toros desde la barrera al verse relegado de su más ansiado deseo de ser el primer edil de Barakaldo.

¿Y, mientras tanto, qué ocurre con Tontxu? Dicen los que le conocen que se encuentra como los antiguos soldados que tenían que hacer la “mili” de manera obligatoria y que día a día iban tachando los números del calendario para así hacer más llevadero su regreso a casa. La fecha de salida vendrá marcada por el paso del 20-N, entonces y tal como ya avanzó Barakaldotarrok, Tontxu se incorporará como portavoz del PSE en las Juntas Generales de Bizkaia.

Algunos dicen que es un castigo, ya que no es una salida muy honrosa para el Alcalde de Barrakaldo, que recordemos es el único gran municipio que gobiernan los socialistas tras la debacle electoral del 22 de Mayo, en que perdieron las alcaldías de Donostia o Gasteiz.

Pero, ¿cuál es el problema? La situación creada tras la pérdida de las Alcaldías ha empujado al PSE a convertir el Gobierno vasco en una oficina de Lanbide en el que están recolocando a todos los que se han quedado sin sueldo en los Ayuntamientos en los que gobernaban. El último caso conocido ha sido el de Txema Oleaga, el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, que lo han recolocado en la Administración de Patxi López, “gracias a sus méritos”, aunque para ello hayan tenido que dividir en dos una Dirección que ya estaba siendo ocupada por Nagore de los Ríos, persona de confianza del de Coscojales o el “hijo de Lalo”, como se conoce al actual lehendakari.

En definitiva, a Tontxu le ha pasado aquello de mucha “posadera” para tan poco asiento y se ha agarrado al último clavo ardiendo que parece quedar. En cualquier caso, hay que reconocerle a Antonio Julian Rodríguez Esquerdo, alias Tontxu, que esa maniobra no le puede salir tan mal, ya que la Legislatura está recién comenzada y por lo tanto va a contar con casi 4 años de sueldo como portavoz en Juntas, mientras que el resto de sus compañeros recolocados en Gobierno vasco saben que la cuenta atrás continúa y que es más que probable que en las próximas autonómicas el pacto que mantienen con el PP de Basagoiti no les sea suficiente como para perpetuarse en una sillas que no consiguieron con el apoyo popular a través de las urnas.

Tontxu no comerá el turrón al frente del Ayuntamiento de Barakaldo

Folleto informativo del colectivo Berri-Otxoak

La salida de Tontxu y los necesarios cambios que ello va a conllevar en el grupo municipal están convulsionando a la familia socialista de Barakaldo. El abandono de la Alcaldía por parte del actual regidor barakaldes es inminente, según comentan miembros destacados de la ejecutiva vizcaína del PSE.

Los socialistas barakaldeses no olvidan la forma en que les fue impuesta la lista electoral cocinada por Tontxu y los suyos y mucho menos olvidan los calamitosos resultados electorales registrados por su partido en las pasadas elecciones municipales. Los corrillos socialistas apuntan a Tontxu y su equipo como responsables de la debacle traducida en una pérdida de votos y de concejales (pasaron de 11 a 8, a tan sólo un concejal de diferencia del PNV de Barakaldo, que a su vez ganó 2 concejales,  pasando de 5 a 7).

La disputa en estos momentos vendría determinada por ver no sólo quién será el sustituto de Tontxu, la quiniela se juega entre el concejal de Infraestructuras y actual portavoz del grupo municipal, Alfonso García, y el actual concejal de Cultura, Educación, Euskera y Juventud, Carlos Fernández, sino también en quién será la persona que se beneficie del corrimiento de puestos en la lista socialista.

En cuanto al primero de los asuntos, si bien todo apuntaba a que iba a ser García el nuevo regidor del partido de la rosa, algunos comentarios realizados por “el poder en la sombra”, es decir Suances, apuntan a que su estilo, su verborrea faltona y sus formas le han granjeado numerosos enemigos no sólo entre la oposición sino entre colectivos y vecinos, algo que en nada beneficiarían al partido en Barakaldo. Por el contrario, Fernández se ha demostrado una persona “suave” en las formas que se mueve bien en la denominada por los propios socialistas “huerta” de votos (es decir, los centros regionales), lo que a priori parece situarle en la cabeza de carrera.

