El PSE sigue sin desvelar si Tontxu Rodríguez repetirá como candidato a Alcalde

Es curioso oír hablar al cerebro gris del socialismo vasco, al secretario de Organización del PSE-EE y alcalde de Portugalete, Mikel Torres, sobre los próximas elecciones municipales de 2011. Y resulta curioso sobre todo por la capacidad de abstracción que demuestra a la hora de reinterpretar la actuación de su partido en los últimos años.

Con un lehendakari mantenido gracias al apoyo de los populares y con varias alcaldías en Bizkaia en las que PSE y PP comparten y sustentan el equipo de gobierno, como en el propio Portugalete o Basauri, el hombre de confianza de Patxi López se ha atrevido a anunciar que no habrá un futuro pacto a priori con los de Rajoy y Basagoiti. Lo mismo dijeron los socialistas en las autonómicas y la misma noche electoral López se lanzó a los brazos de los populares sin ningún tipo de rubor y a la desesperada tras comprobar el descalabro de unos resultados que demostraron que su proyecto no era avalado por la sociedad vasca que volvía a dar el triunfo a Ibarretxe.

Llama la atención que el anuncio haya servido además para realizar su análisis sobre la situación de algunos municipios y los cabezas de lista que disputarán las Alcaldías. Menciona la importancia del “caladero” de votos de Ezkerraldea y curiosamente no menciona al mayor de los municipios, es decir Barakaldo.

Si Tontxu Rodríguez será de nuevo el candidato o no sigue siendo un misterio, y las declaraciones de Torres poco o nada han servido para resolver la incógnita . Son muchas las variables que los mandatarios socialistas deben estar sopesando para volver a dar por buena la candidatura del actual Alcalde de Barakaldo. Entre otras, el descenso de popularidad de Tontxu debido a las noticias que a lo largo de los últimos meses han venido apareciendo y que han puesto en entredicho la supuesta transparencia en la gestión del mandatario socialista. También estarán pendientes de esperar al final del verano para conocer los nombres de las personas que encabezarán las listas de partidos como UPyD o el Partido Social y Vasco (surgido de la escisión de los socialistas en Sestao y que ha anunciado que se presentará en otros municipios del Gran Bilbao, entre ellos en Barakaldo), ya que ambos partidos por su ideología y perfil pueden restar votos al PSE.

Lo único cierto es que a estas alturas el único partido que tiene no sólo elegido a su aspirante a la Alcaldía sino al equipo que le acompañará es el Partido Nacionalista Vasco, que ha vuelto a confiar en su actual portavoz, Amaia del Campo. La incógnita tampoco está resuelta respecto al PP, EB o incluso la izquierda abertzale (de la que queda saber si como hace cuatro años le permitirán presentarse a las elecciones).

El PSE de Barakaldo usa la mentira como estrategia política y comunicativa

El uso de la mentira en política es muy peligroso. Según los expertos, el político que es pillado mintiendo corre el riesgo del desprestigio y pierde a partir de ese momento toda credibilidad entre sus conciudadanos. Si esta teoría se cumple el PSE habría cometido dos errores graves ante los barakaldeses que les pueden pasar factura en cuanto a su credibilidad o mejor dicho la falta de la misma.

Julio no ha sido un buen mes para el portavoz del PSE barakaldes. En las últimas semanas ha quedado al descubierto que el uso de la mentira es utilizada de manera habitual en sus labores como representante de los vecinos de Barakaldo y como portavoz de los socialistas de nuestra ciudad. Este concejal, de una manera incomprensible y torpe, ha tratado de tergiversar en diferentes ocasiones una serie de hechos que han sido noticia estos días, intentando negar una realidad avalada por documentos que evidencian que esta persona está incapacitada para la política en Democracia. Porque el político que miente es enemigo de la Democracia, aunque haya sido elegido democráticamente.

