Mucha “posadera” para tan poco asiento

Tontxu Rodríguez, cada vez más alejado de Barakaldo

Los mentideros barakaldeses están que arden ante el próximo relevo de Tontxu al frente de la Alcaldía de Barakaldo. Finalmente  parece que se ha deshojado la margarita y que su sustituto será el actual concejal de Cultura, Carlos Fernández. Por lo tanto, el eterno segundón, el portavoz socialista, Alfonso García, tendrá que seguir viendo los toros desde la barrera al verse relegado de su más ansiado deseo de ser el primer edil de Barakaldo.

¿Y, mientras tanto, qué ocurre con Tontxu? Dicen los que le conocen que se encuentra como los antiguos soldados que tenían que hacer la “mili” de manera obligatoria y que día a día iban tachando los números del calendario para así hacer más llevadero su regreso a casa. La fecha de salida vendrá marcada por el paso del 20-N, entonces y tal como ya avanzó Barakaldotarrok, Tontxu se incorporará como portavoz del PSE en las Juntas Generales de Bizkaia.

Algunos dicen que es un castigo, ya que no es una salida muy honrosa para el Alcalde de Barrakaldo, que recordemos es el único gran municipio que gobiernan los socialistas tras la debacle electoral del 22 de Mayo, en que perdieron las alcaldías de Donostia o Gasteiz.

Pero, ¿cuál es el problema? La situación creada tras la pérdida de las Alcaldías ha empujado al PSE a convertir el Gobierno vasco en una oficina de Lanbide en el que están recolocando a todos los que se han quedado sin sueldo en los Ayuntamientos en los que gobernaban. El último caso conocido ha sido el de Txema Oleaga, el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, que lo han recolocado en la Administración de Patxi López, “gracias a sus méritos”, aunque para ello hayan tenido que dividir en dos una Dirección que ya estaba siendo ocupada por Nagore de los Ríos, persona de confianza del de Coscojales o el “hijo de Lalo”, como se conoce al actual lehendakari.

En definitiva, a Tontxu le ha pasado aquello de mucha “posadera” para tan poco asiento y se ha agarrado al último clavo ardiendo que parece quedar. En cualquier caso, hay que reconocerle a Antonio Julian Rodríguez Esquerdo, alias Tontxu, que esa maniobra no le puede salir tan mal, ya que la Legislatura está recién comenzada y por lo tanto va a contar con casi 4 años de sueldo como portavoz en Juntas, mientras que el resto de sus compañeros recolocados en Gobierno vasco saben que la cuenta atrás continúa y que es más que probable que en las próximas autonómicas el pacto que mantienen con el PP de Basagoiti no les sea suficiente como para perpetuarse en una sillas que no consiguieron con el apoyo popular a través de las urnas.

Anuncios