Respecto al segundo motivo que estaría encendiendo el fuego dentro de la familia socialista, tendría que ver con la persona que se beneficiaría al correr la lista tras la salida de Tontxu. En ese sentido, se encuentra como persona inmediata el que dicen es el “protegido” de Suances, Juan Carlos Justo, hasta la pasada legislatura concejal socialista en Durango y que supuestamente se benefició del reparto sin sorteo de viviendas de protección oficial en La Siebe. Y por otro lado, y en el puesto 10, se encontraría la sobrina del ex alcalde Orrantia, Izaskun León, quien en la anterior legislatura fue concejala delegada de Juventud y Calidad. Tanto la elección de uno como de otra se presenta polémica en el seno del PSE barakaldes, ya que Suances estaría intentando hacer valer su posición de fuerza para colocar en el puesto a su hombre de confianza, mientras que Orrantia, después de la disputa mantenida con Tontxu tras ver como relegaba a su sobrina al décimo puesto de la lista y previendo los pésimos resultados electorales, estaría presionando para que su sobrina pudiera volver a disfrutar del sueldazo de concejala delegada.

El nerviosismo es palpable en los corrillos socialistas pero parece que hay prisas por apagar este fuego que parece haber encendido Tontxu y que parece extenderse con su marcha. En los próximos días Barakaldotarrok informará sobre el futuro que parece depararle al hasta ahora Alcalde de Barakaldo.

 

El PSE ayuda a Tontxu a hacer las maletas

Torres y Tontxu (Foto DEIA)

El PSE ha sustituido a Tontxu Rodríguez al frente de la presidencia del Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB). La sustitución del Alcalde de Barakaldo por el de Portugalete tiene otro alcance, y es que el PSE está preparando la salida de Rodríguez de la Alcaldíade Barakaldo prevista tras el verano, tal y como lleva anunciando Barakaldotarrok.

El análisis de la noticia hoy publicada en los medios de comunicación tiene otra lectura, y es que los socialistas no quieren perder cuota de poder en el CTB, puesto que la representatividad del Ayuntamiento de Barakaldo en estos momentos es ocupada por la portavoz del PP en el consistorio barakaldes, Amaya Fernández, como consecuencia del reparto de poder acordada entre el PSE y el PP de Barakaldo.

El PSE quiere dejar blindada su presidencia del Consorcio por lo que han procedido a la sustitución del primer edil de Barakaldo por el de la villa jarrillera. Lo mismo ocurriría en el seno del Ayuntamiento fabril, en donde el Alcalde en la sombra, Suances, está guiando el proceso para evitar que la salida de Rodríguez sirva para provocar una guerra de poder que pueda calar entre la afiliación socialista que todavía no ha olvidado cómo la ejecutiva socialista les impuso la lista de candidatos a las elecciones municipales.

Frente PSE+PP = El que reparte se lleva la mejor parte

Aduciendo supuestas proporcionalidades obtenidas tras los resultos de los pasados comicios de mayo, socialistas y populares han acordado en Barakaldo el reparto de los órganos de poder municipales.

Los grandes perjudicados han sido PNV Barakaldo y Bildu a los que el pacto encubierto PPSOE les han ninguneado y restado representatividad tanto en las comisiones informativas como en los organismos autónomos locales o en los organismos colegiados de las entidades supra o extra municipales.

Algunos políticos deben creerse que los barakaldeses somos tontos, ya que mediante acuerdos, que en este caso ni siquiera se atreven a reconocer, de momento, se arrogan una representatividad que no han avalado nuestras vecinas y vecinos con sus votos en las urnas.