En las últimas dos semanas las salidas de tono, los insultos y las falsedades empleadas por este concejal socialista no han pasado desapercibidas para nuestros vecinos, que han asistido a las torpes maniobras diseñadas para intentar manipular la realidad y han podido comprobar como el portavoz socialista ha quedado en entredicho y en el mayor de los ridículos cuando las víctimas de su campaña de falsedades y difamación han demostrado con documentos que este individuo había mentido descarada y deliberadamente a la opinión pública.

La primera de sus víctimas fue la portavoz de EAJ-PNV en Barakaldo, Amaia del Campo, quien recientemente anunció públicamente que renunciaba a su puesto de Directora-Gerente del Centro de Desarrollo Empresarial de la Margen Izquierda para centrarse en exclusiva a la labor de portavoz del Partido Nacionalista Vasco en el Ayuntamiento, una vez que su partido de forma unánime había  renovado su confianza en ella para disputar la Alcaldía de Barakaldo y después de haber cumplido los objetivos que se había marcado cuando asumió la dirección del CEDEMI. Durante el anuncio de su despedida esgrimió una serie de datos que avalaban que durante su gerencia la institución que dirigió había registrado los mejores resultados de su historia.

El portavoz socialista en cuestión ha querido llevar la guerra política al CEDEMI, en donde es representante por el Ayuntamiento de Barakaldo. Tras conocer la despedida de Amaia del Campo, el susodicho apareció en prensa insultando a la portavoz nacionalista y diciendo que los datos sobre la gestión empleados por ella eran mentira. Tuvieron que ser los propios responsables del PSE en la SPRI del Gobierno Vasco, los que le obligaran a rectificar a su compañero de partido, ya que los datos ofrecidos por Del Campo eran ciertos y figuraban en la memoria que el protagonista del suceso debería haber estudiado o sabido interpretar antes de salir a prensa. Eso o que su objetivo era intentar empañar la gestión de la portavoz del PNV aunque fuera mintiendo. Parece que éste es el verdadero objetivo de los socialistas, si tenemos en cuenta que en los últimos días han convertido a Amaia del Campo en centro de una campaña de insultos y mentiras en su blog oficial.

La segunda gran “metedura de pata” del socialista, la duda es si fue malintencionada como en el caso del PNV o si fue un “error”, tuvo como víctima al PP de Barakaldo a cuya portavoz también insultó reiteradamente, acusándola precisamente de mentir, sobre la asunción de la propuesta del sistema de alertas vía SMS para comerciantes. Una vez más el portavoz del PSE quedó en evidencia cuando desde el PP demostraron con un decreto de Alcaldía que la idea era de ellos y que quien estaba mintiendo era de nuevo el portavoz socialista.

El PSE de Barakaldo está actuando de una manera incomprensible para las personas que hacen seguimiento a diario de la actualidad municipal. La ciudadanía considera que este equipo de Gobierno está haciendo poco o nada por Barakaldo y, además, no comprende la virulencia de sus ataques contra la oposición y los medios de comunicación no afines. Se ha establecido la estrategia de que toda “verdad” que no salga de la boca de un representante del equipo de gobierno, es una mentira. Y toda mentira que sea dicha por el gobierno debe ser considerada por los barakaldeses y los periodistas como la más absoluta verdad. A la cabeza de esta campaña se encuentra el propio Tontxu Rodríguez, como ya tuvimos ocasión de analizar en otro artículo de este blog.

El juego sucio y los engaños no salen rentables a largo plazo. ¿Por qué? Porque minan la confianza. Y, sin confianza, la política constructora de futuro es imposible. Los fines políticos no pueden justificar medios inmorales. O sea, la veracidad, que está reconocida desde la Ilustración como condición previa fundamental para la sociedad humana, no sólo es un requisito para los ciudadanos individuales sino especialmente para los políticos.

Parece que el PSE de Barakaldo se ha lanzado a hacer suya las teorías del Ministro de Propaganda nazi Goebbels, quien dijo que “toda falsedad es más creíble cuanto mayor sea… y que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”.

