El Gobierno vasco recompensa y avala el estilo de Tontxu Rodríguez de hacer política

(Foto Deia)Pocas veces un nombramiento había suscitado tantos comentarios entre los internautas. El anuncio de la designación de Tontxu Rodríguez como presidente del Consorcio de Transportes de Bizkaia ha servido por una parte para dar píe a la rumorologia sobre su continuidad como candidato a la reelección como alcalde de Barakaldo. Y por otra ha servido para comprobar los sentimientos que suscita el personaje en cuestión entre los lectores de diarios y blogs digitales: Deia, El Correo o Barakaldodigital, por ej.

Los seguidores de Tontxu, tanto los que están en nómina del partido como los convencidos ideológicamente, que también los hay, se han tenido que esforzar por intentar introducir comentarios alabando la figura del actual regidor barakaldes, ensalzando para ello la supuesta capacidad gestora y de trabajo del político socialista. Pero lo cierto es que, a tenor del resultado final, ha sido un esfuerzo infructuoso, ya que los comentarios en contra del nuevo presidente del CTB han sido innumerables, amparándose para criticarlo en la gestión que viene haciendo al frente del Ayuntamiento de Barakaldo, y que, a tenor de las entradas de los internautas, se puede entender de mil maneras menos transparente.

Sin entrar a analizar la forma en que los socialistas han logrado el control del CTB, fruto de la guerra declarada por el PSE y el Lehendakari López contra la Diputación de Bizkaia y el PNV, lo cierto es que el nombramiento de Tontxu y sus palabras tras su designación han causado cuanto menos sorpresa e incredulidad entre los barakaldeses: “Queremos abrir una etapa que esté centrada en la eficacia, la buena gestión y la optimización de los recursos económicos”.

A priori, esta declaración de intenciones provenientes de un gestor de la cosa pública es plausible. Pero si tenemos en cuenta que el Ayuntamiento gestionado por Rodríguez es el peor en cuanto a la transparencia en las contrataciones y sus finanzas, según la organización Transparencia Internacional, que tras analizar los 110 consistorios más grandes, explica que, además de la pésima situación en contrataciones y transparencia financiera, el Gobierno de Tontxu es, a nivel general, uno de los 12 menos transparentes del Estado español.

Las noticias sobre supuestas irregularidades en la gestión municipal, la constitución de pseudo comisiones de investigación que no sirvieron para nada porque ese era el objetivo desde su creación, etc., no harían aconsejable que el Gobierno Vasco designase para un puesto de responsabilidad a un político que se negó a debatir una moción presentada por la portavoz de EAJ-PNV, Amaia del Campo, en la que se pedía que todos los corporativos barakaldeses mostraran su compromiso con la transparencia en la gestión municipal. Lejos de debatirla, Rodríguez arremetió con insultos contra la representante abertzale diciendo que era una “ocurrencia absurda y extravagante“.

El estudio de Transparencia Internacional era demoledor, ya que concluía que “el Ayuntamiento de Barakaldo suspende, de lejos, en transparencia urbanística y sólo obtiene 38,9 puntos sobre 100, lo que significa que está 10 puntos por debajo de la media de los municipios españoles medidos. Incluso Marbella está por encima de Barakaldo y consigue 44,4 puntos sobre 100. Barakaldo está en el número 67 de la clasificación de 100 municipios”.

¿Aplicará Tontxu al CTB el mismo modelo de gestión que en el Ayuntamiento de Barakaldo?

Anuncios