Es la segunda ocasión que el PP de Barakaldo salva la difícil situación en la que Tontxu Rodríguez y sus compañeros socialistas quedaron tras el batacazo electoral de mayo (pérdida de casi 6.000 votos y 3 concejales). La primera recordamos que fue cuando el PP no apostó por el cambio al frente de la Alcaldía.

Tanto entonces como ahora, el PP hizo lo contrario de lo que dijo que no iba a hacer. Ahora nos encontramos ante un pacto claramente encubierto por puros intereses electoralistas. Socialistas y populares han tomado nota de que los ciudadanos de este país siguen sin entender y respaldar ese acuerdo que mantiene a Patxi López en Ajuria Enea y por ello el pacto entre las dos formaciones se va a mantener, aunque sea en la sombra y guardando las formas. Además, no podemos olvidar que PP y PSOE se juegan las elecciones generales que les llevaran a gobernar en el Estado español, por lo que de momento hay que guardar las apariencias hasta que pasen los mencionados comicios.

Barakaldotarrok hasta ahora no se ha equivocado en sus vaticinios (dijimos que Tontxu seguiría siendo Alcalde gracias al PP y que ambas formaciones iban a pactar. En esta ocasión y viendo las comisiones que van a funcionar en el Ayuntamiento nos atravemos a augurar que el PP, cuando decida quitarse la careta, es decir cuando su acuerdo no suponga una amenaza para sus cálculos electorales, se hará cargo de las delegaciones de Tercera Edad, Seguridad ciudadana y propablemente Participación Ciudadana e Inguralde.

Algunos se están retratando tan descaradamente que sería mejor que se quitaran la careta tras la que tratan de ocultarse. Más que nada por dignidad y por respeto a los barakaldeses.

Socialistas a la caza del sillón

Tontxu franqueado por los supuestos candidatos a sustituirle

La noticia se producirá más pronto que tarde  y a nadie le pillará fuera de juego. Los círculos cercanos al PSE de Bizkaia lo confirman y nadie lo desdice. Todo lo contrario, es el propio Tontxu el que a bombo y platillo lanza el mensaje a discrección.

Barakaldotarrok ya lo lleva adviertiendo y otros medios de comunicación se han hecho eco de la información.

Todas las fuentes coinciden en lo mismo, Tontxu lleva tiempo rogando y llorando por las esquinas que lo saquen de Barakaldo, y parece que la insistencia ha dado su fruto.

¿Pero a qué esperan?: Guerra interna a la vista

Tontxu parece ser que aceptó ser de nuevo el candidato socialista a la Alcaldía de Barakaldo. Pero la condición era clara: mantenerse como candidato, y aprovechar su “tirón”, a cambio de salir de Barakaldo en cuanto pasaran las elecciones. La ejecutiva bizkaina aceptó el ordago sin prever el tortazo electoral del PSE de Barakaldo (la candidatura de Tontxu perdió más de 6.000 votos y, en consecuencia, 3 concejales).

Ahora ha llegado el momento de mover a Tontxu y de “recompensarle” por su “excelente trabajo”.

Las hipótesis sobre el momento de la salida de Tontxu son variadas. Las hay desde las que la fijan en la Navidad, y Barakaldotarrok es de esta opinión, y los hay que piensan que el ritmo para su salida lo marcará la negociación para la configuración de un gobierno estable en el Ayuntamiento de Barakaldo.

Las preferencias socialistas parecen claras a a la hora de elegir compañero de viaje: el PP (estratégicamente no les conviene pactar con PNV Barakaldo, ya que los resultados al alza del partido de Amaia del Campo les convierte en clara alternativa a gobernar). Los populares han consentido la permanencia del PSE y de Tontxu al frente de la Alcaldía y, dadas las malas relaciones entre socialistas y populares en Barakaldo, la salida de Rodríguez de Barakaldo podría ser interpretado como un gesto por el electorado del PP que siguen sin entender que los socialistas “gobiernen” el Ayuntamiento barakaldes. La salida de Tontxu allanaría el camino de los populares a admitir públicamente, y sin rubor, un pacto con el PSE, pero la duda está en quien será el sustituto político de Tontxu al frente del Consistorio barakaldes.