En política no todo vale, y el PSE debería mostrar educación y consideración a los que no opinan como ellos. No pueden intentar manipular las mentes de nuestros vecinos ni insultar su inteligencia tergiversando de manera tan burda los hechos y la realidad. Como señala el intelectual italiano Paolo Flores D’Arcais, “la aniquilación de la verdad y la aniquilación de la democracia caminan al mismo ritmo, constituyen dos indicadores recíprocos y convergentes: las libertades públicas y las mentiras políticas circulan de forma inversamente proporcional”.

¡Respeto para los barakaldeses!

Cualquier disculpa, por cara que sea, es buena para vender a Tontxu

Una vez más la figura del Alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, vuelve a estar en el centro del huracán. El pasado día 20 Osakidetza conmemoraba el 55 Aniversario del Hospital de Cruces, y lo hizo con la celebración durante toda la jornada de una serie de pomposos espectáculos fuera de toda lógica en la época de crisis que vivimos.

La duda que a uno le queda es si lo que se quería homenajear era al centro hospitalario o si todo fue un burdo montaje por parte del PSE con el que buscaban vender la imagen de Tontxu Rodríguez, que se convirtió en el protagonista de la jornada. La sombra de la duda se extiende y el grupo de EAJ-PNV ha solicitado explicaciones en el Parlamento Vasco. “Esperamos que Osakidetza no esté pagando publirreportajes de la campaña electoral del Sr. Tontxu Rodríguez para la Alcaldía de Barakaldo”, según la parlamentaria jeltzale Fátima Ansotegi

Las quejas por lo desmedido de la conmemoración también se hicieron extensivas entre los trabajadores del centro hospitalario. Los sindicatos ELA, LAB y ESK criticaron esta conmemoración «totalmente injustificada en momentos de crisis económica y de ajustes presupuestarios”. Los representantes de los trabajadores dijeron que sólo sirvió para el “auto-bombo” en los medios de comunicación.

Mientras las listas de espera de pacientes y las quejas de los usuarios por la pérdida de calidad en el servicio aumentan, y las reclamaciones por falta de personal y un empeoramiento de sus condiciones laborales son cada vez más habituales, el PSE, con Tontxu a la cabeza, se dedica a pasear por Gurutuzeta en tono triunfal, como si viviera una realidad paralela ajena a la crisis económica que nos afecta y acecha a los ciudadanos.

Una vez más Tontxu unido a saraos y a la polémica. ¿Estará el PSE buscando disculpas para pasear al Sr. Rodríguez y potenciar su imagen de cara  a la inminente campaña a la Alcadía baracaldesa? ¿Estará el Lehendakari Patxi López permitiendo que se paguen estas campañas y saraos con el dinero de todos los vascos y vascas, a través de los presupuestos del Gobierno vasco? ¿Es lógico que se anuncie desde Osakidetza que van a acabar con 102 puestos de trabajo en el Hospital de Cruces como medida contra la crisis y por otro lado se gaste el dinero en montar este tipo de espectáculos?

“Si yo tuviera una escoba…”

Reza así el estribillo de una popular canción del pop español. Y sigue “…cuantas cosas barrería”. La simpleza de la frase da píe a la profundidad que uno le quiera conceder. ¿Quién no se ha parado a pensar alguna vez qué problema le gustaría barrer?

El alcalde Tontxu Rodríguez se ausentaba desde el jueves de Barakaldo. El motivo era que tuvo que acudir hasta Getafe a recoger la Escoba de Platino, galardón concedido a la localidad fabril por la calidad de su limpieza viaria.

Hasta aquí todo normal, pero como viene siendo habitual, el Sr. Rodríguez se hizo acompañar de un séquito de personas, entre los que se encontraban asesores ejecutivos y concejales, como la Delegada de Acción Social. En épocas de crisis es incomprensible que los políticos sigan apuntándose a viajes y estancias que tienen que ser abonadas por todos los barakaldeses. ¿Quién se puede imaginar para qué fue la concejala de Acción Social a una entrega de premios sobre la limpieza viaria? Estaría bien que si a este equipo de Gobierno le queda algo de decencia explicara el motivo de tan interesante viaje así como los gastos que a las dañadas arcas barakaldesas les va a suponer este fin de semana de asueto para los cargos socialistas.