Dos son los nombres que suenan, y precisamente esta doble alternativa es la que está ralentizando el acuerdo. Por una parte, se oye el nombre del actual portavoz socialista, Alfonso García. Quienes le conocen dicen que lleva años peleando por el puesto de Tontxu y consideran que no admitirá que “después de todo lo que ha hecho por el partido”, éste le siga relegando al puesto de portavoz y mamporrero de la oposición.

El otro candidato que suena es Carlos Fernández, el actual concejal de Cultura. Este antiguo empleado de Ikea es considerado por las filas siocialistas como alguien “demasiado gris” como para sustituir a un “personaje de peso” como Tontxu.

Algunas voces definen la situación como “socialistas a la caza del sillón”. Pero lo que no cabe lugar a dudas es que las quienielas están abiertas, y según dicen las personas que conocen los entresijos de la familia socialista barakaldesa, no se resolverá hasta que lo decida el verdadero Alcalde de Barakaldo, el poder en la sombra, Jesús María González Suances.

Barakaldotarrok seguirà informando.

¿PP y PSE caminan juntos hacia el altar? El pacto PPSOE podría estar cada vez más cerca

El pasado lunes, 20 de junio, el PSE de Barakaldo comenzó una serie de contactos con el resto de partidos con representación en el Ayuntamiento. El objetivo es, según los socialistas, tratar de conseguir un acuerdo que dé “estabilidad” para el Gobierno municipal durante la legislatura.

El orden seguido para llevar a cabo los encuentros fue de menor a mayor, o lo que es lo mismo, primero IU, y en último lugar el PNV, pasando por Bildu y el PP. Lo cierto es que poco o nada ha transcurrido de las reuniones a las que acudieron el portavoz del PSE de Barakaldo y otros dos miembros de la ejecutiva socialista fabril. Sí ha transcendido la imagen de debilidad ofrecida por el equipo que actualmente gobierna el Ayuntamiento de Barakaldo, que debido a los desastrosos resultados electorales se ve obligado a buscar compañero de viaje en la legislatura recién iniciada.

A tenor de los movimientos realizados queda en evidencia que el PSE tiene prisa por oficializar, cuanto antes, el pacto que le lleve hasta 2015 al frente de la Alcaldía. A lo largo de esta mañana han visitado el Ayuntamiento de Barakaldo el Secretario de Organización del PSE de Bizkaia, Iñaki Egaña, así como la portavoz del PP de Bizkaia, Esther Martínez. Los comentarios al respecto han sido claros por parte de algunos funcionarios y trabajadores municipales: “¡Están cerrando el pacto!”.

De producirse este acuerdo, nada disparatado si tenemos en cuenta que Tontxu sigue siendo Alcalde gracias al PP de Barakaldo, los barakaldeses tendríamos que soportar el pacto PPSOE, que en estos momentos sustenta a Patxi López en la Lehendakaritza. Para algunos puede suponer un drama, otros constarán que el aviso del pacto realizado durante la campaña por la candidata del PNV, Amaia del Campo, no era un brindis al sol. Lo cierto es que este pacto ya lo conocimos los barakaldeses durante los años 2004-2007. La conclusión de aquel período: la subida indiscriminada de un 500% del impuesto de la plusvalía ordenada por el PP y apoyada por el PSE, que afectó a más de 2.500 familias barakaldesas… O la denuncia interpuesta recientemente por la izquierda abertzale contra Tontxu y otros concejales del PSE y del PP por un presunto delito de prevaricación relacionada con la forma en que se adjudicaron las viviendas de La Siebe.

Lo cierto es que el partido “elegido” o que se deje elegir para compartir gobierno con Tontxu y los suyos puede estar metiéndose en un laberinto sin salida que le puede reportar más prejuicios que beneficios. La situación económica del Ayuntamiento es calamitosa. Las cuentas no dan y el PSE, junto con el partido que le acompañe en este viaje, se van a ver obligados a subir los impuestos de los barakaldeses o a recortar servicios o programas municipales. Ambas medidas nada “populares”.

En definitiva, los socialistas ofrecen un caramelo envenenado, ¿quién será el que decida comérselo con envoltorio y todo? Para Barakaldotarrok la cosa empieza a estar clara.

En Navidad llega el turrón y Tontxu se va

Tontxu con la makila (foto de Barakaldo Digital)

Los resultados electorales del 22 de Mayo han dejado un difícil panorama para Tontxu y los socialistas barakaldeses. La pérdida de más de 6.000 votos por parte del PSE ha conllevado una merma de representación en el pleno, de 11 a 8 concejales, lo que les obliga a buscar un pacto urgente que les asegure la acción de gobierno en los próximos cuatro años. A parte de eso, los corros de las familias socialistas barakaldeses exigen responsabilidades por un pírrico resultado del que responsabilizan a Tontxu y su equipo.

El pasado sábado Tontxu volvió a ser reelegido alcalde, y según la portavoz jeltzale Amaia del Campo ha sido posible después de que ni PP, ni Bildu ni EB hayan respondido a las ansias de cambio planteadas por los barakaldeses. Es totalmente respetable la actitud de cada partido, y que cada fuerza política se haya votado a si misma, lo que no es de recibo es que algunos intenten tomar el pelo a las vecinas y vecinos.

El PP de Barakaldo, en boca de su portavoz Amaya Fernández, aseguró durante la campaña y después también que con sus votos no iba a aupar a Tontxu Rodríguez a la Alcaldía. La popular cumplió su palabra y no le votó durante el pleno de investidura,  pero aún así le aseguró la alcaldía al PSE, valiéndose para ello de la maniobra de votarse a si misma.

El PSE no puede gobernar en este nuevo escenario, por lo que tiene que buscar cuanto antes un acuerdo. En la última legislatura se valió de EB (lo que le ha pasado factura a la formación de izquierdas que ha perdido 1 de los 2 concejales con los que contaba). En esta ocasión esta fórmula no le va a servir, ya que ambas formaciones no suman los 13 concejales que garantizan la mayoría absoluta del Pleno.

Las cifras sí les dan a los socialistas si suman sus votos a los del PP. Algo que vendría a confirmar la estrategia frentista de populares y socialistas que ya mantienen desde el Gobierno vasco. De todas formas, en el caso de Barakaldo existe un problema y es que las relaciones personales entre el PP y el PSE de la localidad están rotas, gracias a la actitud maleducada y frentista que los socialistas han mantenido contra Amaya Fernández a la que han insultado y denigrado en público en numerosas ocasiones durante la pasada legislatura.

La solución a este entuerto es fácil: por una parte, la salida de Tontxu Rodríguez de Barakaldo, algo que el mismo mandatario socialista fija para las próximas navidades, vendría a allanar el abrupto camino de las actuales relaciones rotas. La otra alternativa es la imposición de un pacto con el PSE, por parte de la ejecutiva del PP a su partido en Barakaldo  (como ha sucedido con la elección de Tontxu Rodríguez, con la desautorización pública de Basagoiti a los deseos del PP barakaldes).

Barakaldo y nuestras vecinas y vecinos no se pueden permitir una situación de parón institucional. Son muchos los proyectos que se han de poner en marcha para que la ciudad siga en marcha y sobre todo es prioritario luchar contra el paro, que en estos momentos azota a cerca de 8.400 barakaldeses. Barakaldotarrok aseguró al día siguiente de las elecciones que Tontxu iba a volver a ser alcalde, en esta ocasión nos atrevemos a augurar, de nuevo, un pacto PP y PSE en Barakaldo. El cambio no ha sido posible y los vecinos tienen que saber quienes son los responsables no sólo de que Tontxu se mantenga en el poder sino del futuro acuerdo entre populares y socialistas.