Pero mientras esto ocurría, parece que la portavoz del PNV en Barakaldo, Amaia del Campo, sí tenía claro para que querría la escoba de la canción. El pasado viernes la portavoz nacionalista se hizo eco de una serie de quejas de los vecinos de La Inmaculada, en el barrio de Gurutzeta. Estas personas venían quejándose de la suciedad que acumulaban las escaleras mecánicas del barrio, que por cierto encima no funcionaban desde hacía algunos días, así como de la presencia de unos contenedores de basuras que dificultan la visión de los peatones que tienen que atravesar una paso de cebra provisional.

La Sra. Del Campo tan sólo trasladó a los responsables socialistas las quejas vecinales. Eso es lo que tendrían que haber entendido los mandatarios del PSE, que lejos de asumir que existía un problema en esa zona de Barakaldo, se dedicaron a lo largo de toda la tarde del viernes a emitir notas de prensa, a cada cual más dura, insultando y vejando a la concejala del PNV.

¿Tontxu, si tú tuvieras una escoba, cuántas cosas barrerías? Seguramente a todos aquellos que critican como estás gestionando Barakaldo. Tendrías una ardua tarea porque cada día son más, pero estoy seguro de que tendrías mucha ayuda, seguramente la de todos esos que en tu nombre y en el de tu partido se dedican a insultar a los políticos de la oposición o a los medios de comunicación que dejan en evidencia vuestras carencias, falta de educación y simplicidad, o la de los que te han acompañado en el viaje a Getafe, porque claro en los tiempos que corren viajar por la cara está guay, ¿verdad?

En Barakaldo crisis, ¿qué crisis?. De fiesta en fiesta y tiro porque me toca

Mientras más de 7.000 barakaldeses engrosan las listas del paro y tienen verdaderos problemas para llegar a final de mes, el alcalde Tontxu Rodríguez aparece en la palestra vanagloriándose y anunciando a bombo y platillo la celebración el próximo sábado día 8 del Día de de Europa.

Esa conmemoración del todo loable y plausible sólo tiene un pero, y es que los barakaldeses estamos acostumbrados a ver como el equipo de gobierno socialista aprovecha cualquier disculpa, por ridícula que sea, para gastar cantidades ingentas del dinero público de nuestros vecinos.

En estos momentos de incertidumbre es cuando, más que nunca, hemos de invertir esfuerzos en sumarnos a esta causa común que es Europa“, afirma el alcalde, el socialista Tontxu Rodríguez. Sería bueno que Rodríguez y sus compañeros socialistas bajaran a la calle y miraran a los ojos de nuestros vecinos parados y que les explicaran ese ridículo argumento, preludio de un nuevo y costoso sarao .

El Alcalde de Barakaldo o no sabe o no quiere enterarse de los datos datos que habitualmente repiten desde la Plataforma Berriotxoak:

  • “Cada semana son desahuciadas de sus viviendas 5 familias. 263 familias de Barakaldo han perdido su vivienda en el año 2009.
  • 13.612 personas tienen un empleo en precario, con una tasa del 30% de precariedad laboral; la media en la CAPV está en el 21%.
  • Cada mes 250 familias se acercan a los servicios sociales para solicitar algún tipo de ayuda social.
  • O que las peticiones al Banco de Alimentos de Barakaldo han aumentado en los últimos meses en un 20%. Cada semana se acercan a esta institución benéfica 151 familias para recibir lotes de alimentos que les permitan comer todos los días”.

Los barakaldeses empezamos a estar hartos de tanto fasto inútil, que encima lo pagamos a escote entre todos. El PSE de Barakaldo está en campaña, así es que ya podemos ir preparando las carteras.