Habemus Alcalde: Habemus Tontxu

Larga y tensa noche de resultados electorales. Los nervios se entremezclaban con las caras de ilusión y alegría de algunos y con las de angustia, miedo y agobio de otros. Mientras la candidatura de EAJ-PNV, con Amaia del Campo a la cabeza, disfrutaba eufórica en Sabin Etxea de los magníficos resultados obtenidos, las caras de Tontxu y los suyos eran un poema en el Hotel Domine de Bilbao, en donde ni siquiera la llegada de Isabel Muelas sirvió de consuelo para el malogrado candidato socialista barakaldes.

El 22 M va a pasar a la historia de los comicios electorales de Barakaldo. Frente al ascenso en votos de PNV Barakaldo (de 5 a 7 concejales), la debacle del PSE de Tontxu, que con su “particular” manera de “gobernar” el Ayuntamiento de Barakaldo desde la lejanía y la prepotencia, le han llevado a que su partido logre la cifra más baja de votos en unas municipales desde las elecciones de 1979.

Han sido dos formas diferentes de hacer política en los últimos cuatros años. Frente a la cercanía y la naturalidad de Amaia del Campo y su equipo, la “forma de hacer política de los 11 concejales del PSE”, ahora 8 tras el fracaso electoral de ayer.

En el camino, los otros partidos. Con un impresionante y esperable ascenso de Bildu en el Ayuntamiento con 4 ediles (aunque no tanto como había pronosticado la persona de confianza de Tontxu, que “según sus encuestas: el PSE se mantenía o incluso subía, Bildu subía a 5 y el PNV recibía un fuerte varapalo bajando de los cinco concejales”. En fin, que esta señora nos diga quienes les hacen las encuestas para no contratarles, porque no dan ni una). El PP también sube un concejal, supuestamente del voto español del PSE desencantado con la situación económica del país y que pide un cambio de ZP por Rajoi). EB pierde un concejal, previsible, teniendo en cuenta que han estado 4 años desaparecidos en el Ayuntamiento, y eso es algo que se paga. Del resto de fuerzas poco que decir: Aralar, con más voluntad que otra cosa y el PSyV, que de ellos solo se supo que pusieron un cartel con su candidata en la Herriko Plaza.

Ahora llegan los pactos, acuerdos, cambalaches… Pero tranquilos, según se oía hoy en el Ayuntamiento, la cosa ya está hecha. El PP acordará con el PSE porque “la cosa viene de arriba” y de esa forma Tontxu y los suyos se perpetuarán cuatro años más en el poder. De nada servirá el cansancio de los barakaldeses ni sus ganas de cambio. Atrás quedarán los desplantes y los insultos personales de los socialistas a la portavoz del PP, así como las promesas de ésta durante la campaña: “El voto al PP no servirá para aupar al candidato socialista a la Alcaldía“.

Está claro que PSE y PP coinciden en muchas cosas, entre ellas en la falta de palabra. Así lo demostró Patxi López cuado dijo que no pactaría con el PP y así lo hará Amaya Fernández con Tontxu. El “Todo por la patria” está asegurado en Barakaldo.

¿Tolerancia cero en Barakaldo o un cero en materia de seguridad ciudadana para el Ayuntamiento?

En la última quincena del mes de marzo los vecinos de Barakaldo veíamos nuestros buzones inundados de publicidad política tanto del PSE como del Ayuntamiento, que al final “Tanto monta, Monta tanto”… En los numerosos periódicos, folletos, planos y cuantos formatos uno pueda imaginarse, eso sí a cada cual más caro, los socialistas barakaldeses venían a vender su “fabulosa” gestión al frente del Ayuntamiento, la enorme transformación que la ciudad sigue sufriendo gracias a ellos y lo bien que Tontxu lo ha venido haciendo.

Pero en esos balances de la gestión de la legislatura 2007-2011, Barakaldotarrok echa en falta algo que preocupa sobremanera a nuestros vecinos, y que está claro que el equipo de gobierno socialista quiere ocultar, y es el fallecimiento de 3 personas en la zona de ambiente de Barakaldo debido a diferentes peleas en el período que abarca desde enero de 2008 a abril de 2011.

Barakaldo debido a este tipo de noticias se ha convertido tristemente en protagonista de numerosos titulares de prensa, en los que nuestro pueblo parece ser un peligroso lugar para vivir en el que los navajeros campan a sus anchas. No hay más que hacer una simple búsqueda en google (peleas Barakaldo) para encontrar vídeos, noticias, blogs, chistes y demás desgraciadas referencias a este asunto:

“Muere un joven que estaba en coma por una pelea en una discoteca de Barakaldo”

“Un joven colombiano de 23 años -J. C. R.-, vinculado a la antigua ‘banda del Happy’ de Barakaldo, falleció el jueves después de permanecer diez días en coma a raíz de una pelea que mantuvo con otros jóvenes en las inmediaciones de la discoteca Megapolis, ubicada en la calle Zaballa de Barakaldo. La reyerta se produjo en Nochebuena (Noticia publicada el 5 de enero 2008)”.

“Muere un joven de 21 años en Barakaldo tras recibir una cuchillada cerca del corazón”

“Un joven de 21 años ha fallecido esta pasada noche en la localidad vizcaína de Barakaldo tras recibir un cuchillazo “cerca del corazón” durante una pelea, según ha informado el Departamento vasco de Interior. La muerte se produjo en torno a las 5:40 horas de esta pasada noche en la calle Juan Sebastián Elcano, cerca de una zona de copas de Barakaldo (Noticia publicada el 15 de mayo de 2010)”.

“Muere al recibir un puñetazo tras mediar en una pelea”

“Gregorio celebraba con varios amigos su cumpleaños. Cuando se encontraba en un bar de Barakaldo, intentó mediar en una pelea, pero recibió un puñetazo que le produjo graves lesiones. Una semana después moría en el Hospital de Cruces (Noticia emitida el 12 de abril de 2011)”.

Los barakaldeses estamos hartos de que el nombre de Barakaldo se siga asociando a este tipo de luctuosas noticias, propias de la crónica negra. Pero ¿qué están haciendo desde el Ayuntamiento para solucionar este problema? A la vista de los resultados: poco o nada. Tan sólo están buscando los grandes titulares, montando espectaculares dispositivos policiales nocturnos en la zona conflictiva para demostrar ante los medios de comunicación lo bien que lo hacen y lo en serio que se toman este asunto. “Tolerancia cero”, “Guerra al navajero”, “un policía municipal cada 16 metros”, “instalación de cámaras de videovigilancia”, “clausura del polemico bar”, “Barakaldo es el municipio más seguro”… Pero con la muerte violenta del último vecino, se ha demostrado que tristemente la historia ha vuelto a repetirse y que algo está fallando reiteradamente.

De esto nada aparece en la fastuosa publicidad que el Alcalde paga con el dinero de todos los vecinos. Tontxu ni siquiera ha dado la cara para informar sobre el último fallecimiento. Eso sí, ayer apareció en prensa como si nada hubiera ocurrido y avisó a los barakaldeses de las consecuencias de maltratar las bicicletas que el Ayuntamiento pondrá a disposición de los vecinos a través del sistema de préstamo o a aquellos otros a los que pillen llevándose algunas de las 16.700 plantas que van a plantar en nuestro municipio.

Mientras los que nos gobiernan no se decidan a intervenir de una manera seria y únicamente se intente desviar la atención con el titular fácil y efectista los barakaldeses tendremos que decir que Tontxu y los suyos han sacado un CERO en materia de seguridad ciudadana y que su política en este apartado es y ha sido un rotundo fracaso. Lástima que de esto no nos hablen en la abundantísima publicidad que el Alcalde paga con nuestro dinero.